LE BON GUSTAVE****

                                                                    Gustave Le Bon

Ir a la navegaciónIr a la búsquedaGustave Le Bon (
  •   Sociólogo y físico aficionado, en el campo de la psicología social es una gran influencia por sus aportaciones sobre la dinámica social y grupal. Fue autor de numerosos trabajos en los que expuso teorías sobre: 
  • los rasgos nacionales, 
  • la superioridad racial, 
  • el comportamiento y 
  • la psicología de las masas.

  Le Bon nació en Nogent-le-Rotrou, Francia, el 07 de mayo, 1841 - muere el 13 de diciembre, 1931   en Marnes-la-Coquette. Estudió medicina y recorrió Europa, Asia y el norte de África entre los años 1860 y 1880 mientras escribía sobre arqueología y antropología.

 Ganaba dinero diseñando aparatos científicos. Su primer gran éxito, sin embargo, fue la publicación de Les lois psychologiques de l'évolution des peuples («Las leyes psicológicas de la evolución de los pueblos», 1894); y «La psicología de las masas», el primer libro en el cual empezó a incidir en un estilo que le ganó una reputación segura. Éste fue su libro más exitoso y popular.

 Su trabajo sobre las masas cobró importancia en la primera mitad del siglo XX cuando unos investigadores de medios de comunicación masivos lo utilizaron para describir reacciones de grupos subordinados a los medios.

 También contribuyó a debates en física acerca de la naturaleza de la materia y energía. Su libro «La evolución de la materia» (L'evolution de la matière) fue muy popular en Francia (superó las veinte ediciones); sin embargo, aunque algunas de sus ideas fueron tomadas favorablemente por los físicos de aquel entonces — sus formulaciones específicas no recibieron mucha atención. 

 No obstante, esta poca atención de la clase científica, Le Bon fue el primero en descubrir la gran energía que puede desprenderse del átomo, lo cual puede verse en el capítulo "La energía intra-atómica" de su obra «La evolución de la materia». Este descubrimiento fue anterior a la Teoría de la Relatividad de Einstein; es decir, anterior a 1905. En 1896 reportó haber observado una nueva clase de radiación, a la que denominó "luz negra" y que posteriormente, se descubrió que no existía.​ En la actualidad, se emplea el término con un sentido diferente.

Influencia

  Las ideas propuestas en La psychologie des foules desempeñaron un papel importante en los primeros años de la psicología del grupo. La obra de Sigmund Freud denominada Massenpsychologie und Ich-Analyse (1921; Psicología de las masas y análisis del yo, 1922) fue una crítica explícita al trabajo de Le Bon.

  Le Bon fue uno de los grandes difusores de las teorías del inconsciente en un momento crítico para la formación de nuevas teorías sobre la acción social.

 Es probable que las teorías fascistas del liderazgo, que emergieron en la década de 1920, tuvieran mucha influencia de las teorías de la psicología de la muchedumbre. De hecho, la obra Mein Kampf (Mi lucha) de Adolf Hitler representó en gran parte las técnicas de propaganda propuestas en el libro de Le Bon de 1895.

  Edward Bernays, un sobrino de Sigmund Freud, fue influido por Le Bon y Trotter. En su famoso libro Propaganda declaró que una característica importante de la democracia era la manipulación de la mente por medio de los medios y la publicidad.

Obras

  • Les Lois psychologiques de l'évolution des peuples (Las leyes psicológicas de la evolución de los pueblos) (1894; Traducción en inglés: The Psychology of Peoples),
  • La psychologie des foules (1895) (La psicología de las masas, o La psicología de las multitudes, según las traducciones) (1896)
  • L'evolution de la matière (La evolución de la materia).Enciclopedia interactiva de grandes personajes de Venezuela y el mundo. Editorial COMARPE.
  • PENSAMIENTOS:

Cuando se exagera un sentimiento, desaparece la capacidad de razonar.

Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes, en actos.

El hombre que pretende obrar guiado sólo por la razón esta condenado a obrar muy raramente.

Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad.

Gobernar es pactar; pactar no es ceder.

Para progresar no basta actuar, hay que saber en qué sentido actuar.

Los pueblos viven sobre todo de esperanzas. Sus revoluciones tiene por objeto sustituir con esperanzas nuevas las antiguas que perdieron su fuerza.

La mayor parte de nuestras opiniones son creadas por las palabras y las fórmulas, mucho más que por la razón.

Retroceder ante el peligro da por resultado cierto aumentarlo.

Pensar colectivamente es la regla general. Pensar individualmente es la excepción.

El error es a veces más generador de acción que la verdad.

En las arengas destinadas a persuadir una colectividad se pueden invocar razones, pero antes hay que hacer vibrar sentimientos.

El progreso democrático real no es bajar a la élite al nivel de la masa, sino en elevar el nivel de la masa al de la élite.

La elección de un sistema de educación es más importante para un pueblo que su gobierno.

La abundancia de palabras inútiles es un síntoma cierto de inferioridad mental.


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

AMELIA ROMÁN

HIMNO DEL ESTADO FALCÓN