NUDO DE LA MARÍN


NUDO DE LA MARÍN
                 Es el nombre:  

“EL NUDO DESHECHO: COMPENDIO GENEALÓGICO DE EL LIBERTADOR”


De la autoría de Antonio A. Herrera-Vaillant, Presidente del Instituto Venezolano de Genealogía. El libro, un volumen de 546 páginas, publicado por la Academia de Historia de Venezuela y el Instituto Venezolano de Genealogía, es una obra acabada y completa de la genealogía de Simón Bolívar (1783-1830), tanto de sus ascendientes como de sus herederos, los descendientes de sus hermanos, ya que El Libertador no tuvo hijos, ni matrimoniales ni extramatrimoniales, a pesar de sus muchas aventuras e idilios amorosos.

El autor, de forma amena y rigurosa, desvela el misterio de la bisabuela desconocida de Bolívar, que tanta tinta ha hecho correr, llegando a la conclusión de que se trata de Doña María Martínez de Cerrada, mujer que no era ni india, ni negra como algunos apuntaron en su día. Doña María, hija de un encomendero, tuvo una hija natural de Don Francisco Marín de Narváez, Doña Josefa Marín de Narváez, la rica abuela de El Libertador.

Doña Josefa, nacida en 1668 y registrada como “expósita”, fue reconocida a corta edad por su padre, quien en su testamento, descubierto por Herrera-Vaillant en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, la nombró heredera universal, aunque no identificó a la madre de la niña, diciendo solamente de ella que se trataba de “una doncella principal”.

De ahí el misterio y el anonimato de alguien, perteneciente a una familia importante, que necesitaba “preservar su decencia”. El misterio de la bisabuela de Bolívar se conoce como “el nudo de la Marín” porque el abuelo de El Libertador usó esa expresión en una carta dirigida a uno de sus hijos para referirse a la dificultad que ello suponía para su propósito de obtener un título nobiliario.

Obra de fácil lectura, pese a ser un tratado de genealogía, se lee con el interés de una novela detectivesca hasta llegar a desentrañar “el nudo de la Marín”. La descendencia colateral de Bolívar, totalmente actualizada y al día, es magistral.

Un dato curioso que consigna el autor es que el 98% de la sangre de El Libertador es europea, sobre todo española (90%), con antepasados gallegos, vascos y canarios. Contrariamente a algunas versiones que ahora se quiere hacer circular, Simón Bolívar solo tenía unas gotas de sangre indígena, que se remonta a sus ascentros en el siglo XVI, y ninguna gota de sangre africana. Esto, en sí, no es ni bueno ni malo, es sencillamente la verdad histórica.

www.wikipedia.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.