MONSEÑOR JOSÉ VICENTE DE UNDA

                                                                   MONSEÑOR JOSÉ VICENTE  DE UNDA


   Monseñor José Vicente de Undaes uno de los 14 municipios que forman el Estado PortuguesaVenezuela. Tiene una superficie de 222 km² y una población de 21.187 habitantes (censo 2001). Su capital es el Paraíso de Chabasquén. Está conformado por la parroquia Peña Blanca.

  La agricultura es la principal actividad económica del municipio, destacando la producción de Café como su principal rubro.


  Históricamente el Municipio Monseñor José Vicente de Unda está absolutamente asociado con el Municipio Sucre (Portuguesa). Debe su nombre al destacado Sacerdote José Vicente de Unda, quien naciera el 30 de enero de 1777, ordenándose sacerdote en el Seminario de Caracas en marzo de 1800, luego de haberse graduado de Doctor en Teología

  En 1810 se suma al movimiento independentista. Como Diputado al Congreso de 1811 es uno de los firmantes del acta del 5 de julio, por el Cantón de Guanare. 

  En 1812 es encarcelado. En 1831 asiste como senador por Barinas al primer Congreso Constitucional de Venezuela. Concurre hasta 1834. Varias veces, Preside el Senado. 

  En 1835 es nombrado Obispo de Mérida. Se le preconiza en 1836 y es consagrado en el Templo de San Francisco en Caracas.

  Como educador tuvo destacada actuación en el colegio que él mismo contribuyó a crear, el San Luis Gonzaga de Guanare, que hoy es el Liceo José Vicente Unda. Este meritorio y patriota obispo murió en Mérida el 19 de julio de 1845.

  El municipio Unda se encuentra ubicado al noroeste de Portuguesa, presenta un clima de bosque húmedo premontano a una altitud de 600 msnm con una temperatura promedio de 22 °C y una precipitación media anual de 1850 mm con períodos de sequía, entre diciembre y marzo; el relieve es accidentado.

  Sus principales cursos de agua son el río Chabasquén, el río Boconó, el río Tucupido, Caño Colorado.

 Su vegetación está formada por bosques moderadamente húmedos y montañosos. A pesar, de que el área del municipio, se encuentra dentro de la zona protectora de los ríos Masparro, Boconó, La Yuca, Tucupido y Guanare, la vegetación natural, se encuentra  intervenida por la actividad agraria. www.wikipedia.org


 Hijo de José Francisco de Unda, un importante funcionario del gobierno español colonial, y de María Francisca García. Fue bautizado en la Catedral de Guanare, el 2 de febrero del mismo año.

 Desde muy tierna edad se distingue por una precoz inteligencia, piedad, obediencia y amor por el estudio. Fueron sus propios padres quienes le enseñaron a leer, y José Alvarado y el presbítero Francisco Alvarado, completaron los primeros rudimentos recibidos en el hogar. Su aprovechamiento por los estudios, le merece en 1787, la beca que correspondía a la Ciudad de Guanare, para entrar en el "Real Colegio Seminario de Caracas" y a la "Universidad de Caracas". 

 En la capital de la provincia, José Vicente fue asiduo al estudio y modelo de sus condiscípulos por su amor al trabajo, buen comportamiento y  conducta intachable. Su buen proceder y trato amistoso le captaron la benevolencia de todos, y, al terminar sus estudios, le costearon el grado de "Maestro en Artes" y "Doctor en Filosofía". Y, en la Universidad obtiene el título de "Doctor en Teología" el 26 de mayo de 1799.

  En el año de 1800 retorna a Guanare, con el beneficio de "Sacristán         Mayor de la Iglesia Parroquial", de la ciudad.
  En 1806 fue nombrado "Cura Coadjutor" de la misma sede.
 Desde 1807 desempeña con mucho acierto el importante cargo de "Vicario del Partido de Guanare". Manifestaba especial cariño a los niños y jóvenes, a quienes su caridad ayudaba con su peculio particular cuando alguno de ellos salía a estudiar en algún centro importante. Pocas veces, un hombre ha gozado de tanta popularidad, y ha sido tan venerado y amado por sus conciudadanos, como lo fue José Vicente de Unda.

 En abril de 1810, estalla la Revolución Emancipadora de Venezuela, con la expulsión del Capitán General Vicente Emparan y Orbe; un año después los guanareños, le eligen como su Representante al Congreso Nacional de 1811, y en calidad de miembro de esta asamblea dio su voto de adhesión al Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela, el 5 de julio de ese mismo año. Entre las discusiones de aquel día caben destacar las palabras pronunciadas por este insigne llanero:

"No es mi ánimo entrar a demostrar la justicia, la necesidad y la oportunidad en que nos hallamos de declarar la independencia. dos cosas sólo deseo: la primera, acreditar que mi estado eclesiástico ni me preocupa ciegamente a favor de los reyes, ni contra la felicidad de mi patria, y que no estoy imbuido en los prestigios ni antiguallas que se quieren oponer contra la justicia de nuestra resolución que conozco y declaro. La segunda, es que Guanare a quien represento, no se tenga por obstáculo para la independencia cuando se crea necesaria..."

 En marzo de 1812, específicamente el día 6, acontece el pavoroso Terremoto de Caracas de 1812, con daños incalculables a lo largo de todo el Territorio de Venezuela donde sus principales ciudades sucumben ante el fuerte sismo. El Padre Unda, solicita permiso al Congreso, para regresar a Guanare, siendo capturado en el viaje por el Coronel Realista José Yáñez, estando a punto de ser ejecutado. 

 Cuando el 1° de julio de 1813 Simón Bolívar llega a Guanare, en su Campaña Admirable y poco después de haber Proclamado su Decreto de Guerra a Muerte, el Doctor Unda procuró impedir la matanza de algunos honorables españoles establecidos desde años atrás en la ciudad de Guanare; es así como salva la vida de Don Luis Gonzalo, empleado de la "Real Hacienda de Guanare", escondiéndolo por muchos días detrás del retablo del altar mayor de la Iglesia Parroquial.

 Cuatro meses después Guanare caía nuevamente en poder de los realistas quienes apresaron al Doctor Unda y a su hermano, el también sacerdote José Antonio Unda, y a otros patriotas. En noviembre de ese mismo año, el sanguinario Coronel Antonio Puig, antes de abandonar la Ciudad, ordenó la ejecución de los apresados. Los Hermanos Unda se salvan de una muerte inminente gracias a la ayuda de una esclava que tranca la puerta del cuarto donde estaban los dos sacerdotes.

 La obra importante del Presbítero José Vicente de Unda, fue la fundación del primer Liceo establecido en Venezuela, el Colegio San Luis Gonzaga , de la Ciudad de Guanare.  No es de extrañar que en 1831 la Ciudad de Barinas le eligiera como su representante al Senado del Congreso de Venezuela, puesto que desempeñó en esa cámara de manera honorable, hasta haberle escogido como su presidente.

 En 1835, la Iglesia Venezolana, necesitaba nuevamente de sus servicios, para ocupar la sede vacante de la Diócesis de Mérida, recibiendo su Consagración episcopal de manos del Arzobispo de Caracas Ramón Ignacio Méndez, en la Iglesia Catedral de San Francisco de Caracas, el 27 de noviembre de 1836.

 Mérida, lo recibe con júbilo y vivas de complacencia; pero su episcopado fue demasiado corto, pues apenas duró 4 años, Monseñor Unda fallece el 19 de julio de 1840. Fuerte de constitución física y gozando de buena salud; su naturaleza no pudo, sin embargo, adaptarse a la temperatura fría y húmeda de los Andes de Venezuela.[cita requerida]

 Quiso y ordenó que después de su muerte su Corazón fuese llevado a Guanare, y se conservara en medio de sus conciudadanos y hermanos. El Corazón de Monseñor Unda está guardado en el altar izquierdo de la Basílica de Nuestra Señora de Coromoto.
                                       
 Altar del Corazón de Monseñor José Vicente de Unda, en la nave izquierda de la Basílica de Nuestra Señora de Coromoto.
                                             
 En junio de 2016 empezó a tomar fuerza un movimiento para solicitar el cambio de nombre al Estado Portuguesa para que sea denominado oficialmente como Estado Unda, en justo y merecido reconocimiento al insigne prócer guanareño Monseñor José Vicente de Unda.           

       !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!










 

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

MARIETTA SANTANA *

AMELIA ROMÁN