ALFONSO RUMAZO GONZÁLEZ

                                                                                             ALFONSO RUMAZO GONZÁLEZ
                                                                                                       (1903-2003)
DR RUMAZO E HIJA
HUMANISTA Y MAESTRO DE AMÉRICA


La obra intelectual de Alfonso Rumazo González, se puede decir que es prolija su prosa, y la concreción de unos hallazgos acrisolados en muchos libros y una manera de decir, que lo convierten en un cultor del idioma. 

Ecuador ha sido tierra de importantes biógrafos: sobre personajes anteriores a la conquista española, son reconocidos el Atahualpa, de Benjamín Carrión; el Atahualpa de Neptalí Zúñiga, el Rumiñahui, de Gonzalo Rubio Orbe, el Rumiñahui de Enrique Garcés. 

La obra biográfica nacional dedicada a personajes anteriores o precursores de la independencia, se ha centralizado en torno a la figura extraordinaria de Francisco Eugenio de Santa Cruz y Espejo. 

Sobre él hay también importantes trabajos biográficos, entre los cuales se haya el de Enrique Garcés. Otros, como el Juan Montalvo de Oscar Efrén Reyes, son reconocidos por su exhaustiva documentación, por los aciertos en el sentido interpretativo de un largo itinerario histórico. 

La obra biográfica de Alfonso Rumazo González, quien consagró años de vida a un esfuerzo por dotar de esencia, carnalidad y significación el itinerario vital de quienes contribuyeron a fundar naciones, y con la impronta de su acto heroico, decidieron el destino de nuestros pueblos. Todo ello cargado de un admirable interés por lo humano, pleno de fuerza comunicativa, de reconstrucción de época, y al mismo tiempo con una intensidad discursiva que abre sus textos al encantatorio acto del recuento, rigurosamente apegado al metarrelato histórico, a su reescritura. Junto con la biografía, la gran tradición del ensayo histórico, ha tenido en Rumazo González un consecuente indagador. 

Inscrito en la disciplina apasionante de quien busca iluminar el camino juntando las huellas de los caminantes, construye la historia en los pliegues, en los intersticios que resignifican la vida y la obra. Así, en mucho se debe a su pluma más de media docena de las mejores biografías que se hayan escrito sobre personajes fundamentales en la historia de nuestro continente.

ALFONSO RUMAZO GONZÁLEZ, HUMANISTA Y MAESTRO DE AMÉRICA 

  • 280 son las Grandes Biografías de Alfonso Rumazo González: 
  • “Bolívar”; 
  • “Manuela Sáenz, la Libertadora del Libertador”;
  • “Sucre, Gran Mariscal de Ayacucho”, 
  • “Miranda, Protolíder de la Independencia Americana”; 
  • “José Martí”, 
  • “Daniel Florencio O’ Leary”, 
  • “José de San Martín”, 
  • “Simón Rodríguez” y
  •  “Andrés Bello”. Libertadores, fundadores, guías de pueblos, pero más aún, forjadores de cultura y espíritu. No es Rumazo González solamente una de las figuras intelectuales más sólidas del Ecuador, sino uno de sus escritores más reconocidos por su formación clásica


Bien ha escrito el académico de la Lengua Jaime Dousdebés, en su artículo “Alfonso Rumazo González y su vuelo de cóndor”: 

"...Estudioso de clásica formación humanística fue luego maestro de sí mismo, abarcando con su erudición los límites de la sabiduría. Hombre fino y sensible, sintió la poesía como una riqueza del sentimiento y como un ser esencial de la vida que también se tradujo en su hogar..." 

El escritor está en la búsqueda de la red de significaciones que orientan la existencia, pero aún más: está en la construcción histórica de nuestra utopía. Porque la literatura, como todas las expresiones de la cultura, no es sólo destilación simbólica de la realidad, no es sólo la interpretación esteticista de un ejercicio individual; sino que también está construyendo la realidad, y esto importa para entender su función así como su percepción del futuro

La literatura genera imágenes, corrientes de opinión, formas de aprehensión de lo real, agregando presencia simbólica a la realidad. En todos los registros biográficos que ocuparon el interés histórico de Rumazo González, se teje también un mapa para mirar el continente; no escapan las razones integradoras que alentaron a Bolívar, a José de San Martín, a José Martí. 

Cada uno en su tiempo y situación específica, creyó en la unidad de Hispanoamérica, de Nuestra América. La unidad era, y es, un paso estratégico para avanzar con fuerzas más parejas a la interlocución con el Norte, con Europa y con el resto del mundo. Por ello son importantes las biografías, las historias de vida; palabras vivas para enseñar y no simple excusa para disimular oscuras intenciones o limpiar errores del pasado. 

Pareciera que por los momentos sólo fuera posible una natural unidad latinoamericana por razones de lengua y herencias culturales; la utopía bolivariana de la unidad de Nuestra América seguirá siendo una tarea pendiente, por lo pronto, sólo se ve en el horizonte una integración subordinada, atada a los compromisos inmediatos de mercados y capitales, que a la larga se conflictuan y se convierten en frustración. 

Alguien que conoció y apreció a Alfonso Rumazo González, fue nuestro Mariano Picón-Salas, quien junto a otro recordado y estimado ecuatoriano, Alfonso Cuesta y Cuesta le recibieron en nuestro país. 

Picón-Salas escribió en torno al sentido trascendente de lo histórico: “La Historia no es sino el incalculable impacto de las circunstancias sobre las utopías y los sueños” . Y eso tiene que ver con una concepción prosensual de la Historia, leída no sólo en lo fáctico sino en las relaciones de causa-efecto, sobre todo en el impacto que esos hechos han producido en el hombre y su cultura. 

La lectura de la historia se produce como un proceso de develamiento de signos que yacen en el cuerpo inerte del pasado, asimilados de manera dialéctica. Ha escrito Michel de Certeau: “la Historia es más que el Museo contemporáneo o futuro de obras de arte; es también combate y polémica, impureza de vida QUE NOS NUTRE Y DEFIENDE. 

ESCRITO POR GREGORY ZAMBRANO--www.saber.ula.ve


                  !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.