REBECA GONZÁLEZ- ACTRIZ VENEZOLANA.

           REBECA GONZÁLEZ CASANOVA


VIVE EN EL CORAZÓN DEL PUEBLO
Su verdadero nombre es Isabel Rebeca González Casanova y nació en la ciudad de Caracas, Estados Unidos de Venezuela, el 31 de agosto de 1952.


La recordada y bien catalogada actriz, protagonista de exitosas producciones dramáticas en la década de los 70, se encuentra alejada de la televisión desde hace varios años, si bien no por decisión propia, como ella misma aclara.



Su padre, fue un técnico en pesas y medidas, trabajó durante largo tiempo en la industria petrolera venezolana, además de desarrollar algunos negocios propios dedicados al comercio; mientras, su madre se dedicó a atender el hogar. Fueron ellos quienes la apoyaron desde muy temprana edad  cuando manifestó su talento artístico. Es la mayor de tres hermanos, seguida por Beethoven, quien es ingeniero Eléctrico; y la menor, Manderley, ingeniera en Computación.

Ingresó al mundo del espectáculo a la edad de tres años, recitando en El Café de la Tarde, en Televisa, junto al periodista español Joaquín Soler Serrano y luego, en el programa Lo de hoy, junto a Renny Ottolina. 

En el año 1957, ella fue calificada por las revistas Élite y Life como la “Shirley Temple venezolana”, debido a sus resaltantes dotes para el canto y la actuación. Fue Renny Ottolina quien sugirió que fuese conocida artísticamente como Rebeca. Posteriormente, al cumplir 12 años de edad, el recordado animador le regalaría, además, su primer anillo de brillantes por su destacada interpretación en El Diario de Ana Frank.

Su primera protagonización fue a los 20 años, junto a Jorge Félix y Amelia Román, en La Rival. No fue difícil para mí compenetrarme con ese personaje, ya que  trabajar con Jorge Félix y Amelia Román fue toda una escuela. Fue en esa novela donde di mi primer beso en televisión. La experiencia fue muy agradable, por cuanto Jorge Félix, además de ser un Primer Actor, fue todo un caballero.


Recuerda con cariño Una muchacha llamada Milagros (1974) Protagonizada con Bardina otra historia de Delia Fiallo, pero esta vez se desarrollaba en el mundo de la juventud descarriada de la época. Su personaje mantenía un trauma por haber sido violada por el que interpretaba José Bardina. La novela se manejaba en dos tiempos: esa primera parte y luego, cuando usted huye al campo, y encuentra a El Puma, José Luis Rodríguez. Vista en forma resumida, es una historia retorcida y bastante compleja.  Tal y como lo mencionas, en esta historia Delia plasmó realidades que no se habían tocado en televisión en aquella época. Es justamente eso y la compañía de excelentes actores, como José Bardina y José Luis Rodríguez, los ingredientes que le dieron a esta telenovela el éxito rotundo. La increíble química entre mis compañeros y yo era fácilmente transmitida a la pantalla y la gente la acogió como su favorita.

Delia tuvo que hacer algunas adaptaciones al guión, que también fueron bienvenidas por el público, cuando yo quedé embarazada en la vida real. Así fue como esa Muchacha llamada Milagros quedó embarazada y mis nueve meses de gestación fueron los de ella. Mi hija nació en la novela y compartió conmigo el resto de la historia. 
El presidente Carlos Andrés Pérez, junto a su esposa, son los padrinos firmantes en el bautismo de mi hija, y otras 17 personas la apadrinaron, debido a los grandes nexos de amistad que nos unían.

¡Mis admiradores son los mejores! No importa el tiempo que transcurra entre una producción y otra, siempre están pendientes de mi trabajo y me apoyan. Los comentarios que recibí y aun recibo de quienes siguieron la novela son halagadores. Ese personaje, con su actitud agresiva y dominante, caló en el corazón de los espectadores debido, también, a su pintoresco humor.

Sigue abierta a cualquier proyecto que le presenten. Sin embargo, en este momento, está dedicada a la formación de las nuevas generaciones de actores y locutores. Mi labor como docente la desempeño en la academia El Universo del Espectáculo, de Alberto Cimino, quien también es mi manager y un entrañable amigo. Mis alumnos demandan mi plena atención y retribuyen con creces el tiempo que dedico a su enseñanza. Para mí, sin duda, el talento y la preparación es imprescindible en este medio y, aprecio el empeño que veo en las nuevas generaciones, quienes no se confían solo en sus atributos físicos. Por el contrario, desean prepararse y mejorar cada día más.

Un hecho que nadie puede refutar, es que Rebeca González sigue viva y en el corazón del público, 59 años de carrera y comentarios de admiración y simpatía lo ratifican día a día. Está a la disposición de los productores para seguir dando su corazón en lo que hace y siempre agradecida a los que creen en ella.
Publicado por 

               ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!






Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.