JOSÉ TRINIDAD ROJAS CONTRERAS


                                                                                    DR  JOSÉ TRINIDAD ROJAS CONTRERAS
                                                                                                 VENEZOLANO INTEGRAL
                                                       


Desde San Cristóbal, donde nació en 1907, José Trinidad Rojas Contreras se vino para Caracas. Era 1925 y la ciudad lo recibió amablemente. “La gente era muy dispuesta a facilitar la vida a los que venían de afuera. 

Era sencillo relacionarse con el caraqueño. Invitaban a almorzar, a bailar, a tomar café y, prácticamente, por nada. La familia donde se hospedó era muy distinguida y estaba emparentada con Juan Francisco Castillo, candidato a la Presidencia de la República de 1897. 

Pero, fue Ignacio Andrade el Presidente que impuso a Joaquín Crespo y Castillo se exilió en Nueva York. Tiempo después, consiguió alojamiento en el Colegio Sucre que dirigía José Manuel Núñez Ponte. “El Colegio estaba en una gran casa colonial de Marrón a Cují. Allí fue profesor de Historia Universal y no pagaba nada: ni casa, ni comida, y además podía consultar en la magnífica biblioteca de Núñez Ponte. El era excelente, casi con olor de santidad, devoto de José Gregorio Hernández, a quien imitaba y de quien escribió una biografía. Era una persona de lo más sana, inteligente, muy versada en diversas materias e Ilustre”.

Una vez graduado en la Universidad Central de Venezuela a fines de 1930, José Trinidad Rojas Contreras empezó a trabajar en 1931 de Velázquez a Miseria en un consultorio que abrió con otros compañeros de curso: Humberto Tosta Pérez, Horacio Chacón Vargas, Pedro Scarcioffo, Antonio Ramón Silva y Martín Valdivieso, hijo del Abogado Acisclo Valdivieso Montaño, quien escribió la biografía José Tomás Boves, caudillo hispano. Entre todos alquilaron la casa por 500,oo bolívares y cobraban entre 5,oo y 10,oo bolívares por consulta. “Era la misma gente la que decidía la cantidad a pagar.” Con eso me mantenía. Pues, en las mañanas, yo estaba en Hospital Vargas como cirujano ad honorem. Sin salario, sencillamente”. 
        
Inicialmente, el consultorio no tuvo nombre. Cuando aumentó el número de médicos y de pacientes, creamos la Clínica Pablo Acosta Ortiz en 1934 y nos mudamos para la Esquina del Cují en la Avenida Este, a una muy buena que era del General Raimundo Fonseca, quien nos alquiló la casa muy barata, por 800,oo bolívares apenas. Una vez transformamos la casa, adaptamos un quirógrafo y empezamos a hacer cirugía operatoria y asistir partos, y a ofrecer servicios de obstetricia y cirugía en general. La Clínica funcionó hasta 1952. Cuando prosperó más, nos fuimos a una casa de Peinero a Dr. Díaz. Era una casa muy grande que había sido la habitación del Ministro de Hacienda Román Cárdenas Silva (1913 a 1922), Los herederos de Cárdenas Silva nos alquilaron la casa por 1.000,oo bolívares. 

Eso fue en 1937. Aumentó tanto la clientela que tuvimos que dividir la Clínica en dos partes: una para hacer consultas y, otra, para hospitalización, cirugía y maternidad. Para las consultas, alquilamos dos casas de Jesuitas a Tienda Honda. Eran casas de dos pisos de la época de la presidencia de Juan Pablo Rojas Paúl (1888 a 1890), comunicamos las casas y abrimos veinte consultorios. El alquiler era de dos mil bolívares.

Al momento de graduarse, José Trinidad Rojas Contreras tenía unos 12 mil 500 bolívares en una cuenta de ahorros del Banco de Venezuela en la Esquina de Sociedad, cantidad ésta, que sólo le alcanzó para equipar el consultorio de Velázquez a Miseria y vivir con absoluta estrechez en La Pastora, en la Esquina de Providencia, por 140,oo bolívares mensuales. El primer año de ejercicio fue muy difícil, cuando el consultorio mejoró, se mudó de Toro a Cardones. Fue en 1936 cuando pudo adquirir una casa en la Avenida San Martín. La cuota fue de 8.000,oo bolívares.

La cantidad anterior la había obtenido José Trinidad Rojas Contreras de su trabajo como profesor de Biología y Química Orgánica en el Liceo Caracas que dirigía Rómulo Gallegos (1922 a 1930) y de haber sido Bachiller Preparador en la Facultad de Medicina desde mediados de la carrera. “El Secretario del Liceo Caracas era Pedro Arnal, quien, prácticamente, lo manejaba. Allí me pagaban 128,oo bolívares mensuales. Así que, entre el Liceo y la Facultad, ganaba unos 300,oo bolívares mensuales antes de ser médico. Aunque eso no cambió mucho después”.

En esos años, el médico tenía un gran significado social y respondía a ese significado con consultas muy económicas. Nadie dejó de operarse en la Clínica Pablo Acosta Ortiz por no tener dinero. Se atendía por igual a quien podía, o a quien no podía pagar. Mis honorarios profesionales fueron muy criticados. Yo argumentaba que había estudiado medicina con el objeto de asistir pacientes con dinero y sin dinero. Como no existían servicios médicos gratuitos por parte del Estado, la población pobre no tenía donde ir y, en consecuencia, me convertí en un personaje, pues en la sala de la casa alquilada de los herederos de Cárdenas Silva, la hospitalización era de 0,oo bolívares y hasta 5,oo bolívares diarios. Así, de las 17 mil intervenciones que efectuaba al mes, el 50% no pagaba nada.

Aunque el médico sanitarista, Luis Gregorio Chacín Itriago había iniciado una política sanitaria en el país e impulsado el saneamiento de Caracas en los años 20, eran muchos los obstáculos que debían enfrentar los médicos en beneficio de la salud de los caraqueños que tenían a su favor estar “muy bien nutridos.” Los salarios eran muy bajos, pero los alimentos no eran costosos. Era barato alimentarse con carne, caraota, pasta, queso, maíz, cambur, pues, el salario era sumamente rendidor. En los restaurantes medianos, un buen almuerzo no pasaba de 5,oo bolívares”.

Domingo 15 de mayo de 2011 ha muerto un venezolano ejemplar Fundador de la Sociedad Venezolana de Cirugía y de la Venezolana de Historia de la Medicina, hombre público, fue Candidato a la Presidencia de la República. Graduado de Doctor en Ciencias Médicas en la UCV en 1930 con la Tesis Doctoral “El método de Delmas en el Hospital Vargas". Graduado de Ciencias Políticas y Administración, UNAM, México en 1966, Abogado en 1972 y Economista en 1981, en la Universidad Santa María, Caracas. Se perfeccionó en cirugía con el Dr. Manuel Corachán en Caracas y en el Hospital Moulogne, París en 1947. Catedrático de Ciencias Naturales y Biología. 

En la Universidad Central fue Preparador y Jefe de Trabajos Prácticos por Concurso de Medicina Operatoria, 1937-1941. Profesor de Técnica Quirúrgica, 1942-1960. Director de cursos de postgrado de Técnica Quirúrgica. Profesor de Filosofía Jurídica, Obligaciones e Introducción al Derecho en la Universidad Santa María. Cirujano del Hospital Vargas de Caracas, Jefe de Servicio de Cirugía del Seguro Social, del Puesto de Socorro; Cirujano y Director de la Clínica Luis Razetti. Miembro de la Sociedad Internacional de Cirugía, del Colegio Internacional de Cirujanos; Ex Presidente del Colegio de Médicos del DF y Fundador de la Federación Médica Venezolana.

En 1983 fue Elegido miembro Correspondiente del Academia Nacional de Medicina, Puesto #40, por el Distrito Federal y en 1991, Individuo de Número, Sillón X, se incorporó en 1993 con su trabajo “Mentalidad Académica, significado de la Medicina”. Ocupó la Vicepresidencia 1995-1996. Ministro del Trabajo, Asesor de Leyes de la República, Obra escrita “Tratado de Biología”, “La formación del cirujano”; Editor del periódico El Socialista, 1946-1989. Varios artículos sobre flebitis y afecciones biliares.

Condecoraciones: Orden Libertador, Francisco de Miranda, Andrés Bello entre otras. Emérito de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina. 

Política: Además de toda su exitosa carrera profesional, siempre estuvo en la vanguardia de la lucha política, de la lucha social, fundador de diversos partidos entre ellos; Partido Socialista Venezolano (anti-marxista) Coalición Nacional para el Cambio, NOR y AMI. 

Bajo el gobierno de Rómulo Betancourt, estuvo 6 meses en prisión quien le dio las siguientes opciones; 1: podrirse en la cárcel o 2: salir inmediatamente del país, lo cual hizo refugiándose en México. Todas sus propiedades le fueron confiscadas por el gobierno "democrático" del pacto de punto fijo, del cual era gran crítico. En su exilio aprovechó el tiempo graduándose de Ciencias Políticas y Administración, UNAM, México en 1966....Además de su castellano natal, dominaba el alemán, el inglés y el francés.      

Al momento de su muerte, con la edad de 104 años aun participaba de la vida política, con su Fundación Acción Humanista, anteriormente conocida como "Liga Federalista" la cual tenía un programa de radio cada sábado, y durante media hora se trataban asuntos nacionales desde una óptica diferente, desde la experiencia de ese sabio y el ímpetu de los jóvenes que le acompañábamos en sus ideas y en su lucha. 

En su memoria, Dr. José Rojas Contreras, sepa que sabremos continuar su legado de entrega, esfuerzo y lucha por la Venezuela que aunque actualmente moribunda es sin duda inmortal. (Fuente: acción humanista.blogspot.com)

..."ES MI HUMILDE HOMENAJE, A QUIEN FUERA MI PROFESOR EN LA CÁTEDRA DE FILOSOFÍA JURÍDICA, EN LA UNIVERSIDAD SANTA MARÍA. TODO UN HONOR, HABER SIDO SU ALUMNA." EGLY COLINA MARÍN.

            
               ¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!






Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.