CAMILO TORRES****

CAMILO TORRES

                                                               

  Camilo Torres Tenorio nace en Popayán, Nuevo Reino de Granada, 22 de noviembre de 1766- muere en Santafé de Bogotá, el 05 de octubre del año 1816.

 Fue un abogado, intelectual, político y mártir neogranadino, que encabezó el movimiento de la primera independencia de la Nueva Granada, hoy Colombia, de la cual fue presidente. Por su capacidad oratoria, pasó a la historia como: El Verbo de la revolución.  

  •  Hijo del español Jerónimo Francisco de Torres Herreros, natural de Lambreras (Castilla la Vieja, España), y la payanesa María Teresa Tenorio y Carvajal. 
  •  Estudió en el Real Colegio Seminario San Francisco de Asís, conocido posteriormente como Real Colegio de San Francisco de Asís, de su ciudad natal, plantel en el que aprendió latín, griego, retórica, matemáticas, filosofía y teología, estudios que complementó en Bogotá en el Colegio Menor de  Nuestra Señora del Carmen, donde recibió el grado de Bachiller en Filosofía.
  •  Estudió Derecho Canónico en el Colegio Mayor de San Bartolomé.

  Fue el más eminente de los abogados del país en su época y recibió el título de Abogado de los Reales Consejos, expedido por la Corona española. El poeta y jurista José María Salazar afirmó que Torres Tenorio fue tenido por el primer jurisconsulto de la Nueva Granada.​ Asumió la defensa, entre otros, de Francisco Antonio Zea y Eloy Valenzuela, procesados por su presunta participación en la Revolución de los Pasquines. Su éxito como abogado lo llevó a tener clientes en ciudades por fuera del Virreinato, como Lima.

                                             Matrimonio

 Durante una de las famosas tertulias que se celebraban habitualmente en la casa de doña Manuela Santamaría de Manrique en Bogotá, Torres conoció a María Francisca Prieto y Ricaurte, prima de la anfitriona. Era hija de don Joaquín Prieto y Dávila y doña Rosita Ricaurte Torrijos. Contrajeron matrimonio en la catedral de Bogotá el 4 de julio de 1802​ y pasaron la luna de miel en Fusagasugá. Después, se instalaron en una casa bogotana frente al Observatorio Astronómico, donde nacieron los seis hijos de la pareja.

                                           Obra escrita.

  En 1809 se inmortalizó con su Memorial de Agravios,​ una crítica al gobierno español y a la falta de oportunidades para el acceso de los criollos, nobles y adinerados a los cargos de decisión en la Nueva Granada. El documento nunca llegó a su destinatario, que era la Junta Suprema Central de España (que se hallaba entonces en Sevilla, de ahí que Torres dirija su memorial a la «junta de Sevilla»), organismo que asumía la soberanía nacional en nombre del rey Fernando VII secuestrado en aquel momento en Bayona, y sólo vino a ser publicado varias décadas después de la muerte de Torres. 

...En este documento se destacaba su carácter de apoyo a la corona con requisitos de igualdad para criollos, más que de ser un documento en pro de la independencia de las colonias

A partir del establecimiento de la junta de gobierno, participó activamente de ésta, así como en sus eventos protocolarios, Sogamoso, la cual recientemente había declarado su autonomía de la de Tunja.

Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada

  El quince de noviembre de 1815 fue elegido presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada. El 12 de marzo de 1816, tras la derrota parcial de las tropas de Custodio García Rovira en Cachirí y la definitiva en El Socorro, renunció al gobierno junto con el gobernador de Cundinamarca, José María García Hevia. En su reemplazo fue elegido dictador José Fernández Madrid.

  Durante este período, conocido como la Patria Boba, se constituyó como líder de los federalistas, quienes abogaban por convertir a las Provincias Unidas en una federación, en contraposición a los centralistas, encabezados por Antonio Nariño, quienes propugnaban un sistema unitario gobernado desde Santafé.

                                         Ejecución

 Conocidos los planes del General español Pablo Morillo de concretar la Reconquista de los territorios sublevados, Torres organiza en 1816 su huida en compañía de su familia. Se establecen inicialmente en El Espinal, actual departamento del Tolima. Allí se quedaron su esposa y sus hijos, mientras él continuaba su viaje hasta Popayán en compañía de su hermano Jerónimo y de su secretario privado.

  La tropa del General Pablo Morillo alcanzó primero a la familia de Torres y fue así como el Comisionado de la Junta de Secuestros, Antonio Hernández, confiscó todos los recursos con los que la señora de Torres contaba en ese apartado paraje. Morillo ordenó que tanto la esposa como los hijos de Torres fueran traídos a Santafé de manera inmediata, orden que fue cumplida con celeridad por los lugartenientes del militar español.

 Por su parte, Torres se encontraba en alguna locación entre Popayán y el puerto de Buenaventura en julio de ese mismo año (1816) cuando fue capturado por las fuerzas de Morillo. A pesar de las influencias de su familia, Torres es enviado a Santafé y fusilado entre la noche del 4 y la madrugada del 5 de octubre del mismo año, dentro del régimen del terror del plan de Morillo. Junto a él murieron en el patíbulo el Conde de Casa Valencia, don Manuel Rodríguez Torices y don José María Dávila.

  El cuerpo de Torres fue desmembrado por las extremidades, que se ubicaron en las cuatro entradas de la ciudad para horrorizar a la población, y su cabeza, cuyo rostro había sido desfigurado por las balas, fue colocada en una lanza en la plaza para mayor escarnio público. Sus restos nunca fueron encontrados.

                                               Honores

La memoria de Camilo Torres ha sido honrada en Colombia de diversas maneras:

  •  Su efigie apareció en algunos billetes colombianos, tales como los de 2 pesos y 50 pesos emitidos por el Banco de la República de Colombia.
  •  En 1960, un avión de la aerolínea Avianca fue bautizado con el nombre de Camilo Torres en el marco de las celebraciones del sesquicentenario de la Independencia de Colombia. Al acto asistieron numerosos descendientes del prócer payanés, entre ellos, las familias Arroyo Arboleda, Cárdenas Arboleda, Arboleda Chaux y Arboleda Arboleda.
  •  Un retrato al óleo del prócer, obra de Pedro Alcántara Quijano, forma parte de las colecciones de la Academia Colombiana de Historia.
  •  En el marco de la conmmemoración del bicentenario del sacrificio de Torres, la mesa directiva de la Academia Colombiana de Jurisprudencia comisionó la elaboración de un retrato al óleo del prócer, obra que ejecutó el artista colombiano Justiniano Durán Castro y que fue develada el 5 de octubre de 2016 durante la sesión conmemorativa realizada con tal motivo en el auditorio de la Academia, en Bogotá. www.biografìasyvidas.org

               !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

AMELIA ROMÁN

HIMNO DEL ESTADO FALCÓN