MARIE ANDERSON

                              
                             MARIAN ANDERSON
                                                        ESCRIBE EGLY COLINA MARÍN

                                                        







La más consagrada cantante de música espiritual, Marian Anderson, con registro de voz de contralto, nació en Philadelphia, estado de Pennsilvania el 27 de febrero de 1897 y apagó su imponderable y angelical voz en la ciudad de Pórtland, estado de Oregon, el 8 de abril de 1993.

Vocalista de insuperable personalidad artística, supo desarrollar su saber para iluminar el tiempo histórico que le correspondió vivir, deleitando a los corazones y enriqueciendo los sentimientos de quienes tuvieron el privilegio de verla y dar oídos a sus canciones fecundadas por la fe y la esperanza. 

¡Su arte fue único! espiritual e idealista, Marian Anderson inició sus actuaciones como solista en el coro de la iglesia Bautista de su ciudad natal. Allí se ejercitó en el cultivo de la voz, aplicándose en todas las secciones que corresponden a la tesitura de soprano, yendo desde un fa3 hasta un re5. Desde la edad de 15 años, al recibir su primera lección, Marian administró su tiempo y capacidad para adentrarse en el mundo de la interpretación, donde con maestría y disciplina, desplegó su talento de artista.

Arturo Toscanini, cuando escuchó la potencia en la ejecución de los graves, emitidos por la contralto expresó:
: “UNA VOZ COMO LA TUYA SOLO SE OYE UNA VEZ EN CIENTOS DE AÑOS.” Su debut como cantante profesional se produjo el 26 de agosto de 1925 en Nueva York, donde actuó con la Philharmonic de esta urbe; y, el éxito no se hizo esperar. La crítica especializada dedicó grandes titulares que ponderaban la calidad artista de la debutante. 

Tres años más después actuó en el Carnegie Hall. En los siguientes años estaría en Europa, haciendo gala de sus proverbiales facultades humanas y vocales. Su reputación se acrecentó como interprete con técnicas aplicadas a canciones de origen espiritual y de carácter declamatorio “Lieder”. 

En 1939 participó en el recital homenaje que organizó para ella, la primera dama de los Estados Unidos, Anna Eleanor Roosevelt, en el Lincoln Memorial, con una asistencia que sobrepasó a los 70.000 espectadores, además, de la inmensa audiencia que el acto radiodifundido por todo el país, representó para los organizadores del evento.

Marian Anderson fue la primera cantante afro americana que fracturó la trinchera del color en su país de origen, transformándose en la primera cantante, que actuó con la ópera del metropolitano de Nueva York, oportunidad cuando resplandeció interpretando la sección de Ulrica en “Un ballo in maschera” de Giuseppe Verdi.

En 1958 oficialmente la señalaron como Delegado a las Naciones Unidas, una formalización de su papel como el “embajador de la voluntad” de los EE.UU., otorgándole la Organización de las Naciones Unidas en 1972, el Premio de la Paz.

 En 1965 dejó de cantar para el público y, en 1992 obtuvo el Grammy.

                   HONOR A QUIEN HONOR MERECE

















Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.