NICANOR PARRA

                                                                NICANOR PARRA
CANTERA DE CONNOTADOS ARTISTAS Y MÚSICOS DE CHILE
Nicanor Segundo Parra Sandoval nació el 05 de septiembre de 1914, en San Fabián de Alico, Región del Biobío.

San Fabián de Alico es una localidad y capital de la comuna de San Fabián, en la Provincia de Ñuble, de la Región del Biobío.

Poeta, matemático y físico chileno cuya obra ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana.

Considerado el creador de la antipoesía, es para muchos críticos y autores connotados, tales como Harold Bloom, Niall Binns o Roberto Bolaño, el mejor o uno de los mejores poetas de Occidente.


El mayor de la Familia Parra —cantera de connotados artistas y músicos de la cultura chilena— ha recibido el Premio Nacional de Literatura (1969) y el Premio Miguel de Cervantes(2011), entre otras distinciones.
Tiene seis hijos, entre ellos Catalina, Colombina y Juan de Dios. La primera es artista visual, mientras que Colombina y Juan de Dios, conocido en los círculos artísticos como Barraco Parra, son músicos.
Su obra ha sido traducida a numerosos idiomas, incluyendo el inglés, francés, sueco, ruso, checo, finlandés y portugués. Entre sus traductores anglohablantes figuran reconocidos escritores estadounidenses, tales como Allen Ginsberg, Lawrence Ferlinghetti, William Carlos Williams, Thomas Merton, Denise Levertov y W.S. Merwin, entre otros.
Nicanor es el único de sus hermanos que prosiguió estudios más allá de los primarios, si bien la educación de su madre, integradora de las raíces de la cultura popular, fue fundamental en el desarrollo de todos ellos. En 1927 fue matriculado en el Liceo de Hombres de Chillán, donde cursó hasta el quinto año de Humanidades, según el antiguo sistema educativo chileno. Allí leyó a poetas modernistas y chilenos tales como Manuel Magallanes Moure, y comenzó a escribir sus primeros versos, siguiendo el barroquismo sentimental y retórico de dichos autores.
En 1932 se fue de su casa para mudarse a Santiago, donde cursó el último año de secundaria en el Internado Nacional Barros Arana, y de acuerdo al poeta, es en este Internado donde comenzó a gestar las ideas de lo que años más tarde derivaría en la antipoesía.

En 1937 egresó del Instituto Pedagógico y regresó a Chillán para ejercer como profesor de matemáticas y física en el Liceo de Hombres. Ese mismo año publicó su primer poemario, Cancionero sin nombre, una obra todavía inmadura pero reveladora, por la cual recibió elogios de la poeta Gabriela Mistral y obtuvo al año siguiente el Premio Municipal de Santiago. El terremoto de Chillán de 1939 adelantó su retorno a Santiago, donde continuó dando clases de matemáticas y física en su antiguo internado, mientras aparecían antologías con algunos de sus poemas —8 nuevos poetas chilenos (1939), Tres poetas chilenos (1942)— y seguía investigando nuevas formas de poesía.  En 1933 ingresó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde estudió Matemáticas y Física. Para financiar sus estudios, trabajó junto a Millas y Pedraza como inspector de su antiguo internado. 

En 1935 los tres amigos fundaron la Revista Nueva, distribuida entre los inspectores, profesores y alumnos del Internado. En ella Parra publicó su primer cuento, titulado «Gato en el camino», un irreverente texto en verso libre que le valió una amonestación del rectorado. Por esta época comenzó a imbuirse de la obra de artistas a los que no tenía acceso desde Chillán: poetas chilenos y españoles contemporáneos, traducciones de los surrealistas franceses y otras vanguardias europeas como el dadaísmo.
Gracias a una beca otorgada por el Institute of International Education, en 1943 viajó a Estados Unidos para estudiar un posgrado en mecánica avanzada en la Universidad Brown.
Regresó de Estados Unidos entre 1945 y 1946, como físico especialista en indeterminación y relatividad, para incorporarse como profesor titular de Mecánica Racional en la Universidad de Chile. Poco después, en 1948, fue nombrado director interino de la Escuela de Ingeniería de dicha casa de estudios, cargo que ocuparía durante veinte años.
En 1949, gracias a una beca del Consejo Británico, se fue a estudiar cosmología por dos años a Oxford, Inglaterra, con el connotado científico Edward Arthur Milne. Si bien asistía poco a clases, su estancia en dicho país se prolongó hasta 1952, tiempo durante el cual tuvo la posibilidad de leer ávidamente a diversos escritores europeos clásicos y de adentrarse en el psicoanálisis. Durante este viaje contrajo matrimonio con la sueca Inga Palmen, quien lo acompañó de regreso a Chile. El mismo año de su regreso, se unió con el poeta Enrique Lihn y el artista Alejandro Jodorowsky para montar Quebrantahuesos, una exposición de poesía mural realizada con recortes de periódicos donde utilizaron la técnica del collage.
Las experiencias vividas en el extranjero, en países más desarrollados y con culturas tan distintas a la de Chile, fueron fundamentales para la gestación de su segundo poemario, Poemas y antipoemas (1954), donde el autor irrumpió con el nuevo concepto de «antipoesía», el cual se oponía a toda la poesía tradicional entonces imperante en su país, encabezada por Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha. A partir de esta obra y esta nueva manera de hacer poesía el autor comenzaría una intensa actividad literaria y se comenzaría a hacer conocido a nivel nacional e internacional.
El 15 de abril de 1970, en plena Guerra Fría, mientras asistía al Festival Internacional de Poesía organizado por la Biblioteca del Congreso en Washington D. C. con diversos poetas comunistas (Francis Ponge, Yehuda Amijai, Jorge Carrera Andrade, entre otros) sufrió un malentendido que lo aquejaría por siempre. Durante el viaje fue engañado por la Casa Blanca para ser fotografiado con Pat Nixon, lo que le costó un quiebre de relaciones con Cuba y con otras personas de la izquierda política. 

Parra fue expulsado del jurado del Premio Casa de las Américas, la prensa oficialista chilena lo criticó duramente, y en la Universidad de Chile boicotearon sus clases de Mecánica Teórica. Inicialmente se mostró afectado e intentó disculparse, pero ante las negativas acabó por decidir resaltar la independencia del poeta.

Durante el período del Régimen Militar, Parra decidió evitar las represalias y la censura, alejándose un poco de la antipoesía para desviar su atención hacia otros proyectos. En 1975, el único número de la revista Manuscritos reprodujo Quebrantahuesos (1952) y sus textos escatológicos dadaístas inéditos News from nowhere. Más tarde decidió idear sutiles mecanismos de denuncia a la dictadura militar de Augusto Pinochet, asumiendo para ello el álter ego del Cristo de Elqui (1898-1971) en Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977) y Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1979).
Unos años después publicó sus Ecopoemas (1982) como una propuesta ecológica alternativa frente a los dos bloques político-económicos de la Guerra Fría: el socialismo y el capitalismo. Desde este enfoque, que mantendría durante los años 1980 y 1990, pudo criticar al sistema desde un enfoque no ideológico y por tanto menos riesgoso.  Sus denuncias se volvieron luego más explícitas en Chistes para desorientar a la  poesía (1983) y en los poemas inéditos de su antología Poesía política (1983), estando también presentes en Coplas de Navidad (1983).

Ideología política y filosófica

Parra siempre ha sido fiel a su origen humilde. Reconocido como una persona de izquierdas pero independiente, nunca ha militado en ningún partido, y sus relaciones con la izquierda y la derecha no han sido excluyentes, lo que le ha traído varios problemas con partidarios de ambos espectros políticos. Durante los años 1960, antes del malentendido referido anteriormente con Pat Nixon, el autor tenía buenas relaciones tanto con Cuba y el comunismo y con Estados Unidos, si bien se comportaba más como un anarquista. Parra rechaza los extremos políticos y se ha mostrado díscolo tanto con gobiernos de centro-izquierda como de derecha. 

Fue opositor al gobierno derechista de Jorge Alessandri (1958-1964), al del demócrata cristiano Eduardo Frei Montalvo (1964-1970), y si bien en principio se mostró a favor, luego también criticó a la Unidad Popular de Salvador Allende (1970-1973). Luego del golpe de Estado de 1973 que dio inicio al período del Régimen Militar, la Junta Militar le ofreció ejercer algún cargo público, propuesta que Parra rechazó, para en su lugar convertirse en un destacado opositor de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1974-1990), a costa de que varias de sus obras fueran censuradas.

Pese a esta oposición, Parra tuvo algunas tibias relaciones con el periódico de derecha El Mercurio. Este tipo de contradicciones aparentes lo llevó a polemizar con personas tales como los escritores Pablo Neruda, Gonzalo Rojas o Luis Merino Reyes, mientras éste ejercía como Presidente de la Sociedad de Escritores. Como defensa, el poeta realizó varios «artefactos» que ironizan acerca de las contradicciones políticas, y tales reflexiones lo llevaron a empatizar con la filosofía de John Keats.
«yo soy más dadaísta que anarquista
más anarquista que socialdemócrata
más socialdemócrata que stalinista».
Nicanor Parra
«Hasta cuándo siguen fregando la cachimba
Yo no soy derechista ni izquierdista
Yo simplemente rompo con todo».
Nicanor Parra, en Artefactos
En los años 1980, todavía en dictadura, en respuesta a la pugna entre el capitalismo y el comunismo imperante hacia el final de la Guerra Fría, en lugar de ceñirse a un bando fue uno de los primeros poetas hispanohablantes en comenzar a interesarse en el ecologismo político.
El antipoeta ha conocido personalmente a todos los presidentes chilenos elegidos democráticamente, desde Salvador Allende. De todos ellos, solo comparte una relación de amistad con Ricardo Lagos.
En 2011, su coterráneo Carlos Peña lo consideró «nuestro Heidegger o nuestro Wittgenstein».

Postulaciones al Nobel

El poeta ha sido postulado al Premio Nobel de Literatura en diversas ocasiones. En 1972, Patricio Lerzundi ya lo señalaba como merecedor del premio en la revista de la Universidad de Columbia, con el apoyo de la Sociedad Hispanoamérica de Nueva York. La primera postulación oficial se produjo en 1995, mediada por la Universidad de Nueva York y con la coordinación de Marlene Gottlieb, quien consiguió trescientas sesenta firmas de apoyo provenientes de profesores de literatura de Estados Unidos. 

El segundo intento lo encabezó la Universidad de Concepción en 1997. Tres años más tarde, el grupo Machitún-2000, encargado de difundir la obra del poeta, decidió postularlo para el año 2001, siendo la Universidad de Chile la encargada de dirigir la postulación, y contándose con el apoyo tanto de las universidades chilenas del Consejo de Rectores como de las universidades españolas Complutense de Madrid y de Valencia. www.wikipedia.org


                !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.