JAMES NAISMITH***

                                                                                             JAMES NAISMITH***

James Naismith​ fue un profesor de educación física, entrenador y capellán castrense, nacido en Almonte, Canadá, el 06 de noviembre del año  1861-muere en Lawrence, EE. UU, el 28 de noviembre del año 1939.  

 Inventó el deporte del baloncesto en 1891 y también se le atribuye el uso del primer casco de fútbol americano. Escribió las reglas originales del baloncesto, fundó el programa de baloncesto de la Universidad de Kansas y, durante su vida, pudo ver el baloncesto adoptado como un deporte de demostración en los juegos olímpicos de San Luis en 1904, y como deporte oficial en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936

  Nacido en Canadá, estudió educación física en Montreal antes de mudarse a los Estados Unidos. Allí, mientras trabajaba en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) de Springfield (Massachusetts), desarrolló el baloncesto a finales de 1891.​ También, estudió Medicina en Denver, obteniendo su título en 1898. Ese mismo año, empezó a trabajar en la Universidad de Kansas. Tras casi veinte años como profesor y entrenador de baloncesto a tiempo parcial durante los años iniciales de este deporte, fue nombrado director de los Kansas Jayhawks en 1919. Se nacionalizó estadounidense en 1925.​

  •   Las contribuciones de Naismith al baloncesto le valieron numerosos homenajes póstumos, tales como
  • Pertenecer al Salón de la Fama del baloncesto canadiense, 
  • al Salón de la Fama olímpico canadiense, 
  • al de deportes canadiense, 
  • al de leyendas del deporte de Ontario, 
  • al de deportes de Ottawa, 
  • al de deporte de la Universidad McGill, 
  • al de deportes del Estado de Kansas y 
  • al Salón de la Fama de la FIBA. 
  • El Naismith Memorial Basketball Hall of Fame de Springfield se llama así en su honor.​

   Naismith también fue capellán militar de la Guardia Nacional en el primer regimiento de infantería de Kansas.​ Enseñaba baloncesto a los soldados como un medio para controlar su exceso de energía. Sus esfuerzos ayudaron a incrementar la moral de la tropa y a disminuir el número de sanciones disciplinarias.

EN SU NIÑEZ:

  Además, de asistir al colegio y ayudar a su madre en las tareas del campo, su ocio infantil se dedicó a los juegos habituales de la época. Uno de sus favoritos, el llamado Duck on a Rock, aunaba puntería, velocidad, fomentaba la colaboración entre los miembros de un equipo y evitaba la violencia derivada de patadas, placajes y puñetazos que se producían en otros.​

 El objetivo del juego consistía en derribar una pequeña piedra, llamada duck o drake, situada sobre otra más grande o sobre un tocón a poca distancia del suelo (rock). Un jugador, llamado guardián, se hallaba al lado del objetivo y, era el responsable de la piedra que debía ser derribada. El resto de los jugadores se alineaba a una distancia aproximada de cinco metros y arrojaba sus piedras, de uno en uno, intentando tumbar la del guardián. Si no lo conseguían, lo que ocurría la mayoría de las veces, debían correr para recuperar su piedra, momento que podía ser aprovechado por el guardián para capturarlos e intercambiar su puesto con el jugador hecho prisionero. Si un jugador lograba el objetivo, el guardián, antes de poder apresar a nadie, debía recuperar su piedra y volverla a colocar encima de la plataforma, lo que concedía un tiempo de ventaja al resto de jugadores para poder recoger sus piedras y volver a la zona segura, su línea de lanzamiento. Con el tiempo, los jugadores observaron que un tiro directo, si no acertaba en la diana, les obligaba a recorrer una distancia mayor para recuperarla, concediendo al guardián más probabilidades de capturarlos. Un lanzamiento parabólico evitaba dicho inconveniente y les otorgaba la posibilidad de recuperar su piedra y volver a la zona segura dificultando la tarea del guardián.89​ Las características de este juego infantil tuvieron una influencia decisiva en Naismith a la hora de configurar las reglas del nuevo deporte del baloncesto.10

Juventud, educación secundaria y universitaria

  Naismith abandonó el instituto durante su segundo año para trabajar a tiempo completo en la granja y como leñador en los inviernos, cuando había menos trabajo en casa, e incluso trató de alistarse en la Policía Montada del Noroeste, aunque fue rechazado por ser demasiado joven.  Sin embargo, gracias a su tenacidad y esfuerzo consiguió aprobar.​​

Teología y educación física

   El 30 de abril de 1887, Naismith recibió su título de Bachelor of Arts gracias al cual pudo matricularse plaza de instructor de gimnasia a tiempo parcial y enseguida se convirtió en uno de los profesores de atletismo más reputados de la Universidad.​​ La dedicación y el esfuerzo que prodigaba en sus tareas y aficiones deportivas no constituían un obstáculo para culminar con éxito sus estudios en el seminario: El mismo año que ocupó el puesto de Barnjum terminó el curso como segundo de su clase, lo que le supuso como recompensa una beca de cincuenta dólares. Sin embargo, sus familiares consideraban inapropiada para un futuro clérigo su afición desmesurada al atletismo.​

  Meditó mucho su decisión y pidió consejo a familiares, amigos y profesores. Terminó sus estudios de teología y obtuvo su grado el 18 de abril de 1890. Cumplido dicho requisito ya podía aspirar a ser nombrado pastor de una comunidad. Finalmente, decidió que, si su objetivo en la vida iba a consistir en procurar una mejor educación para los jóvenes, su trabajo podría ser más efectivo y alcanzar a un mayor número de personas dedicándose a la educación física que siendo pastor de una parroquia.

Springfield: ¿el primer casco de fútbol americano?

   Luther Gulick, el director del departamento de educación física de la International YMCA Training School, en la actualidad Springfield College, le causó desde su primera entrevista una grata impresión. Naismith, junto con otros doce compañeros del total de cincuenta y siete matriculados en la maestría de educación física, fue seleccionado para jugar en la posición de centro debido, según le confesó Stagg, a que era capaz de hacer «las cosas más infames de la forma más caballerosa».​

  Precisamente, durante esa temporada, Naismith inventó el primer casco de fútbol americano para proteger su oreja de coliflor.​ En realidad, no se trataba de un casco, sino más bien de una ancha tira de franela cosida y colocada alrededor de la cabeza de forma que le cubriera bien sus orejas. Para evitar que se le cayera, iba sujeta con dos correas, una por debajo de la barbilla y otra por la parte superior de la cabeza.​ Aunque objeto de burla por parte de jugadores y espectadores, su gorro le proporcionó cierta protección y a Naismith se le atribuyó el mérito de crear el predecesor del moderno casco de fútbol americano.​

Springfield: la invención del baloncesto.

   Durante la primavera y el verano del noreste de Norteamérica no había ningún problema para jugar al fútbol, al béisbol o practicar atletismo. Sin embargo, cuando llegaba el invierno, los jóvenes deportistas no tenían más opciones, si querían mantenerse en forma, que entrenarse a cubierto. El problema consistía en que la gimnasia, la calistenia y otros ejercicios similares les resultaban aburridos.​

Carrera como entrenador:

   Naismith se mudó a la Universidad de Kansas, en 1898, continuando sus estudios en Denver, convirtiéndose en profesor y el primer entrenador de baloncesto en una escuela. Dejó un gran legado como entrenador en la historia de este deporte. Dirigió a Forrest "Phog" Allen, quien luego se convertiría en uno de los entrenadores más ganadores en la historia del baloncesto universitario de los Estados Unidos y su sucesor en Kansas.

A finales de los años 1930 Naismith tuvo un desempeño destacado en la formación de la National Association of Intercollegiate Basketball, que más tarde se convertiría en la National Association of Intercollegiate Athletics.

   En agosto de 1936, durante los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, fue nombrado presidente honorario de la FIBA..

  Ha sido honrado muchas veces en EE. UU., Canadá y en muchos otros países. El 17 de febrero de 1968 abrió sus puertas el Naismith Memorial Basketball Hall of Fame, nombrado en su honor, en Springfield. www.wikipedia.org


                 !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

AMELIA ROMÁN

HIMNO DEL ESTADO FALCÓN