SIMÓN DÍAZ, ICONO DE LA VENEZOLANIDAD.

     
                                                                       SIMÓN DÍAZ
                                                                                                                                                            ESCRIBE EGLY COLINA MARIN
                                                                            
La crítica especializada ha considerado a Simón Díaz como el cantautor más celebrado de Venezuela y uno de los más importantes de Indo-américa.

Nacido en Barbacoas, estado Aragua, Estados Unidos de Venezuela, el 8 de agosto de 1928. Desde sus primeros años se reveló como un artista natural. Casado con Doña Betty de Díaz de cuya unión procreó 3 hijos.
Sus actuaciones iniciales las cumplió en su pueblo natal, ampliándolas, en sus años de adolescente, hasta la ciudad de San Juan de los Morros, obteniendo una bien ganada popularidad que conservó durante los muchos años de su provechoso accionar como, un gran artista y Ciudadano Ejemplar. 

Durante todo ese tiempo, Simón Díaz participó como animador en las principales fiestas celebradas en San Juan de los Morros, escuchándose en su bien timbrada voz, ritmos pegajosos, entre ellas, el bolero, cuyas letras y melodías nostálgicas inspiradas por romanceros andariegos, constituyeron estímulo, para avivar las emociones y sentimientos propio de los enamoradosAl final de la década de los cincuenta, Simón Díaz emprende el camino que lo conduciría al éxito en la capital.  


En la ciudad de Caracas, inicia una fase muy importante, en su carismática personalidad artística: la de comediante, desplegando formas histriónicas que le colocarían como un personaje de primera magnitud en el firmamento artístico venezolano.

El dominio de la escena que poseía este artista singular, no logró enclaustrarse en la caja de resonancia, donde se producía algazara por la picaresca de este instintivo comediante; y así, lo avistamos produciendo y animando un programa de combinación entre lo social y lo humano: “REINA POR UN DÍA”, programa televisivo que transmitió Radio Caracas Televisión en los inicios de la década de los sesenta.

Este, fue un programa esencialmente bondadoso, que dignificó frente a las cámaras de televisión, a la decorosa mujer que habita en la barriadas populares de nuestras ciudades, gratificando por un día, los sacrificios de madre y de mujer, estimulándolas para que con su ejemplo de integridad, sobrellevaran sus existencias.

“REINA POR UN DÍA” hizo historia en la TV venezolana y que, junto a obras de cine y teatro fue un gran caudal de haberes positivos que Simón Díaz ha obsequiado a su patria y a la raza indo-americana; además, nuestro artista hubo actuado en tres obras de teatro como actor, y en cinco largometrajes, como figura estelar. También, produjo doce programas para la TV con comprobada sintonía, esbozados en pro de la difusión y conocimiento de la música nacional.

Asimismo, el polifacético Simón Díaz, entendió desde sus primeras actuaciones como artista comprometido con el sentir y pensar de su pueblo, la importancia que significaba retomar el camino de la múltiple, variada y compleja música venezolana, sumida en abandono total, después de las importantes jornadas cumplidas por compositores, intérpretes y músicos en la década de los cincuenta.

Simón Díaz hizo gala de su carácter de hombre sencillo, sin complejo, para expresar los elementos rítmicos, musicales y armónicos que hacen de la música venezolana la más bella de nuestro continente. “Rumbos, Coplas y Canciones”, fue el título de este programa radial que por más de veinticinco años mantuvo juntamente con otros folcloristas en el aire, constituyéndose en factor decisivo, para el renacer de nuevos intérpretes, compositores y sellos disqueros.


Simón Díaz autor por excelencia de la tonada, un ritmo obsequioso y sentimental, preferido en la alborada de cada día, por el hombre del llano venezolano, al comienzo de su diaria faena. A este ritmo melancólico, Simón Díaz agregó poemas, de una sencillez impresionante, y expresadas en lenguaje propio de nuestros hombres de tierra adentro, e impregnadas de una insondable belleza natural, mancomunadas al sentimiento de todos aquellos que las hemos disfrutado, como por ejemplo, el cineasta de origen español Pedro Almodóvar quien incorporó “la tonada de luna llena”, a una de sus celebradas producciones fílmicas.

Simón Díaz por sus múltiples y meritorios trabajos como creador y artista fue distinguido con el  “GRAN CORDÓN DE LA ORDEN DEL LIBERTADOR, El GRAMMY LATINO, ENTRE OTROS, y merecedor del reconocimiento, por haber sido hombre sencillo, sin complejos para expresar los elementos rítmicos, musicales y armónicos que hacen de la música venezolana la más bella de nuestro continente.


Paseó su arte, por Francia, Inglaterra, España, Polonia, Hungría, Irak, Estados Unidos, México, Panamá en donde NUESTRO QUERIDO SIMÓN DÍAZ dejó siempre en alto el Pabellón Tricolor


Fallece en Caracas el 19 de febrero de 2014. Paz a sus restos.


        ¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!
“REINA POR UN
Simón Díaz hizo gala de su carácter de hombre sencillo, sin complejo, para expresar los elementos rítmicos, musicales y armónicos que hacen de la música venezolana la más bella de nuestro continente.
“Rumbos, Coplas y Canciones”, fue el título de este programa radial que por más de 












Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.