SAN FRANCISCO DE ASÍS, ORACIÓN POR LA PAZ



                                  San Francisco de Asís

                                           
GiovanniNace
Nace el 05 de Julio de 1182, Giovanni Francesco Bernardo-ne (Francesco d´ Assisi) místico italiano y predicador, fundador de los franciscanos, en Asís, de una familia económicamente bien, lo que podríamos catalogar como de clase alta. Fueron sus padres: Monna Pica y Pedro de Bernardo-ne. 

Desde joven, fue muy rebelde y de vida desordenada, lo que pudiéramos calificar como libertina o mundana. Estuvo encarcelado durante un año, por haber participado en una batalla entre, Asís y Perugia,  tiempo suficiente para que enfermara gravemente, por lo que decide cambiar de vida,  porque Dios ya había tocado su corazón. Fue en 1205 cuando se inició en las obras de caridad con enfermos y leprosos, también en la recuperación de una Iglesia en ruinas, de San Damián de Asís, porque a través de un sueño el crucifijo se lo había ordenado.

Los gastos en obras de caridad enfurecieron a su padre, que llegó a desheredar lo. Renunció a su lujosa ropa por una capa y dedicó los tres años siguientes al cuidado de los leprosos y los proscritos en los bosques del Monte Subastio. Restauró la ruinosa capilla de Santa María de los Ángeles. 

Para el año 1208, durante una eucaristía, sintió que Dios le pedía: "no poseer nada pero que hiciera el bien en todas partes" (Mateo 10, 5-14) inició su peregrinación cambiando sus ropas de lujo por una capa y renovando el espíritu cristiano. Reunió a los 12 discípulos que se convertirían en los hermanos originales de su orden, que más tarde sería Primera Orden quienes  lo eligieron superior.

Fue en 1212 cuando recibió a una monja de Asís llamada Clara, en la comunidad franciscana; a través de ella se estableció la Orden de las Damas Pobres (las clarisas), más tarde Segunda Orden franciscana). En 1212 viaja a Tierra Santa, pero una tempestad le obligó a regresar. Cuando llegó a España a evangelizar a los musulmanes, surgieron otras dificultades que le impidieron cumplir gran parte de la labor misionera. Finalmente viajó después a Tierra Santa permaneciendo allí hasta el año 1220. 

Quería ser MÁRTIR y se alegró al saber que cinco monjes franciscanos habían muerto en Marruecos mientras cumplían sus obligaciones. A su regreso encontró oposición entre los frailes y renunció como superior, dedicando los años siguientes a planear lo que sería la Tercera Orden Franciscana, los Terciarios

La tradición del Nacimiento, o  poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Grecio, en esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos para celebrar la misa de medianoche, en derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por sus manos, así le cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; desde entonces la fama de los "Nacimientos" y su costumbre se extendió por todo el mundo.

En septiembre de 1224, tras cuarenta días de ayuno, rezando en el Monte Alverno sintió un dolor mezclado con placer, y las marcas de la crucifixión de Cristo, los estigmas, aparecieron en su cuerpo. Fue llevado a Asís, donde pasó los años que le quedaban marcado por el dolor físico y por una ceguera casi total.  "Cántico de las criaturas", se cree que lo escribió en Asís en 1225. 

Francisco de Asís falleció el 3 de octubre de 1226 cerca de la capilla de la Porciúncula y fue sepultado en San Giorgio. Fue canonizado el 16 de julio de 1228 por el papa Gregorio IX. Sus restos se encuentran en la Basílica de San Francisco en Asís
En 1980 el papa Juan Pablo II le proclamó patrón de los ecologistasSus emblemas son: el lobo, el cordero, los peces, los pájaros y los estigmas. Su festividad se celebra el 4 de octubre. 
ORACIÓN
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor. 
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón. 
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión. 
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad. 
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe. 
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza. 
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz. 
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría. 

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, 
ser comprendido, cuanto comprender, 
ser amado, cuanto amar. 

Porque es dando es como se recibe, 
 olvidándose de sí mismo es como uno se encuentra a sí mismo, 
es perdonando, como se es perdonado, 
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

(Autoría atribuída a San Francisco de Asís)





Share on printfriendly
Share on stumbleupon

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.