JOSÉ MARÍA, XEDLER POZO

                                        Xedler Pozo,   José María

Petare (Edo. Miranda) 29.5.1774 —Petare (Edo. Miranda) c.10.1835

                                        Autor: Manuel Pérez Vila


   Sacerdote. Párroco de Petare (1817-1835). Contribuyó a la creación del hospital instituido por Ana Francisca Pérez de León, en su condición de albacea de esta. Hijo del hacendado Domingo Xedler y de Josefina Pozo. Cursó estudios en el Seminario de Caracas. 

   Al ordenarse sacerdote, entró a servir como teniente cura en la parroquia Catedral de la capital. En 1812, la acaudalada viuda Ana Francisca Pérez de León le nombró en su testamento como uno de sus albaceas. Fue párroco de La Victoria (Edo. Aragua). 

   A comienzos de 1817, fue nombrado cura párroco de su pueblo natal, funciones que ejerció hasta su muerte. En su ministerio sacerdotal fue un verdadero civilizador. Defendió a los indígenas de la Fila de Mariches para evitar que les fueran usurpadas sus tierras de resguardo, pero con poco éxito.

  A partir de 1822, el Concejo de Petare le encomendó la selección de los niños que deberían educarse gratis en la escuela municipal, por carecer sus padres de recursos. Hizo refaccionar el templo petareño y la casa cural. Promovió la apertura de un nuevo cementerio, situado extramuros de la población. 

  Aficionado a la pintura, retocó varios cuadros de temas religiosos. En su condición de albacea de la viuda Pérez de León, llevó a cabo diligencias para recabar los bienes de ésta y venderlos, a fin de que fuera fundado en Petare el hospital de caridad «para la curación de los pobres de esta villa», según lo había dejado dispuesto ella en su testamento. 

    Con el apoyo del Concejo Municipal, el padre Xedler tuvo que pleitear contra varias personas que se decían acreedoras de una parte de los bienes de la difunta y también se enfrentó a la Diputación Provincial de Caracas que pretendía utilizar el legado Pérez de León para los hospitales de la capital. 

   A comienzos de la década de 1830, Xedler logró sanear 16.500 pesos de capital, más 1.440 de intereses ganados, desde el fallecimiento de la caritativa señora, cantidades que entregó al Concejo, a la vez que incitaba a éste a destinar un solar apropiado para edificar el hospital, pero falleció antes de verlo terminado. 

  Todavía a fines de 1837, el hospital no funcionaba, por lo que el Concejo de Petare instaba a la Diputación Provincial a que autorizase definitivamente su apertura para evitar el espectáculo de «ver a los enfermos pobres de la población vagar por las calles sin asilo para remediar sus males mendigando el alimento y la curación que les dejó asegurados la mano bienhechora de la señora Pérez». Por fin, a mediados de 1840, fue inaugurado el hospital.www..wikipedia.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

AMELIA ROMÁN

HIMNO DEL ESTADO FALCÓN