ALEXIS RAGO.


                                                                                     ALEXIS RAGO


Ganó seis premios de composición y pasó sus últimos 40 años fuera del país, No creía en la inspiración sino en el trabajo cotidiano. Sus interpretaciones y composiciones ­muchas de ellas estrenadas en el extranjero­ emanaban el profundo amor que sentía por Venezuela.

De ese sentir estaban cargadas sus obras sinfónicas y sus piezas para piano y para trío, entre otras. Desde Londres plasmó al venezolano en el pentagrama.


El compositor venezolano Alexis Rago nacido en la ciudad de Caracas, el año 1930; falleció en Mónaco el pasado 06 de enero, a las 7:30 p.m. Rago padecía la enfermedad de Parkinson, que lo fue consumiendo durante varios años, informó el guitarrista y también compositor Alfonso Montes.

"Sin embargo -agrega-, Rago no dejó de componer y tan sólo hasta hace unas semanas estuvo escribiendo y ordenando ideas para nuevos proyectos musicales. Deja un legado inmenso de obras musicales, entre ellas una prolífica obra para guitarra".



Montes añadió que el próximo 14 de febrero se celebrará la Rago Competition (en honor al maestro ahora fallecido), "un concurso para guitarristas jóvenes con los auspicios de la Alcaldía de Stuttgart (Alemania), la Escuela de Música de esa ciudad, D'Addario Foundation, la editorial Chanterelle Verlag, el luthier Vicente Carrillo (Valencia-España), entre otros".

Rago se formó en Europa, y entre sus obras figura la ópera Miranda y el poema sinfónico Auyantepuy, que le valió su primer Premio Nacional de Composición en 1963.



Su Historia

Escribió óperas como Florián, que remontó a los espectadores a un puerto de la Península de Paria en el año 1800. "Nunca me ha tentado componer algo sobre un soneto de Shakespeare. Sé que cualquier inglés podría hacerlo mucho mejor que yo. En cambio, ninguno de ellos podría afrontar con éxito esta clase de argumentos", declaró en 1977 el pianista y compositor Alexis Rago. Familiares, amigos, músicos y artistas lamentan su partida.


En vida, el pianista recibió elogios de críticos como Alan Faiers: "Rago es el maestro del semi-tono; domina el arte de girar la tonalidad apenas un semi-tono con efecto misterioso. A través del uso sutil de este efecto en momentos clave de su composición, logra sus momentos mágicos".

En 1973 recibió el Premio Nacional de Música Juan Bautista Plaza por la obra Casiquiare. Al año siguiente, con la pieza que escribió a partir del poema "El pájaro" de Alí Lameda Rago, ganó el premio Nacional de Música José Ángel Montero.

También fue galardonado con el Premio Nacional de Música Juan Bautista Plaza por Tres instantes para orquesta y Sincronismos audio-sonorítmicos. Sus creaciones no sólo fueron reconocidas en Venezuela. En 1962 le otorgaron en Roma el Premio Internacional Fondazione Giovanni Sgambati. En 1966 y 1967 obtuvo el Premio Internacional del Festival de Música de Brent, de Londres, y en 1971 conquistó el Premio Internacional Sociedad Franz Liszt de Bologna.


Rago fue un maestro al conjugar versos con melodías. No sólo compuso música con textos de autores como Paz Castillo, Fombona Pachano, Luis Pastori, Alí Lameda y Vicente Gerbasi: también escribió para la Orquesta Nacional Juvenil una obra inspirada en poemas de Miguel Otero Silva, un gesto hacia otro venezolanista como él.


                  ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Publicado por Por amor a Venezuela en 6:59 p. m.







Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.