YURI A GAGARÍN

                                                                                YURI  ALEKSEYEVICH  GAGARIN
PRIMER HUMANO EN CONTEMPLAR LA TIERRA 

Yuri Alekséyevich Gagarin (en ruso: Ю́рий Алексе́евич Гага́рин; Klúshino, Unión Soviética, 9 de marzo de 1934- Novosyolovo, Unión Soviética, 27 de marzo de 1968. 
Cosmonauta soviético, conocido por ser el primer ser humano en viajar al espacio exterior.
Gagarin fue un piloto militar soviético que participó activamente en el programa espacial desarrollado en la URSS. El 12 de abril de 1961 a bordo de la nave Vostok 1 fue lanzado al espacio exterior siendo el primer ser humano en alcanzarlo y viajar por él. 
Ostenta los galardones de Héroe de la Unión Soviética y Héroe del Trabajo Socialista entre otros.

Yura nació en el pequeño pueblo de Klushino, cerca de Gzhatsk, en la provincia de Smolensk, el 9 de marzo de 1934. Gzhatsk se renombró como Gagarin en su honor en 1968. Sus padres, Alexei Ivanovich Gagarin y Anna Timofeevna Gagarina, trabajaban en una granja colectiva. Gagarin nació en el seno de una familia humilde de las denominadas como «sencillos campesinos». Su madre era una ávida lectora de libros y su padre un talentoso carpintero. Yuri Gagarin fue el tercero de cuatro hermanos y su hermana mayor fue la encargada de cuidarle mientras sus padres trabajaban.

Durante la Segunda Guerra Mundial el pueblo donde residía la familia de Gagarin fue ocupado por las tropas Alemanas y su casa fue requisada por el ejército nazi para que sirviera de vivienda a un oficial alemán. La familia de Gagarin construyó una pequeña choza de barro donde se ocultaron un año y nueve meses hasta el final de la ocupación extranjera. Sus dos hermanos mayores fueron deportados a la Alemania nazi como mano de obra esclava en 1943, y no regresaron hasta después de la guerra. En 1946, la familia se trasladó a Gzhatsk.
Yuri fue obrero en la industria metalúrgica hasta 1954, año en que se apunta en el aeroclub de la ciudad de Sarátov. Aprendió a pilotar un avión ligero, una afición que cada vez se hizo más intensa. Al parecer era un gran seguidor del rugby ruso, y por ello quiso posteriormente que los reclutas de la Academia Gagarin practicasen el deporte del balón oval.
Elena Gagarina, hija de Yuri Gagarin, afirma que la vocación de piloto le surgió a Yuri durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un avión soviético fue derribado sobre su pueblo y Gagarin junto con otro compañero rescataron al piloto y mantuvieron oculto de los nazis hasta que otro amigo vino a buscarlo en otro avión. También la influencia de un profesor de matemáticas que luchó con el Ejército Rojo del Aire durante la Gran Guerra Patria, fue un hecho que impresionó al joven Gagarin. [cita requerida]

En 1955, tras finalizar sus estudios técnicos, entró en la Escuela Militar de Pilotos de Oremburgo. Durante su estancia en la escuela conoció a Valentina Goricheva, con la que se casó en 1957, después de conseguir sus alas de piloto. Este mismo año el Gobierno soviético realiza grandes hitos en la exploración espacial, adelantándose a los Estados Unidos al poner en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, el 4 de octubre, y el 3 de noviembre poniendo en órbita el Sputnik 2 con Laika, el primer ser vivo en el espacio. Poco después, en 1959, Yuri se presenta como candidato al arriesgado programa espacial del Gobierno soviético.

Selección y entrenamiento

Gagarin compitió en esta selección con German Titov y Grigori Nelyubov. Gagarin sacó mejores notas y además contaba a su favor con mejores características físicas: medía 1,57 m (5 ft 2 in) metros de altura, una ventaja en la pequeña cabina de la nave Vostok. Titov en el primer vuelo al espacio se quedó como reserva por si fallaba Gagarin, a quien acompañó, también vestido con el traje de cosmonauta, hasta el cohete. Tres meses después, Titov se convirtió en el segundo piloto soviético en volar al espacio, después del estadounidense Alan Shepard.
Minutos antes de embarcar en su nave dejó grabado un mensaje:
Queridos amigos, conocidos y desconocidos, mis queridos compatriotas y a toda la humanidad, en los próximos y breves minutos posiblemente una nave espacial me lleve al distante espacio exterior del universo.
¿Qué puedo decirles durante estos últimos minutos antes de empezar? Toda mi vida se aparece ante mí en este único y hermoso momento.
Todo lo que he hecho y he vivido ha sido para esto.
Yuri Gagarin

El vuelo espacial

El miércoles 12 de abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano que viajó al espacio en la nave Vostok 3KA-3, más conocida como Vostok 1. Su nombre clave durante el vuelo fue Kedr (en ruso кедр, cedro), es decir, pino siberiano, los operadores de tierra eran Zaryá (Заря, Aurora) y Vesná (Весна, primavera) Se sabe que el vuelo duró 108 minutos en total: 9 minutos para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra. Mientras, todo lo que tenía que hacer era hablar por radio, probar un poco de comida —fue el primero en comer a bordo de una nave espacial— con el objetivo de saber si un ser humano podía sentir y comportarse de manera normal estando sin gravedad.
Los científicos no conocían con certeza los efectos de la ingravidez, y la nave estuvo siempre bajo control terrestre. En caso de emergencia contaba con todos los instrumentos de vuelo necesarios para el aterrizaje manual. Gagarin estaba sujeto a un asiento eyectable, por medio del cual saldría del módulo de la nave luego del descenso, a una altitud de aproximadamente 7 kilómetros.
El vuelo del Vostok 1 comenzó a las 06:07 hora universal (UT), impulsado por un cohete de la serie Vostok-K desde el Cosmódromo de Baikonur. Los controladores de tierra no sabían si Gagarin había alcanzado una órbita estable hasta 25 minutos después del lanzamiento, justo cuando se dirigía hacia el lado no iluminado de la Tierra y dejando atrás la Unión Soviética a través del Océano Pacífico. Cruzó en la madrugada el estrecho de Magallanes y durante el amanecer el vasto Océano Atlántico Sur. Después se activó el sistema automático de la nave para alinear la cápsula y disparar los cohetes de retroceso para así empezar el descenso, mientras cruzaba la costa occidental de Angola, a unos 8000 kilómetros de distancia del punto de aterrizaje.
Durante este punto crítico de reentrada atmosférica, se presentó el problema más grave del vuelo. La nave debía de desprenderse de una parte si quería entrar exitosamente adoptando una orientación apropiada o terminaría convertida en una gran bola de fuego. Durante 10 incómodos minutos, y sin poder actuar, la cápsula giraba violentamente. Había fallado el sistema de suelta automático y la vida de Gagarin peligraba

Por suerte, con el inmenso calor generado durante la reentrada se debilitó el sistema de anclaje y se liberó la cápsula con Gagarin en su interior. Mientras su descenso continuaba, cruzaba los oscuros bosques y montañas del centro de África, luego el Sáhara, el río Nilo, Oriente Medio, mientras continúa su descenso hacia el sudoeste de la actual Federación Rusa. Preparado para iniciar la expulsión y ya cerca del Mar Negro, se deshace de la cápsula a 7000 metros sobre la tierra.
Debido a un error del sistema de frenado, no aterrizó en la región prevista (a unos 110 kilómetros de Stalingrado, hoy Volgogrado), sino en la provincia de Sarátov. A las 10:20 de aquel día, Gagarin, tras salir despedido de la cápsula del Vostok, aterrizó en paracaídas cerca del pueblo de Smelovka, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Engels. La campesina Anna Tajtarova de una granja colectiva cercana y su nieta Rita, de seis años de edad, fueron las primeras personas en encontrar a Gagarin. Llevaba un extraño traje naranja y un casco blanco con unas grandes iniciales en rojo, CCCP (las siglas en ruso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). «¿Vienes del espacio?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí», dijo el cosmonauta que, para calmar a la campesina, se apresuró a añadir: «Pero no se alarme, soy soviético». La primera medida inmediata del gobierno soviético es su ascenso del rango militar de teniente segundo a mayor.
Según los medios soviéticos, durante la órbita Gagarin comentó: «Aquí no veo a ningún Dios». Sin embargo, no hay grabación que demuestre que Gagarin pronunció esas palabras. En cambio, se sabe que Nikita Jrushchov dijo una vez: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí». Luego estas palabras empezaron a ser atribuidas al cosmonauta. Lo que sí dijo con certeza el cosmonauta desde la nave Vostok 1 fue: «Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos».Además, Petrov dijo que Gagarin fue bautizado de pequeño en una iglesia ortodoxa, y en el año 2011 un artículo de la revista Foma cita al rector de la Iglesia ortodoxa en Ciudad de las Estrellas diciendo que «Gagarin bautizó a su hija mayor Elena poco antes de su vuelo al espacio» y que su familia solía celebrar Navidad y Pascua.

Actividades posteriores


Después del vuelo, Gagarin viajó alrededor del mundo para promocionar la hazaña soviética. Trató de adaptarse a la fama pero no lo consiguió.De vuelta en la Tierra, Gagarin se convirtió en un personaje famoso. Nikita Jrushchov consideró que el logro de Gagarin era una prueba de que se debía reforzar al ejército soviético con misiles más que con armas convencionales. Esta política, antagonista con los deseos del ejército soviético, contribuyó a la caída de Jrushchov.
El mismo Gagarin en su libro Veo la Tierra comentó cómo le cambió la vida el hecho de ser el primer humano en salir al espacio. Dice en el último capítulo:
Después de haber cumplido la misión espacial me era difícil pasear por las calles de Moscú y la Plaza Roja sin que nadie se fijara en mí y sin ser reconocido. La popularidad es una cosa irreparable. Uno se ve obligado a meditar ¿a qué y a quién se debe?
Un corresponsal extranjero me preguntó: ¿No le fastidia a usted, Gagarin, esa celebridad que se ha granjeado a partir del 12 de abril de 1961? Ahora, seguir. Tiene garantizado el descanso hasta los últimos días de su vida...
¿Descansar?, repliqué, aquí en la Unión Soviética, todos trabajan, y las personas célebres, Héroes de la Unión Soviética y del Trabajo Socialista, lo hacen con tanta o mayor dedicación. Son miles en el país, y procuran trabajar lo mejor posible, sirviendo de ejemplo a imitar por los demás.
Después de los primeros vuelos espaciales el trabajo no menguó, al contrario, aumentó. Todos nosotros proseguimos estudiando. Profundizábamos nuestros conocimientos en cuanto a los vuelos cósmicos. No abandonamos el destacamento de cosmonautas, seguimos trabajando en las aulas y laboratorios, compartiendo las experiencias con los futuros cosmonautas.
Según algunas versiones, esto, unido a los problemas que tenía en su matrimonio y a la orden de las autoridades de no permitirle pilotar aviones, lo condujo a empezar a abusar del alcohol. El 3 de octubre de 1961 en un sanatorio de Crimea Gagarin se hirió gravemente, al saltar ebrio de un segundo piso escondiéndose de su esposa, cuando esta lo sorprendió tratando de seducir a una joven enfermera. La herida fue una perforación del cráneo y estuvo a punto de morir. Esta herida le impidió asistir al XXII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, inaugurado el 17 de octubre. Gagarin fue sometido a una exitosa operación de cirugía plástica para maquillarle la herida sobre la ceja izquierda. Las aventuras de Gagarin con mujeres empeoraban las relaciones con su esposa.
En 1962 y 1966 fue elegido diputado al Soviet Supremo de la URSS. Fue nombrado vicejefe del Centro de Entrenamiento de Cosmonautas,  en la Ciudad de las Estrellas y que a partir de 1968 lleva su nombre. En 1967 fue seleccionado como cosmonauta de reserva de la nave Soyuz 1. El paracaídas de la cápsula falló durante la reentrada y Vladímir Komarov pereció.

Muerte


Gagarin falleció a los 34 años, el 27 de marzo de 1968, cuando el caza de entrenamiento MiG-15UTI en el que viajaba durante un vuelo rutinario se estrelló cerca de Moscú, en Novosyolovo. No se publicaron entonces las reales causas del accidente, Un menhir señala el punto exacto donde, a las 10:30, el caza en el que volaba el primer cosmonauta del mundo y su instructor, Vladimir Seryogin, cayó en picado, hundiéndose seis metros en la tierra.

El coronel soviético Igor Kuznetsov, después de estudiar el caso durante siete años, con miles de documentos y pruebas, llegó a la conclusión de que el accidente del MiG-15 de Gagarin habría sido producto de un ataque de pánico al advertir que un conducto de ventilación de la cabina estaba abierto, lo que hizo que lanzara el avión en picado.

No obstante, el 15 de junio de 2013 el ex-cosmonauta Alekséi Leónov hizo unas declaraciones en la televisión estatal rusa RT señalando que, de acuerdo a un informe gubernamental desclasificado, la muerte de Gagarin sucedió por un error humano. Dicho error consistió en que un Sukhoi Su-15 destinado a un vuelo de pruebas en Novosyolovo el mismo 27 de marzo de 1968 generó una onda de choque supersónica al elevarse a sólo 500 metros del suelo (y no a 10 000 metros, como estaba previsto) y pasó demasiado cerca del aparato MiG-15 donde se hallaban Gagarin y Seryogin. La onda de choque supersónica del Su-15 volando a tan poca altitud causó que Gagarin y Seryogin perdieran el control de su MiG-15 y se estrellasen.

Durante su declaración Leónov indicó que no mencionara el nombre del piloto del Su-15 alegando apenas que «ahora tiene 80 años y mala salud» y que identificar a dicho individuo «nada arreglaría».[cita requerida]
Gagarin y su copiloto Seryogin fueron enterrados con honores de estado y reconocimiento comos Héroes en la Necrópolis de la Muralla del Kremlin de Moscú el 30 de marzo de 1968. 

Yuri Gagarin dejó una profunda huella en todo el mundo. Gagarin era un hombre con cara amable, de pelo castaño y ojos azules, reconocido por su pequeña estatura de 1,57 m y por su gran sonrisa. Serguéi Koroliov, uno de los autores intelectuales de los primeros años del programa espacial soviético, dijo más tarde que Gagarin poseía una sonrisa «que iluminó la Guerra Fría».

Después de ser el primer humano en contemplar la Tierra, la URSS le llevó de viaje alrededor del mundo. En uno de ellos, durante su visita a Manchester en el Reino Unido, llovía con bastante fuerza. Una multitud aún a pesar del clima desfavorable le esperaba y le tenían preparado un coche descapotable. Le ofrecieron cerrar la capota del coche, un Bentley, o al menos que usara un paraguas, a lo que se negó. 

Gagarin declaró: «Si todas estas personas se han esforzado en darme la bienvenida y pueden permanecer bajo la lluvia, yo también puedo».

El 12 de abril de 2011 se celebró en todo el mundo el 50.º aniversario del viaje espacial de Gagarin con actos en torno a lo que se ha llamado la noche de Yuri.
La Agencia Espacial Europea (ESA) junto con las expediciones 26 y 27 en la Estación Espacial Internacional (ISS) colaboró en una película documental sobre su vuelo, First Orbit. La expedición 27 —de tripulación rusa, estadounidense e italiana— embarcó en la Soyuz TMA-21 bautizada como Gagarin en su honor. Desde la ISS enviaron también un mensaje especial en video para desear al mundo una Feliz noche de Yuri, con camisetas con la imagen de Gagarin.

¡Poyejali! (en ruso: Поехали!; se traduce como «¡Vámonos!») fue la frase que dijo Gagarin en el momento del despegue de su nave, Vostok 1. Se convirtió en uno de los símbolos de la era espacial (al lado de la famosa frase de Neil Armstrong «Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad»), y además empezó a ser parte de la cultura popular rusa. Se usa antes de iniciar algún trabajo o proyecto, especialmente si es complicado o arriesgado. También ha pasado a utilizarse como brindis.WWW.WIKIPEDIA.ORG


                   !Honor, a Quien Honor Merece!

Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.