ALTAGRACIA SARMIENTO

                                                                     ALTAGRACIA SARMIENTO

      De belleza innegable, no del tipo común en la década de los 80. La recuerdo, con unos enormes ojos aterciopelados y esa voz dulce, algo ronca, de perfecta modulación. Para aquel momento, Altagracia Sarmiento se había convertido en una de las prometedoras damitas jóvenes de Venezolana de Televisión, con una buena proyección dentro de los espacios dramáticos de esa planta transmisora.(CVTV)

   Elvira Altagracia Sarmiento Solórzano nació en Altagracia de Orituco, estado Guárico, el 11 de octubre de 1952. Era hija de Jorge Sarmiento y Lilia Solórzano, ambos de origen ecuatoriano. Su hermano Jorge, nacido en 1954, posteriormente se convertiría en  arquitecto; y  Daniel, nacido en 1963, es músico y baterista de la reconocida banda de rock nacional Desorden Público.

 Su debut en la televisión se produjo en 1968 y es en la pequeña pantalla y la radio donde Altagracia desarrolló una amplia carrera artística, que abarcó tres décadas. En Venezolana de Televisión, donde ingresó desde los tiempos en que era la Corporación Venezolana de Televisión (CVTV), trabajó durante 21 años en carácter de actriz, animadora y productora.

    En la década de los 80, Altagracia logró diversificar su imagen profesional como animadora, locutora y actriz. Cuando Guillermito González emigró de RCTV hacia Venezolana de Televisión, Altagracia se incorporó a varios proyectos que adelantó el destacado animador. A partir de 1986 integró al jurado del segmento ¿Cuánto vale el Show? en El Show de Fantástico. En el video se aprecia su participación junto a Carlos Almenar Otero y Denny Rodríguez “La Malandra Elizabeth” durante uno de los programas grabados en 1987.

    Era evidente, que Altagracia era una profesional del espectáculo de alta versatilidad y rendimiento. Se había formado para ello de manera concienzuda. Dentro del área artística, estudió teatro, canto, dicción, ballet, danza, arte dramático, animación y locución. Sin embargo, esa hermosa joven de dulce voz también había abierto sus horizontes hacia otros campos: era licenciada en Estudios Políticos e Internacionales egresada de la Universidad Central de Venezuela, así como perfectamente bilingüe español/inglés. Dominaba además el italiano y un poco de francés.

   Estuvo casada con Teófilo Domingo Rodríguez y su matrimonio se disolvió sin dejar descendencia.

     Pese a su destacada trayectoria, en 1995  fue despedida por los directivos de la planta. Lejos de amilanarse, decidió partir a Estados Unidos donde se residenció para emprender una nueva vida. Sin embargo, como muchas veces sucede en la vida real en los momentos de altas expectativas personales, el destino le hizo una mala jugada. El miércoles 1 de marzo de 1995, en horas de la tarde, Altagracia murió en un aparatoso accidente automovilístico ocurrido en Nueva York. 

      Se esperaba que el cadáver llegara entre viernes y sábado de esa semana a Venezuela, pero los trámites se complicaron, a fin de cumplir con los requisitos para su traslado. Una semana luego del fatal accidente, sus restos aún no habían recibido cristiana sepultura.

     El lunes 6 de marzo su cuerpo arribó al país en el vuelo 903 de American Airlines en horas de la noche. Fue trasladado a la Funeraria Vallés, en Caracas, y el sepelio ocurrió a las 3:00 de la tarde del martes 07 de marzo de 1995, en el cementerio de La Guairita. Su deceso fue altamente lament
ado por sus compañeros de gremio y sobre todo por su público que aún hoy la recuerda con afecto. Autor:José Gregorio Marcano.


                  !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

AMELIA ROMÁN

HIMNO DEL ESTADO FALCÓN