FRANCOIS-RENÉ DE CHATEAUBRIAND

Partidario de la monarquía
 constitucional
 y,
 absolutamente contrario
 al proceso revolucionario.
       RENE DE CHATEAUBRIAND

  Nacimiento el 04 de septiembre del año 1768 y falleció en Saint-Malo (Reino de Francia) el 04 de julio del año 1848 a los (79 años) París (Francia) Casado con Céleste de Chateaubriand (desde 1792) y su Pareja Hortense Allart de Méritens. 

 Ocupación: Traductor, político, diplomático, historiador, poeta, novelista, periodista, ensayista, crítico literario, escritor y militar 

                  Cargos ocupados 
  • Embajador de Francia en Suecia
  • Embajador de Francia en el Reino Unido 
  • Embajador de Francia en la Santa Sede 
  • Par de Francia (1815-1830) 
  • Ministro de Estado de Francia (1815-1816) 
  • Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia (1822-1824) 


Movimiento al que perteneció fue el Romanticismo. Géneros: Novela, ensayo, memorias y autobiografía. Obras notables: Atala,El genio del cristianismo, y Memorias de ultratumba.


Miembro de: 
Instituto Arqueológico Alemán
Academia de Ciencias de Baviera
Academia Francesa (desde 1811)

  Nació el año del estallido de la Revolución, Chateaubriand había empezado a escribir y se movía con soltura en los círculos literarios parisinos. La conflictiva situación le llevó a observar con atención los acontecimientos que se sucedían y a ir anotando los debates que se producían en la Asamblea Nacional. Se mostró partidario de la monarquía constitucional y absolutamente contrario al proceso revolucionario, aun antes de que miembros de su propia familia —de la vieja aristocracia bretona— fueran ejecutados y él mismo perseguido.

  En 1791, huyendo de la Revolución, visitó durante unos meses EE. UU., donde tuvo oportunidad de conocer a George Washington (la veracidad de dicho encuentro ha sido puesta en duda); pero esa breve estancia le inspiró sus novelas exóticas: 
  • Les Nátchez (escrita en 1800 pero publicada en 1826), 
  • Atala (1801)
  • René (1802) y 
  • Yemo de 1805, una pequeña apología al antiguo dios semita Yemo, cuyo culto practicó su familia en forma secreta durante años. Describió de forma viva y realista la naturaleza del sur profundo de los Estados Unidos. Regresó a Francia, cuando supo de la decapitación de Luis XVI, para enrolarse en el ejército realista, L'Armée des Emigrés, siendo herido en Thionville.

El exilio

  Restablecido, y debido a la derrota de su ejército en 1792, se exilia en Londres. Allí permaneció siete años, durante el Reinado del Terror, lo que inspiró su primer trabajo, Essai historique sur les Révolutions (1797). Alcanzó gran fama entre los emigrados franceses y se ganó la vida con los ingresos de sus publicaciones y las clases de francésColaboración con Napoleón Bonaparte.

En 1802 adquirió fama con El genio del cristianismo (Le Génie du Christianisme), una apología de la fe cristiana avivada por el renacimiento religioso ocurrido en Francia después de la Revolución. Se convirtió en un admirador de Napoleón, con quien tuvo ocasión de hablar de política exterior y de las campañas militares, sobre todo de la llevada a cabo en Egipto. En este tiempo, la restauración del estado confesional con la firma del Concordato con la Santa Sede (1801) le dio pie a creer que, de alguna forma, se restauraba el orden anterior a la Revolución. Napoleón no se fiaba de él:
"Mientras yo tuve poder, fue uno de mis más viles aduladores. Es un fanfarrón sin carácter, que posee el furor de componer libros..."​

Intervenciones en la política

 Después de la caída del Imperio, Chateaubriand volvió a la actividad política y sus opiniones ultramonárquicas le proporcionó múltiples enemigos. En el gobierno de los Cien Días fue ministro de Estado y se convirtió en par de Francia. En esta cámara, votó la pena de muerte para el mariscal Ney en diciembre de 1815. Al regreso de Napoleón desde la isla de Elba, Chateaubriand pidió a Luis XVIII que permaneciese en el trono enfrentándose a Napoleón, pero aquel huyó a Gante y, con él, Chateaubriand.

Sirvió como embajador en Berlín (1821) y Londres (1822 durante el reinado de Luis XVIII (época durante la cual su cocinero inventó la preparación del filete que lleva su nombre), llegando incluso a ejercer el cargo de ministro de Asuntos Exteriores (28 de diciembre de 1822 al 4 de agosto de 1824). Del realismo moderado había pasado a formar parte del partido de los ultramonárquicos de cuyo periódico, Le Conservateur, fue director.

 Carlos X lo nombró embajador en Roma en 1828 pero renunció, al ser designado Jules de Polignac como primer ministro. En 1830 se negó a jurar lealtad a Luis Felipe, lo que significó el fin de su vida política. Se retiró para escribir sus Memorias de ultratumba (Mémoires d'outre-tombe, publicadas a título póstumo entre 1848 y 1850), obra que se considera su trabajo más elaborado y que redactó durante cuarenta años. 

  Fue enterrado en la isla de Grand-Bé, como había pedido expresamente en su testamento, un lugar al que solo puede accederse a pie desde Saint-Malo cuando baja la marea.

Obras
1797: Essai sur les révolutions (Ensayo sobre las revoluciones); 
1801: Atala; 
1802: René; 
1802: Génie du christianisme (El genio del cristianismo); 
1804: Les martyrs (Los mártires); 
1811: Itinéraire de Paris à Jérusalem (Itinerario de París a Jerusalén); 
1814: De Buonaparte et des Bourbons (De Bonaparte y de los Borbones); 
1826: Aventures du dernier Abencerage (El último abencerraje); 
1826: Les Natchez (Los Natchez); 
1844: Vie de Rancé (Vida de Rancé); 
1848: Mémoires d'outre-tombe (Memorias de ultratumba), póstuma. 


Títulos, órdenes y empleos
Títulos
Vizconde de Chauteaubriand.​ 
17 de agosto de 1815: Par de Francia.​ 
Órdenes
1814: Caballero de la Orden de San Luis.​ (Reino de Francia) 
19 de agosto de 1823: Oficial de la Orden de la Legión de Honor.​ (Reino de Francia) 
1824: Caballero de la Orden del Espíritu Santo.​ (Reino de Francia) 
1824: Caballero de la Orden de San Miguel.​ (Reino de Francia) 
Caballero de la Orden del Toisón de Oro.
Caballero Gran Cruz de la Orden de Carlos III. 
Caballero de la Suprema Orden de Cristo.​ (Reino de Portugal) 
1821: Caballero de la Orden de San Andrés.​ (Imperio Ruso) 
Caballero de la Orden del Águila Negra.​ (Reino de Prusia) 
Caballero de la Suprema Orden de la Santísima Anunciación.​ (Reino de Cerdeña)

!HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!


Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ