VICENTE GERBASI*****

                                                                    Vicente Gerbasi

 

 Nace en Canoabo, Carabobo en 1913 - 1992. Poeta venezolano, principal representante del grupo Viernes y uno de los líricos contemporáneos más importantes del país. Nació en Canoabo, un pueblo de agricultores situado en uno de los paisajes más propicios al encantamiento y el misterio, en medio de las selvas nubladas de la región septentrional del estado Carabobo. "Pueblo rodeado de montañas, de cacaotales, de cafetales, de camburales, donde viven las serpientes, donde viven leones y dantas, animales maravillosos", recordará después el poeta.

 Sus padres, Juan Bautista Gerbasi Vita y Ana María Federico Pifano, eran inmigrantes llegados hacía pocos años a Venezuela, oriundos ambos de Vibonati. Al cumplir diez años, Vicente Gerbasi se embarcó en Puerto Cabello rumbo a este otro paisaje ancestral. Pasó el primer año en Cámpora, donde fue al colegio, y después continuó sus estudios de Media Scuola y Liceo en Florencia. La muerte repentina del padre, en 1928, le obligó a regresar a Canoabo.

 Para Gerbasi, que se trasladó a Valencia, y, en sus ratos libres viajaba a Caracas, donde comenzó a frecuentar la tertulia de los sábados en la casa del poeta Jacinto Fombona Pachano, a la que asistían también, entre otros, Fernando Paz Castillo, Enrique Planchart y Rodolfo Moleiro, y a las reuniones literarias en la casa de José Antonio Calcaño, en las que hacían acto de presencia músicos como Moisés Moleiro y pintores como Manuel Cabré.

 En 1938 la tertulia se convirtió en el grupo Viernes, que supuso para él, la gran zambullida en el mar de la poesía.  Hacía cinco años que Gerbasi vivía en Caracas. Había publicado su primer libro, Vigilia del náufrago (1937), y vivido durante seis meses en México, donde conoció a Nicolás Guillén y a Waldo Frank; se había iniciado en la política, con la fundación, junto a Rómulo Betancourt, del Partido Democrático Nacional. Y había conocido a su esposa, Consuelo Orta Bercht, inseparable compañera desde 1931 hasta su muerte en 1990.

 Desde ese año, la carrera de Gerbasi fue la de un ejemplar funcionario de la cultura y la diplomacia venezolanas. 

 Secretario (1939-1946) y director (1971-1992) de la Revista Nacional de Cultura, fundada por Mariano Picón Salas; fundador de la revista Bitácora, con Mario Briceño Iragorry (1944); agregado cultural de la embajada de Venezuela en Bogotá (1946), donde frecuentó a Germán Arciniegas, Eduardo Carranza, Carlos Gaitán Durán, Fernando Charry Lara; cónsul en La Habana (1947); cónsul en Ginebra (1948), donde participó en la fundación del grupo Jeune Poésie Genevoise y conoció, en un viaje a París, a Octavio Paz; consejero cultural de la embajada de Venezuela en Chile (1958), donde conoció a Pablo Neruda; embajador en Haití (1959); embajador en Israel (1960-1964); embajador en Dinamarca y Noruega (1964-1968); y embajador en Polonia (1969-1971).

  El libro que lo estableció como creador original es Mi padre, el inmigrante (1945), largo poema elegíaco en treinta cantos donde se trenzan el paisaje italiano y americano, la travesía del padre y la suya propia, la búsqueda de la memoria de su infancia a través de la del padre inmigrante. En la década de 1950 aparecen los libros que establecieron su reputación de poeta de la naturaleza del trópico: Los espacios cálidos (1952), Tirano de sombra y fuego (1955) y Por arte de sol (1958).(wikipedia)

Gerbasi, hombre proverbialmente modesto, decía que a él la poesía no se le había dado fácilmente, que tuvo que pasar mucho tiempo dedicado a leer poesía y hablar de poesía con amigos poetas antes de asumir su vocación. Señalaba que su formación italiana le había hecho muy consciente de no poseer las herramientas adecuadas para enfrentarse a la poesía en lengua española. Fue sin duda capital en este proceso la experiencia del grupo Viernes. El gran "viernista" que sería a la postre Gerbasi recibió buena parte de su formación de los venezolanos de la generación del 18, quienes leían sobre todo a Antonio Machado, a Juan Larrea y a los españoles de la generación del 27: Federico García Lorca, Rafael Alberti, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Luis Cernuda o Miguel Hernández, entre otros.

                               !HONOR, QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

BELÉN DÍAZ-ACTRIZ

LUIS RAMÓN BIAGGI