ANNA ELEANOR ROOSEVELT



 ANNA ELEANOR ROOSEVELT
                  ESCRIBE EGLY COLINA MARÍN





Anna Eleanor Roosevelt nació en la ciudad de Nueva York, el 11 de octubre de 1884 y falleció el 7 de noviembre de 1962. Nieta del presidente Theodore Roosevelt e hija de Anna Hall y Elliot Roosevelt quedó huérfana de padre y madre a la edad de 10 años. Trasladada a Inglaterra inició en esta nación sus estudios formativos. 

En 1905 contrajo matrimonio con su primo Franklin Delano Roosevelt, gobernador del estado de Nueva York, y por cuatro veces, presidente de los Estados Unidos (1932-1945). Con él procreó 6 hijos. 

Madre, compañera, feminista, activista social y de los derechos humanos, fue al decir del presidente Harry S. Truman “La Primera Dama del Mundo”, y como tal se constituyó en uno de los personajes más influyentes en la vida social y política del siglo XX. Además, batió el record como la mujer que más tiempo permaneció como Primera Dama de los Estados Unidos.

Durante el período posterior a la crisis de 1929 promovió en todos los estados de la unión americana el “New Deal” pensamiento de FDR para la reconstrucción política, económica y social de los Estados Unidos.

Al entrar su país en la conflagración mundial (8 de diciembre1941), Anna Eleanor Roosevelt visitó en los escenarios donde se libraban las cruentas batallas de la Segunda Guerra Mundial, y a las tropas norteamericanas que actuaban en este conflicto.

Fallecido su esposo, el presidente FDR, la ex primera dama como diplomática, participó en las formaciones de numerosas instituciones, entre las que destacan: la Organización de Naciones Unidas, la Asociación de Naciones Unidas y la Casa de la Libertad, (Freedom House). Constituyéndose en una pertinaz y decidida activista por los derechos de la mujer.

Puede considerársele como la primera feminista del Siglo XX. Presidió, el comité que aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en 1939 organizó en desagravio para la cantante de color Marian Anderson, un recital en el Lincoln Memorial con una asistencia que sobrepasó a los 70.000 espectadores, además, de la inmensa audiencia, el fue acto radiodifundido por todo el país. Su vida no tuvo descanso y trabajó en todos los frentes hasta el final de su meritoria existencia, hecho ocurrido el 7 de noviembre de 1962.

                    HONOR A QUIEN HONOR MERECE














































































TANCREDO DE ALMEIDA NEVES



Por: Dra. Egly Colina Marín, Abogado especialista en Derecho Privado. Profesora de Castellano, Literatura y Latín

Tancredo de Almeida Neves fue un político que se ejercitó en su trabajo social con vocación de apóstol. Nacido en São João Del Rei, estado de Minas Gerais, el 4 de marzo de 1910, desde temprana edad se hizo militante y activista del Partido Progresista (PP), agrupación que le elegiría para funciones legislativas municipales que cumplió a satisfacción de sus electores entre 1935 hasta 1937.Esta preliminar experiencia en su carrera política lo llevó a ser electo diputado a la legislatura estatal en el período 1947-1950. Después, postulado por el Partido Social Democrático (PSD) fue diputado a la misma legislatura desde 1951 a 1953.Como otros jóvenes de su tiempo, que se destacaban como intelectuales de la política, Tancredo Neves dotado de sus excelentes conocimientos jurídicos, fue investido por el presidente Getúlio Vargas en 1953 como ministro de justicia y negocios. Este cargo lo ejerció hasta el 23 de agosto de 1954, cuando el presidente Vargas adoptó la determinación de suicidarse.Ese mismo año resulto electo diputado federal y, en los años subsiguientes, estuvo como director del Banco de Crédito Real de Minas Gerais y trabajó en la Cartera de Redescuento del Banco Brasil desde 1956 hasta 1958. En 1958 retornó a su estado natal para desempeñarse como secretario de Finanzas.En 1961, en seguida de la sorpresiva renuncia de Jânio da Silva Quadros, el parlamento le designó como primer ministro. En estas funciones permaneció hasta 1962, cuando fue nuevamente electo diputado federal.Al extinguirse los partidos y organizaciones políticas de Brasil, en concordancia con las disposiciones contenidas en el acto institucional emitido por las autoridades militares que administraban el Estado, Tancredo de Almeyda Neves fundó el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), el 27 de octubre de 1965. Esta organización lo postuló como diputado federal en varias oportunidades. Suprimido el bipartidismo institucional, Tancredo de Almeida Neves fue senador postulado por el MDB en 1978. En 1983 se incorporó al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Este movimiento le postula como gobernador del estado de Minas Gerais, cargo que obtiene por elección popular (1983-1984). Al presentarse un gran movimiento de opinión pública para eliminar la figura de la elección indirecta para la presidencia de la república, comenzó a considerarse a Tancredo Neves como el candidato que, por su carisma y conocida vocación democrática podía constituirse en el ente unificador de voluntades que hiciera posible el reencuentro democrático de la sociedad brasileña.Una coalición de movimiento y partidos políticos de oposición se unión al nombre de Tancredo Naves y le eligió, juntamente con el senador José Sarney, como presidente y vice presidente de la república en las elecciones celebradas en 1985.El 14 de marzo de 1985, un día antes de asumir la presidencia de la república, Tancredo Neves fue internado de urgencia en un hospital de São Paulo, donde falleció 21 de abril de 1985, sumiendo a Brasil en incertidumbre.

VICTOR MANUEL GIMÉNEZ LANDÍNEZ

Por: Dra. Egly Colina Marín, Abogado especialista en Derecho Privado. Profesora de Castellano, Literatura y Latín

Conocí al doctor Víctor Manuel Giménez Landínez, en julio de 1974 presentado en el antiguo y todavía existente Hotel El Conde, en el centro de Caracas, por la señora Estrellita Serfatti. En el desarrollo de la conversación a la cual me hicieron partícipe, pude apreciar la gran preocupación venezolanista que animaba el pensamiento de este venezolano integral que fue ensayista, político, educador, abogado y, fundamentalmente, especialista en el tema agrario en todas sus incidencias.Víctor Manuel Giménez Landínez fue fundador y promotor en su adolescencia y juventud del partido social cristiano Copey en su estado natal, donde ocupó lugar de preeminencia entre sus dirigentes locales y, posteriormente, desde la dirección nacional.En 1958, al conformarse el gobierno de unidad nacional que presidió Rómulo Betancourt, el doctor Giménez Landínez fue escogido para desempeñar la que sería la más importante cartera ministerial en esa etapa de transición institucional: Agricultura y Cría.Desde esta atalaya, el ministro Giménez Landínez promovió la extraordinaria tarea de preparar al país para la aceptación por los sectores de su vida nacional, de la puesta en práctica de una política orientada a la promoción social de los pobladores de las zonas rurales, para integrarlos al desarrollo nacional, en forma integral. Este postulado constituía la idea base del presidente Rómulo Betancourt, desde la época del gobierno revolucionario de octubre de 1945, como fue la de concebir y formalizar una reforma agraria sin traumas para el resto de la población, y necesaria, como substituta del sistema de propiedad, tenencia y explotación de la tierra. Pero, al no procurarse una profunda transformación en la estructura, tenencia y explotación de la tierra, los esfuerzos quedaron en suspenso, produciéndose desviaciones en los objetivos relacionados con efectos, organización e indemnizaciones contenidos en el proyecto agrario patrocinado por el presidente Rómulo Betancourt, y secundado, por su ministro de Agricultura y Cría. Esta desviación, afectó a la economía tradicional de Venezuela, creándose por ley “el estado latifundista”, como derivación de la aventurada rivalidad surgida entre los pequeños, medianos y grandes productores, que ocasionó el abandono de las tierras productivas, y la sistemática quiebra de empresas del sector agroindustrial protegidas con dinero proveniente del tesoro nacional.Sin explícitos objetivos posteriores, la idea que animó a la “Reforma Agraria” y la gestión de Víctor Manuel Giménez Landínez, terminó descomponiéndose, al trastocarse en un embarazoso compromiso para el Estado que, al financiarla, hubo de resignarse a importar la mayoría de los bienes requeridos por la dieta natural de los venezolanos, dando nacimiento a la política de puertos que perjudica en su estructura la economía de los Estados.

CARLOS LACERDA

Por: Dra. Egly Colina Marín, Abogado especialista en Derecho Privado. Profesora de Castellano, Literatura y Latín

Carlos Lacerda fue algo más que un periodista que puso su intelecto al servicio de la causa política a la que estaba afiliado por principio y convicción. Espíritu sereno y reflexivo, siempre enfrentó a sus adversarios con firmeza y determinación. Fue un político a tiempo completo y un periodista que hizo de su profesion una trinchera defensiva desde la que influyó más que otro en los destinos de Brasil, en una buena parte de la segunda mitad del siglo XX.Por su actitud de cerrada oposición frente al presidente Getúlio Vargas, fue víctima el 4 de agosto de 1954 de un atentado criminal que casi le cuesta la vida. De este atentado se inculpó al gobierno de Vargas y, los analistas políticos de la época, creen que las secuelas de ese intento, condujo al presidente Getúlio Vargas a suicidarse en la mañana del 24 de agosto de 1954, impulsando por una crisis sin precedente en la historia del Brasil que conduciría a este país, a una férrea dictadura que se prolongo desde 1964 hasta 1985. Carlos Enrique Werneck de Lacerda, nació en Río de Janeiro, antigua capital federal, el 30 de abril de 1914. Descendiente de una familia con amplios antecedentes políticos, a él no le sería difícil adentrarse en este laberinto.En 1929, trabajó para “El Diario de Noticias” escribiendo artículos de contenido político, muy cercanos a su agraz pensamiento. Sin embargo, esta inclinación desaparecería antes de concluir el último año de la década de los treinta, cuando abjuró de su antigua postura, renunciado a su militancia al partido marxista Acción Libertadora Nacional (ALN) y afiliándose a la Unión Democrática Nacional (UDN).Su actividad propiamente política la inicia como edil del Distrito Federal, en Río. Esta posición le permitió desarrollar una intensa campaña por la total autonomía del antiguo Distrito Federal, para transformar la elección de prefectos que de acuerdo con la constitución de 1934, pasaba a ser o única en todo o Brasil, designados directamente como prerrogativa del presidente de la república.Inconforme, con los resultados de su campaña renunciaa sus funciones edilicias, en en 1947.En 1949, Lacerda da nacimiento a lo que, juntamente con la política, sería su proyecto de vida: "Tribuna da Imprensa", diario que se transformaría en el vocero de la oposición durante el segundo mandato del presidente Getúlio Vargas (1951/54).A un mes de la trágica muerte de Getúlio Vargas, Lacerda escribía en su periódico, la necesidad de adelantar las elecciones presidenciales y realizarlas el 3 de octubre En la nueva legislatura Carlos Lacerda fue electo diputado con una aplastante mayoría y después, el 5 de diciembre de 1960, fue votado como el primer gobernador del nuevo estado de Guanabara, iniciando una completa reforma política y administrativa en la nueva entidad.Su poder combativo le hizo entrar en divergencias con el recién electo presidente Jânio Quadros, incompatibilidades que se ahondarían con los correr de los días y que, en gran medida, contribuyó a la decisión final adoptada por el presidente Quadros de presentar su dimisión al cargo.Alejado del poder Jânio Quadros, Carlos Lacerda, arguyendo problemas de tipo económico, optó por vender a Manuel Francisco do Nascimento Brito, el diario "Tribuna da Imprensa". Al consumarse el golpe militar del 31 de marzo de 1964 contra el presidente Joao Goulart, Carlos Lacerda se transformó en embajador itinerante en Europa y Estados Unidos, explicando y defendiendo los alcances del gobierno militar presidido por el mariscal Humberto de Alencar Castello Branco; pero este apoyo duraría poco. Un artículo publicado en la revista "Manchete", explicó la postura del ex gobernador de Guanabara, y de su intención por postularse a la presidencia de la república: “Entiendo que la revolución no tiene programa, que esta revolución no es solo mía, sino que es del pueblo”; pero el acta institucional 5 (AI-5) del 13 de diciembre de 1968, a un año después de la muerte de Castelo Branco, terminó con la pretensión de Carlos Lacerda.En los años siguientes estará como editorialista de "Nova Fronteira" y "Nova Aguillar", y dedicado a labores intelectuales relacionadas con la historia de Brasil. "O Caminho da Liberdade", "O Poder das Idéias", "Brasil entre a Verdade e a Mentira", "Paixão e Ciúme", "Crítica e Autocrítica", "A Casa do meu avô; pensamento, palavras e obras", "Depoimento" son algunos de los títulos de las obras que escribió y tradujo y, finalmente, en 1982 serían publicados postumanente sus “Discursos Parlamentares".Carlos Lacerda, murió el 21 de mayo de 1977, en Río de Janeiro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.