GENERAL CRUZ CARRILLO

                                                                                          GENERAL CRUZ CARRILLO
PRIMER PRÓCER MILITAR TRUJILLANO.

José de la Cruz Carrillo Terán fue un militar venezolano, que formó parte de los trujillanos que el 09 de octubre de 1810 declararon la independencia de la provincia. Nació en la ciudad de  Trujillo, Capitanía General de Venezuela, el 03 de mayo de 1788 y falleció el 17 de junio de 1865 en su misma ciudad.

Se alistó como voluntario en el escuadrón de Trujillo. Tras la caída de la Primera República de Venezuela fue hecho prisionero, pero fue liberado un año después. Tras su liberación entró en contacto con Simón Bolívar durante la Campaña Admirable y se integró a sus tropas en el batallón al mando de Atanasio Girardot,​ en donde tendría una destacada actuación en las batallas de Taguanes y Carache. 

También estuvo bajo las órdenes de Rafael Urdaneta, Antonio Ricaurte y José Antonio Páez. En 1818 adquirió rango de coronel e intervino en la campaña libertadora de Nueva Granada al mando del batallón Bravos de Páez, con quienes tuvo una actuación destacable en las batallas de Gámeza, Pantano de Vargas y Boyacá.

En 1820 tomó parte en la liberación de la provincia de Trujillo de la cual fue nombrado gobernador siendo el anfitrión de las deliberaciones que condujeron a la firma del Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra. Posteriormente, en 1821 se le encomendó la dirección de un cuerpo del ejército, con motivo de las operaciones de liberación de Venezuela, con el cual debió avanzar hasta Barquisimeto para amenazar la línea realista de Puerto Cabello, operación que culminó con gran éxito pues impidió que el coronel realista Juan Tello reuniera tropas con el Mariscal Miguel de la Torre.
En 1829 fue elegido diputado de la provincia de Pamplona y en 1831, ya con el rango de General de Brigada, recibió órdenes de Bogotá en donde se exigía la disolución y licenciamiento de sus tropas, orden que desacató y que al año siguiente le valdría su arresto tras la caída del Presidente de Colombia General Urdaneta. Después de su arresto fue exiliado a Venezuela en donde retomó su cargo de gobernador de Trujillo hasta su muerte en 1865. 

A pesar suyo, en 1863 el presidente de Venezuela, Juan Crisóstomo Falcón le otorgó el grado de general en jefe. El 23 de diciembre de 1912, sus restos son trasladados a la Catedral de Trujillo y desde el 1971 reposan en el Panteón Nacional de Venezuela.www.wikipedia.org

Fueron sus padres Don Andrés Antonio Carrillo y Doña Josefa Gómez Terán. La infancia y adolescencia transcurrió en su ciudad natal; y,  en 1810, cuando la provincia de Trujillo decide incorporarse al movimiento emancipista, y constituye una Junta de Gobierno autónoma fundamentando su decisión en que constituía un gran peligro continuar bajo la dependencia de los gobernantes enviados de España, Cruz Carrillo se alistó en las milicias autonomistas, y alcanzó prontamente el grado de subteniente.

Al perderse la Primera República en 1812, el joven oficial prisionero de las autoridades españolas fue remitido al Zulia, de donde regresó poco después a su lar nativo. Allí se encontraba en 1813 cuando Bolívar firmó el Decreto de Guerra a Muerte (http://fundacionjoseguillermocarrillo.com/sitio/inicio.php) Cruz Carrillo se enrola una vez más en las huestes emancipadoras y continúa bajo el mando del Libertador participando en los principales combates de la Campaña Admirable que restableció el régimen republicano.
Frustrados los grandes ideales del Libertador, el Gral Cruz Carrillo se retira a la vida privada.

En 1832 asume el cargo de gobernador de la Provincia de Trujillo, bajo la presidencia del general Carlos Soublette. En su administración funda escuelas, crea caminos, construye puentes, impulsa la actividad económica de su pueblo, estimula el desarrollo cultural y administra los dineros públicos con la más extremosa pulcritud. 

Murió el año 1863, en su residencia trujillana, la vieja casona de la guerra a muerte y de los tratados de de Armisticios y Humanización de la tremenda lucha, rodeado del afecto de los jóvenes que solían visitarlo, para oírle contar los episodios de vida gloriosa, en medio de la onda veneración de todos sus co-terráneos.  fuente:Gente de Venezuela- vol I- Jorge Maldonado Parilli.

             !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ