GENERAL JOSÉ FÉLIX RIBAS-- VENEZUELA.

GENERAL JOSÉ FÉLIX RIBAS

         JOSÉ FÉLIX RIBAS

José Félix Ribas nació en la ciudad de Caracas el 19 de septiembre de 1775. Fue hijo de Marcos Ribas y Bethencourt y Petronila de Herrera, formando parte ambos de familias distinguidas y aristocráticas de entonces. Su padre fue nativo de la isla de Tenerife y se desempeñó como Regidor y Alcalde Ordinario del Ayuntamiento caraqueño. 

José Félix fue el menor de 11 hermanos (entre ellos el teólogo Francisco José Ribas) y desde joven sintió inclinación por hacer carrera en el mundo religioso, específicamente quiso pertenecer a la orden de los Franciscanos; no obstante desistió de la idea y se dedicó al negocio de la agricultura.  El 1 de febrero de 1796 se casó con Josefa Palacios, tía de Simón Bolívar, uniendo así,  su familia con aquella del futuro Libertador.
En 1799 observó la ejecución de José María España, uno de los primeros revolucionarios partidarios de la independencia. Para 1808 empezó asistir a reuniones de carácter conspirativo en Caracas. Inició su actividad republicana el 19 de abril de 1810, alentado a los vecinos para que participaran en los acontecimientos de ese día. El 25 de abril formó parte de la Junta Suprema de Caracas y desde entonces se erigió como líder de los pardos. Adicional mente formó parte de la Sociedad Patriótica.
Contribución a la Independencia de Venezuela
En 1811 se le encargó su primera tarea militar de importancia, la creación del batallón de Milicias Regladas de Blancos de Barlovento, con el grado de coronel. All inicio de la guerra luchó bajo las ordenes de Francisco de Miranda y en 1812 asumió el cargo de comandante militar de la ciudad de Caracas. Luego de la caída de la Primera República huyó con Bolívar a Curazao y de allí a la Nueva Granada donde el Libertador organizó la Campaña Admirable. 
El 14 de mayo de 1813 comenzó dicha operación militar, pasando Ribas a comandar la división de retaguardia. En el trayecto obtuvo sus primeras victorias militares, el 2 de junio en Niquitao y en los Horcones el 11 de julio. Al concluir exitosa-mente la campaña, con la entrada triunfal de Bolívar a Caracas, José Félix Ribas fue ascendido a general de división y comandante general de esa ciudad. En dicho cargo obtuvo otro gran triunfo contra las fuerzas realistas en la batalla de Virgima el 25 de noviembre de ese año y continuó con labores de sitio a la plaza de Puerto Cabello. El episodio más importante de su carrera bélica fue el de la batalla de La Victoria (12 de febrero de 1814) en donde logró frenar a las fuerzas realistas de José Tomás Boves (comandadas por Morales, ya que éste estaba herido), con unas tropas poco experimentadas, formadas principalmente por jóvenes estudiantes (varios de la Universidad de Caracas) y seminaristas que Ribas había logrado reclutar. 
Durante el conflicto les dijo a todos estos jóvenes: "No podemos optar entre vencer o morir, es necesario vencer". Después de varias horas de resistencia, llegaron los refuerzos comandados por Campo Elías, sellando así la victoria. Es en honor a este episodio, que en Venezuela se celebra el "Día de la Juventud" cada 12 de febrero. Después de esta hazaña El Libertador honró a Ribas con el título de "El Vencedor de los Tiranos en la Victoria".
Durante ese año obtuvo otras victorias importantes, el 20 de marzo en Ocumare del Tuy , la primera batalla de Carabobo el 28 de mayo de 1814. El último intento de envergadura contra los realistas para salvar la Segunda República se dio en la batalla de Urica el 5 de diciembre. Ribas contó con fuerzas de aproximadamente 2 mil soldados contra 5 mil del enemigo. La batalla se decantó a favor de los realistas pero con una dolorosa pérdida, la muerte de Boves.
Después de este episodio, junto con José Francisco Bermúdez, ofreció una resistencia heroica a Morales en Maturín, pero también fueron derrotados. Huyó con un sobrino y un criado, pero fue delatado por un esclavo por un esclavo llamado Concepción González. Fue capturado y su cabeza, frita en aceite, fue enviada a Caracas, en donde se exhibió dentro de una jaula. 

Lo que ocurría era que la sociedad caraqueña se enteraba, que las monarquías europeas estaban en crisis y que existían formas de gobierno más justas e igualitarias. La Revolución que derrocó a la monarquía francesa y proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) y la Independencia de los Estados Unidos (1777) fundamentan indudablemente los antecedentes de la Sociedad Patriótica

La Junta decretó la libertad de comercio, suprimió los derechos de exportación, eliminó el tributo indígena y prohibió la introducción de esclavos, la cual estuvo encabezada por Juan Germán Roscio, Miguel José Sanz, Cristóbal de Mendoza, Fernando Peñalver y José Ángel de Álamo. Al decir de uno de sus miembros, la Sociedad era " la alta montaña de la santa demagogia"

El 19 de Abril de 1810, escogido ese día para la movilización, "José Félix Ribas se multiplicó por calles y cuarteles, animando en medio de la muchedumbre incierta, venciendo resistencias tímidas, esforzando a los débiles, llenando los pechos de su osadía y entusiasmo". Su actividad y reconocido patriotismo lo llevan al Ayuntamiento. Al ser depuesto el General Emparan, fue miembro de la Junta Suprema que se organizó para gobernar a Venezuela.

En octubre de ese año, como líder de los pardos caraqueños, organizó una protesta pública por el asesinato cometido en Quito (Ecuador), el 2 de agosto de 1810, de 28 patriotas por parte de las autoridades realistas. En esta segunda movilización importante del año, Ribas conducía la masa de la  del Ayuntamiento a la plaza pública. La marcha la presiden José Félix Ribas y sus hermanos.

 El Dr. Francisco José Ribas tomó la palabra y a nombre del pueblo exigió de los miembros del gobierno una política decisiva, la expulsión de los "españoles equívocos" y medidas enérgicas de seguridad. La Junta Suprema prometió en adelante más celo y vigilancia para con los intereses públicos, y ofreció acordar honores fúnebres a las víctimas del trágico incidente. 

Ribas siguió organizando a la gente, poseedor de un ascendiente sobre la población, se convierte en uno de los primeros defensores de la clase de "pardos". En sus discursos condenaba la indecisión del gobierno. Por esas razones, la Junta Suprema decide expulsar de Venezuela con   a Jamaica, a los hermanos Ribas y a otros revolucionarios, por espacio de cinco meses.

             ¡ HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!














Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.