NEIL ARMSTRONG

                                                            NEIL  ARMSTRONG

Entre los más grandes héroes Estadounidenses
de todos los tiempos.
Neil Alden Armstrong, nació el 5 de agosto de 1930 en Wapakoneta, Ohio, una ciudad ubicada en el condado de Auglaize en el estado estadounidense de Ohio.

En el Censo de 2010 tenía una población de 9.867 habitantes y una densidad poblacional de 608,67 personas por km². y murió en Cincinnati, Ohio, el 25 de agosto de 2012.

Fue un astronauta estadounidense y el primer ser humano que pisó la Luna. También era ingeniero aeroespacial, piloto militar, piloto de pruebas y profesor universitario. Antes de convertirse en astronauta, Armstrong fue oficial de la Armada de los Estados Unidos y sirvió en la Guerra de Corea.

Tras este conflicto, obtuvo su licenciatura en la Universidad Purdue y trabajó como piloto de pruebas para el Comité Asesor Nacional de Aeronáutica (NACA) en la Estación de Vuelo de Alta Velocidad, en la actualidad llamado Centro Armstrong de Investigaciones de Vuelo en su honor.
Armstrong se unió al cuerpo de astronautas de la NASA en 1962. Realizó su primer vuelo espacial en 1966 como piloto al mando de Gemini 8 y durante esta misión llevó a cabo el primer acoplamiento entre dos naves espaciales junto con el piloto David Scott.
El segundo y último vuelo espacial de Armstrong fue en julio de 1969 como comandante de la misión de alunizaje Apolo 11, durante la cual pronunció la célebre frase «Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad». Caminó junto a Buzz Aldrin por la superficie de la Luna y la exploraron durante dos horas y media mientras su compañero Michael Collins les esperaba en la órbita lunar a bordo del módulo de mando. 

Junto a Aldrin y Collins, Armstrong fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad por el presidente Richard Nixon. En 1978, el entonces presidente Jimmy Carter le hizo entrega de la Medalla de Honor Espacial del Congreso y en 2009 los tres tripulantes del Apolo 11 recibieron la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos.
Neil Armstrong  hijo de Stephen Koenig Armstrong y Viola Louise Engel, era de ascendencia familiar escocesa, irlandesa y alemana y tenía dos hermanas, June y Dean. Stephen Armstrong trabajaba como auditor para el gobierno de Ohio y por ello la familia se trasladó continuamente por todo el estado desde el nacimiento de Neil y llegó a vivir en veinte localidades distintas. El amor por volar de Armstrong nació entonces, cuando su padre lo llevó con tan solo dos años a ver las Carreras Aéreas de Cleveland. El 20 de julio de 1936, con cinco años de edad, experimentó su primer vuelo en Warren (Ohio), cuando junto a su padre voló en un Ford Trimotor, avión apodado Tin Goose («Ganso de hojalata»).
En 1947, con diecisiete años, Armstrong comenzó a estudiar ingeniería aeronáutica en la Universidad Purdue.  Su matrícula universitaria fue costeada por una beca el Programa Holloway, cuyos candidatos se comprometían a estudiar durante dos años en la universidad, seguidos de tres años de servicios en la Armada de los Estados Unidos y finalmente de otros dos años para completar los estudios superiores.
Armstrong fue llamado a filas con dieciocho años el 26 de enero de 1949 por la Armada. Ingresó en la base aérea de Pensacola para iniciar la formación de piloto. El entrenamiento a bordo de los buques USS Cabot y USS Wright duró 18 meses y al final del mismo obtuvo la cualificación para volar desde portaaviones. El 16 de agosto de 1950, unos días después de cumplir veinte años, Armstrong fue informado por carta de que estaba completamente cualificado como aviador naval.
Su primer destino fue el Escuadrón 7 del Servicio Aéreo de la Flota en la Base Aeronaval de San Diego. 
Neil Armstrong entró en combate por primera vez en la guerra de Corea el 29 de agosto de 1951 mientras escoltaba a un avión de reconocimiento sobre Sŏngjin. Cinco días después, el 3 de septiembre, voló en un reconocimiento armado sobre unas instalaciones de transporte y almacenaje cerca de la localidad de Majon-ni, al oeste de Wŏnsan. Mientras hacía un bombardeo a baja altitud a 560 km/h, el caza F9F Panther de Armstrong recibió el impacto de artillería antiaérea y en sus intentos por recuperar el control del aparato, chocó contra un poste a una altura de seis metros que arrancó un metro del ala derecha del Panther. Armstrong consiguió volar de regreso a territorio amigo, pero debido a la pérdida de un alerón, la única opción que tenía era la eyección. 
Armstrong voló en un total de 78 misiones sobre Corea que sumaron 121 horas de vuelo, la mayoría en el mes de enero de 1952. Fue galardonado con la Medalla del Aire por veinte misiones de combate y con la Estrella de Oro por otras veinte, así como con la Medalla del Servicio en Corea y la Estrella de Combate. El piloto dejó la Armada el 23 de agosto de 1952, con veintidós años, y pasó a ser teniente en la reserva, en la cual permaneció los siguientes ocho años, hasta que renunció a su cargo el 21 de octubre de 1960.
Después de servir en la Armada y en la guerra de Corea, Neil Armstrong regresó a la Universidad Purdue. Allí obtuvo sus mejores calificaciones en los cuatro semestres siguientes, pues aunque antes de su servicio militar había sacado unas notas promedio, sus notas acabaron siendo muy altas. A su vuelta, perteneció a la fraternidad Phi Delta Theta y escribió y co dirigió el musical de la actuación de todos los estudiantes. También fue miembro de la Banda Honoraria Nacional de la fraternidad Kappa Kappa Psi y tocó el bombardino barítono en la banda de marcha de la Universidad Purdue. Armstrong se graduó en ingeniería aeroespacial en 1955.
Cuando regresó a Purdue conoció a Janet Elizabeth Shearon, que se estaba especializando en economía doméstica. La pareja no recordaba cómo llegaron a entablar su relación, excepto que ocurrió mientras Armstrong trabajaba en el Lewis Flight Propulsion Laboratory de la NACA. Ambos se casaron el 28 de enero de 1958 en la Iglesia Congregacional de Wilmette, Illinois.
Años después, en 1970, Armstrong completó su máster en ciencias de ingeniería aeroespacial por la Universidad del Sur de California. A lo largo de su vida además fue nombrado Doctor honoris causa por varias universidades.
En 1958 Armstrong había sido seleccionado por el programa de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para llevar un hombre al espacio (Man in Space Soonest). En noviembre de 1960 fue elegido como miembro del grupo de pilotos asesores de la nave espacial militar Boeing X-20 Dyna-Soar y el 15 de marzo de 1962 fue seleccionado por la Fuerza Aérea como uno de los siete pilotos-ingenieros que podrían volar al espacio cuando este aparato fuera una realidad.
Deke Slayton, Jefe de la Oficina de Astronautas, llamó a Armstrong el 13 de septiembre de 1962 y le preguntó si estaría interesado en unirse al cuerpo de astronautas de la NASA y este aceptó sin dudar. La selección se mantuvo en secreto hasta tres días después, aunque algunos periódicos ya habían anunciado desde principios de ese año que él podría convertirse en «el primer civil astronauta». En efecto, Armstrong fue, junto a Elliot See, uno de los dos pilotos civiles elegidos para el segundo grupo. Elliot See iba a ser el comandante de la misión espacial Gemini 9, pero falleció en un accidente a bordo de un avión Northrop T-38 Talon en 1966. Así, Armstrong fue el primer civil en viajar al espacio en Estados Unidos, aunque tres años antes había hecho lo propio la civil soviética Valentina Tereshkova a bordo de la Vostok 6..

La última asignación de Armstrong en el programa Gemini fue como piloto comandante de reserva de la Gemini 11, algo que fue anunciado dos días después del amerizaje de la Gemini 8. Después de haber entrenado para dos vuelos espaciales, Armstrong estaba muy bien informado de los sistemas y su tarea fue mayormente de enseñanza para el piloto de reserva, el novato William Anders. El lanzamiento de esta nueva misión Gemini tuvo lugar el 12 de septiembre de 1966 con Pete Conrad y Dick Gordon a bordo, que completaron con éxito los objetivos mientras Armstrong cumplía funciones de comunicador de cápsula (CAPCOM).

Programa Apolo

El 27 de enero de 1967, día del trágico incendio en el Apolo 1, Armstrong estaba en Washington D. C. junto a Gordon Cooper, Dick Gordon, James A. Lovell y Scott Carpenter para la firma del Tratado sobre el espacio ultraterrestre de la ONU. Los astronautas charlaron con los dignatarios reunidos hasta las 6:45 p.m., cuando Carpenter se marchó al aeropuerto y el resto regresaron al hotel Georgetown Inn, donde cada uno de ellos encontró un mensaje para que telefoneara al Centro de Naves Espaciales Tripuladas en Houston. Durante estas llamadas telefónicas, tuvieron noticia de las muertes de los astronautas del Apolo 1, Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee. Armstrong y sus compañeros pasaron el resto de la noche bebiendo whisky y hablando de la tragedia.
El 5 de abril de 1967, fecha en la que se hizo público el resultado de la investigación sobre el fuego en el Apolo 1, Armstrong se unió a otros diecisiete astronautas para una reunión con Deke Slayton. Lo primero que este les dijo fue: «Los chicos que volarán en las primeras misiones lunares son los que están en esta habitación». Según Eugene Cernan, Armstrong no mostró ninguna reacción a ese anuncio porque no le causaba sorpresa, los hombres que se encontraban allí eran todos veteranos del proyecto Gemini y por tanto las únicas personas que podrían volar en las misiones lunares. 

Slayton les informó de las misiones planeadas y nombró a Armstrong para la tripulación de reserva del Apolo 9, que entonces tenía previsto ser una prueba en la órbita circular intermedia de la Tierra para la combinación de módulo lunar y módulo de mando y servicio. Después de varios retrasos en el diseño y construcción del módulo lunar, los Apolo 8 y 9 intercambiaron sus tripulaciones y de esa manera, en base al esquema normal de rotación, Armstrong comandaría el Apolo 11.
Vuelo a la Luna
Durante el lanzamiento del Apolo 11 al espacio, el corazón de Armstrong llegó a una velocidad de 110 pulsaciones por minuto. Al astronauta le pareció que la primera fase fue muy ruidosa, mucho más que el despegue de la Gemini 8 con el cohete Titan II. La cápsula de mando del Apolo era además bastante más espaciosa y la posibilidad de moverse más libremente que ofrecía a los tripulantes fue quizá el motivo por el que ninguno de sus tres astronautas sufrió el síndrome de adaptación espacial, algo que sí sintieron astronautas anteriores. Armstrong estuvo especialmente contento, ya que de niño había sido propenso a sufrir cinetosis y podía llegar a tener náuseas tras períodos prolongados de acrobacias aéreas.
Cuando Armstrong se percató de que se dirigían hacia una zona de alunizaje que él consideraba poco segura, tomó el control manual del módulo lunar y trató de buscar otra zona más apropiada, lo que llevó más tiempo del esperado y de lo que ninguna simulación había previsto. Por ello, en el Centro de Control de Misión se preocuparon porque el Eagle se quedara sin combustible. Tras posar el módulo en la superficie lunar, Aldrin y Armstrong creían tener unos cuarenta segundos restantes de combustible, incluidos los veinte segundos que debían reservar en caso de un aborto. Durante los entrenamientos, Armstrong había llegado a aterrizar varias veces el LLTV por debajo de quince segundos restantes de combustible y por ello confiaba en que el módulo lunar sobreviviría a un descenso de quince metros si fuera necesario.
El alunizaje tuvo lugar varios segundos después de las 20:17:40 UTC del 20 de julio de 1969.74 En ese momento, una de las tres sondas del módulo Eagle entró en contacto con la superficie de la Luna y un panel de luces se iluminó, tras lo que Aldrin exclamó «Luz de contacto». Armstrong apagó el motor y dijo «Apagado». A medida que el módulo se asentaba en la superficie lunar, Aldrin comentó «De acuerdo, paro de motor», y a continuación ambos enumeraron una serie de comprobaciones. Tras una pausa de diez segundos, Duke reconoció el alunizaje con las palabras «Le copiamos abajo, Eagle». Armstrong anunció la exitosa maniobra de alunizaje al Centro de Control de Misión y al mundo con las siguientes palabras: «Houston, aquí la Base Tranquilidad. El Eagle ha alunizado». Los dos astronautas lo celebraron dándose la mano y con unas palmaditas en la espalda antes de retomar las numerosas comprobaciones de tareas que eran necesarias para que el módulo estuviera preparado en caso de tener que abandonar la Luna si surgían problemas durante los primeros momentos en su superficie.75 76 77 Después de que Armstrong confirmara el alunizaje, Duke volvió a agradecérselo y les expresó la ansiedad de los controladores de vuelo: «Roger,… Tranquilidad. Os copiamos en la Tierra. Tenéis a un montón de chicos a punto de ponerse azules. Respiramos de nuevo. Muchas gracias».



Neil Armstrong contrajo matrimonio el 28 de enero de 1956 con su primera esposa, Janet Shearon. El primer hijo de la pareja, Eric, nació al año siguiente y en 1959 tuvieron una hija, Karen, la cual falleció en enero de 1962 fruto de las complicaciones de un tumor cerebral. En 1963 nació el tercer hijo del matrimonio, Mark. Janet se divorció de Armstrong en 1994 después de 38 años de matrimonio. Él había conocido en 1992 durante un torneo de golf a la que sería su segunda esposa, Carol Held Knight, quince años menor que él. Ella dijo que habló muy poco con él en su primer encuentro, pero dos semanas después Neil la llamó por teléfono para preguntarle qué estaba haciendo. Carol le respondió que estaba talando un árbol y media hora después Armstrong se presentó en su casa para ayudarla. Se casaron el 12 de junio de 1994 en Ohio y después hicieron una segunda ceremonia en el Rancho San Ysidro de California. El matrimonio se estableció en Indian Hill, Ohio.

En el otoño de 1979 Armstrong estaba trabajando en su granja de la localidad de Lebanon (Ohio), cuando al saltar desde el remolque de un camión de grano, su anillo de boda se enganchó en la rueda y le arrancó la punta de su dedo anular. Recogió el dedo seccionado y lo puso en hielo, tras lo que se lo volvieron a reinsertar en una intervención quirúrgica en el Hospital Judío de Louisville, Kentucky. En febrero de 1991, un año después de la muerte de su padre y nueve meses después del fallecimiento de su madre, Armstrong sufrió un leve ataque al corazón mientras esquiaba con unas amistades en AspenColorado.

Fallecimiento.

El 7 de agosto de 2012, Armstrong fue sometido en un hospital de Cincinnati a una cirugía de baipás vascular para aliviar sus arterias coronarias obstruidas. Aunque se informó que se estaba recuperando bien, surgieron complicaciones en su estado mientras permanecía en el hospital y falleció el 25 de agosto. Cuando se conoció la muerte del legendario astronauta, la Casa Blanca difundió un comunicado en el que afirmaba que Neil Armstrong estaba «entre los más grandes héroes estadounidenses, no solo de su tiempo, sino de todos los tiempos». Ese comunicado también decía que Armstrong había cumplido las aspiraciones del pueblo estadounidense y que había materializado «un momento del progreso humano que nunca se olvidaría».
Su familia también emitió un comunicado en el que describía a Armstrong como «un reacio héroe estadounidense, que había servido a su nación con orgullo como piloto naval, piloto de pruebas y astronauta. Mientras lloramos su pérdida, también celebramos su extraordinaria vida y la esperanza de que sirva como ejemplo para que los jóvenes de todo el mundo trabajen duro para cumplir sus sueños, para estar dispuestos a explorar y superar sus límites, y también servir desinteresadamente a una causa más grande que ellos mismos. Para todos aquellos que pregunten como pueden honrar a Neil Armstrong, tenemos una respuesta simple. Honren su ejemplo de servicio y modestia, y la próxima vez que salgan a caminar en una noche clara y vean que la Luna les sonríe, piensen en Neil Armstrong y guíñenle un ojo».
El 13 de septiembre de 2012 se celebró una misa en honor del astronauta en la Catedral Nacional de Washington, una de cuyas ventanas con vidrieras está inspirada en el Apolo 11 y tiene incrustada una roca lunar en medio de sus vitrales. Entre los asistentes hubo famosos astronautas y autoridades, varios de los cuales pronunciaron panegíricos en los que recordaban algunas historias de la vida de Armstrong que ilustraban su humildad, valentía y compañerismo. La cantante Diana Krall interpretó la canción Fly Me to the Moon. Asimismo, el presidente Barack Obama ordenó que todas las banderas ondearan a media asta el día de su funeral. 

El compañero de Armstrong en la misión del Apolo 11, Buzz Aldrin, dijo estar «profundamente entristecido por el fallecimiento. Sé que hay millones de personas como yo, llorando a un verdadero héroe estadounidense y al mejor piloto que he conocido. Tenía la esperanza de que el día 20 de julio de 2019 Neil, Mike y yo estuviéramos juntos para celebrar el 50.º Aniversario de nuestro alunizaje… Lamentablemente, no será así».

Michael Collins dijo de Armstrong: «Era el mejor, y lo echaré de menos terriblemente». Charles Bolden, administrador de la NASA, comentó: «Mientras haya libros de historia, Neil Armstrong estará en ellos, recordado por haber dado el primer pequeño paso de la humanidad en un mundo más allá del nuestro».
Los restos de Armstrong fueron incinerados y sus cenizas se lanzaron al mar en el océano Atlántico durante una ceremonia celebrada a bordo del crucero de la armada estadounidense USS Philippine Sea. WWW.WIKIPEDIA.ORG

                 !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.