LUIS MONTIEL, ARTISTA

                                                       LUIS MONTIEL
GENIO DEL TAPIZ

Había nacido en la Laguna de Pájaros de la Alta Guajira, Zulia, quien aprendió de su abuela y de su madre, el arte de tejer pellones y por muchos años trabajó en una forma solitaria y silenciosa.

En 1965 en el marco de la primera Feria de La Chinita, el Centro de Bellas Artes realizó una exposición sobre las tres culturas autóctonas de la región: wayuu, yukpa y barí; cuando la señora Maxula D'Empaire decidió irlo a buscar en Atnaira, para así dar a conocer el talento de este genio del tapiz.

En el Hotel del Lago comienza la leyenda, lugar que se convirtió en la primera tribuna de este gran artista indígena que vivía solo en su rancho en Mali-mai.

Llegó a tener un taller donde más de 160 personas  elaboraban a mano tapices y alfombras de tradición guajira que recorrieron el mundo, logrando fama nacional e internacional. Luis Montiel fue el único a quien la crítica le reconoció sus dotes geniales como tapicero. 

Tejedor de tapices.  Su madre, Florentina Montiel, le transmitió la tradicional artesanía indígena. En 1969 dio a conocer sus alfombras y tapices multicolores en una exposición organizada por el Centro de Bellas Artes de Maracaibo y presentada en el museo de Bellas Artes (MBA).

Óscar D'Empaire reconoció entonces que su "esfuerzo creador representaba la realización de una obra sin paralelo en un medio tan hostil como aquél […]. Y no es de extrañar esta sorpresa, pues, luego de tres años  Luis Montiel dejó de tejer las tradicionales fajas y el vistoso pellón que cubre las monturas guajiras.

Luis comienza a trabajar en una nueva dirección que le proporcionaba la posibilidad de dar rienda suelta a su imaginación de artista, y le permitía, que dentro de las nuevas dimensiones puestas a su alcance, creara un original concepto y  utilizara  los tradicionales motivos y diseños guajiros" (1969). 

Esta transformación se dio por un encuentro circunstancial, cuando Masula de Mannil, encontró un pellón que por su colorido y diseño demostraba la existencia de un artesano de excepcional talento. Inició así una estrecha colaboración con el artista, al suministrarle materiales necesarios para la elaboración de tapices. 

A mediados de los años setenta, Montiel crea el taller Mali-Mai, lugar que habitaba con un grupo de artesanos que lo ayudaban en su trabajo. Sus tapices estaban bellamente plasmados, con un sentido de la composición del color, con los más diversos símbolos esquematizados de aquellos elementos con los cuales convivía  diariamente: sol, pájaros y estrellas. 

"Allí se halla también la violenta y alucinante luz de su tierra, el fabuloso y maravilloso mundo encantado de su imaginación creadora" (D'Empaire, op. cit.).


  • 1969 "Un artista guajiro", MBA
  • 1972 Unión Panamericana, Washington
  • 1974 Museo de Arte Moderno, Cartagena, Colombia
  • 1976 Banco de Colombia, Bogotá
  • 1987 Casa del Profesor Universitario, UCV

Colecciones

Teatro Bellas Artes, Maracaibo.

El año 1998, fallece en Maracaibo Luis Montiel Jarariyuu, artesano wayuu experto en la confección de tapices y alfombras. www.wikihistoria.org.

                !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.