FABIÁN GUADARRAMA G

                                                        Fabián Guadarrama G.

Poseía una capacidad extrasensorial que
lo hacía ser Especial.
Nació Fabián José en la “La Palma”, caserío Sicaname de la parroquia Jadacaquiva del estado Falcón, Estados Unidos de Venezuela el día veinte de enero de mil novecientos veintitrés.

Fueron sus padres Domingo Guadarrama Valdez y María La O González reconocidos y honestos ciudadanos .

Cursó sus estudios de primaria en Carirubana y la secundaria en Cabimas y Maracaibo del estado Zulia, donde también trabajó como enfermero. Fue allí donde nació el amor por la medicina y su decisión de ser médico. 

Viaja a Chile y se residencia en Santiago para cursar estudios de medicina en la Universidad de Chile, donde obtiene el título de Médico el quince (15) de junio de mil novecientos cincuenta y cinco. 

Regresa entonces a su tierra natal, y es designado para trabajar como médico rural en Churuguara, posteriormente en Adícora y luego en Las Piedras. Revalidó el título en la ilustre Universidad del Zulia, en la ciudad de Maracaibo, culminando el diez de marzo de mil novecientos sesenta y cuatro. 

A partir de allí, ejerció como médico particular, destacándose como un profesional con mucha  humanidad y sensibilidad a flor de piel. Contrajo matrimonio con Celsa Ysabel Chirinos Chirinos y de cuya unión nacieron Fabián Domingo, Abelardo Gumersindo y Fabiola Isabel. No quiero dejar fuera de contexto el conocimiento extrasensorial que poseía  el Dr Guadarrama como un don divino que ayudaba o complementaba su capacidad e idoneidad profesional. Definitivamente, era un ser ESPECIAL.

Fue llamado a la presencia del Padre Celestial, a la edad de sesenta y tres años, el treinta de octubre de mil novecientos ochenta y seis. Personalmente, conocí al Ilustre doctor Guadarrama en ocasión de un malestar  que para mí era tremendo, una gastritis, pero que para él era tratable; es así, cuando al terminar la consulta le pregunté: ¿cuándo debo regresar? él me respondió: por esto nunca más... y así fue. Era un caballero impecable, de grata presencia y que inspiraba respeto y admiración. Muy querido en la península de Paraguaná donde vivió y, puedo afirmar que era toda una autoridad médica. 

Paz a sus restos.!

                !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ