CHARLES LINDBERGH

                                                       Charles Lindbergh                                          
Detroit es la ciudad más grande del estado estadounidense de Míchigan y la capital del condado de Wayne. Detroit es un puerto principal localizado al norte de Windsor, Ontario, sobre el río Detroit, en la región noreste de los Estados Unidos. 

Allí nació, Charles Lindbergh en el seno de una familia de inmigrantes suecos. Su padre ejerció la política y más tarde fue congresista, tribuna desde la que mostró su oposición a la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial; su madre era profesora de química. Muy pronto el joven Charles comenzó a mostrar interés por las máquinas.

Lindbergh inició estudios de ingeniería, que abandonó para hacerse aviador en 1920, cuando la aviación era aún un asunto de pioneros con grandes dosis de riesgo y aventura. Trabajó como piloto de exhibición y, desde 1926, en el correo aéreo.

Saltó a la fama en 1927 al realizar en solitario el primer vuelo sin escalas entre Nueva York y París. La hazaña respondía al reto de una empresa hotelera francesa que había ofrecido un gran premio para quien la realizara; y fue posible gracias al apoyo financiero de algunos empresarios de San Luis, que permitió a Lindbergh construir para la ocasión su propio avión, el Espíritu de San Luis.

Decidió optar a un premio de 25.000 dólares ofrecido en 1919 por el filántropo francés nacionalizado estadounidense Raymond B. Orteig para el primer piloto que realizara un vuelo trasatlántico sin escalas entre Nueva York y París. En su monoplano de un solo motor Ryan NYP (un Ryan M-2 modificado), bautizado como Spirit of St. Louis, Lindbergh despegó del aeródromo Roosevelt (Long Island) el 20 de mayo de 1927 y tras un vuelo de 33 horas y 32 minutos, aterrizó en el aeropuerto de Le Bourget, cercano a París. Posteriormente, se convirtió en asesor de aerolíneas comerciales. Charles Lindbergh piloto también el primer vuelo oficial de la línea aérea Mexicana de Aviación.
La importancia de aquel primer vuelo trasatlántico directo quedó resaltada por los fracasos anteriores de otros famosos aviadores mejor equipados; varios gobiernos reconocieron su mérito con condecoraciones y honores, que completaron el entusiasmo popular despertado por esta figura heroica. 
Posteriormente, Lindbergh realizó el primer viaje sin escalas entre Washington y México (1927) y exploró las rutas aéreas hacia Asia a través del Pacífico (1931-33). En los años treinta se convirtió en directivo de la compañía aérea Pan American y participó en las investigaciones científicas del premio Nobel de Medicina Alexis Carrel. El secuestro y asesinato de su hijo en 1932 desató una oleada de indignación popular que llevó al reforzamiento de los poderes del gobierno federal en la lucha contra el crimen.

En 1932, el secuestro y posterior asesinato de su hijo de 20 meses, Charles Lindbergh Jr., atrajeron el interés nacional e internacional. Un carpintero de origen alemán llamado Bruno Hauptmann fue declarado culpable y condenado a muerte. Aunque las pruebas encontradas en el momento inculpaba a Hauptmann, han existido dudas respecto a su culpabilidad basadas tanto en errores de procedimiento durante el juicio, como en hallazgos no incluidos durante el mismo.


La familia Lindbergh se trasladó a Europa en 1935 y Lindbergh pudo estudiar la organización y funcionamiento de las fuerzas aéreas de varios países. A su regreso a Estados Unidos (1939) recorrió el país dando conferencias en contra de la guerra, y declarándose partidario del aislacionismo estadounidense. 

Se declaró de forma abierta partidario de Adolf Hitler y partidario de los partos selectivos, por lo que fue obligado a dimitir de sus cargos (la novela de Philip Roth, La conjura contra América, narra una situación en la que un antisemita y pro-hitleriano Charles Lindbergh accede a la presidencia estadounidense tras vencer en las elecciones de 1940 a Franklin D. Roosevelt). 

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1939-45) defendió posturas aislacionistas, movido por su ideología racista, su simpatía hacia la Alemania nazi y su convicción de que la aviación alemana era invencible; no obstante, a partir de la entrada de los Estados Unidos en la contienda, sostuvo el esfuerzo bélico norteamericano como consejero técnico de las Fuerzas Aéreas.
Su relato autobiográfico obtuvo el premio Pulitzer en 1953.www.wikipedia.org


                 !HONOR A QUIEN HONOR MERECE!

Resultado de imagen para CHARLES LINDBERGH




Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.