CARLOS MÁRQUEZ


Resultado de imagen para CARLOS MÁRQUEZ
        CARLOS MÁRQUEZ


Su llegada a Caracas:

En el texto de José Gabriel Núñez, enriquecido con aportes del mismo Carlos Márquez, se cuenta que fue en 1936, a los 10 años, cuando el actor se mudó a Caracas.

En la capital venezolana se dio cuenta de que los cines eran recintos cerrados. Que las salas no estaban protegidas con techos de zinc ni se exponían las películas al aire libre, como era la realidad en su pueblo Guanoco, o en Caripito donde también vivió un tiempo.

Confiesa que fue en aquellos cines enormes de la capital venezolana donde se descubrió COMO intérprete. Pero su gran paso sucedió de la mano de Juana Sujo, a quien conoció en los años cincuenta. Con esta actriz, llegada de Argentina, fundó la Sociedad Venezolana de Teatro y luego el teatro Los Caobos. Se profesionalizaba así la actividad escénica. El público comenzó a formarse junto con quienes, entonces, empujaban la actividad.


Juana Sujo y Carlos Márquez se entusiasmaron entre sí, tanto en lo artístico como en lo personal. Se convirtieron en esposos. Pero en 1961, la actriz -quien lo superaba por ocho años de diferencia- se despedía de las tablas tras ser desahuciada a causa de un cáncer. Aún con la sentencia, Márquez festeja que haya participado en tres obras teatrales.

Con ese adiós concluía, según Márquez, aquel ciclo de buen teatro. Poco después, hace 46, llegaba a su vida Dolores Beltrán, a quien define como una bendición. 


El recordado Eleazar Meléndez 
En la presentación de Inolvidable poco muestra sobre su trabajo en televisión. Carlos Márquez contempla mientras la sala proyecta una fotogalería de sus amores televisivos: María Félix, Doris Wells, Liliana Durán, Hilda Vera, Amalia Pérez Díaz, Marina Baura y Pierina España. También se hace insoslayable abordar su personaje de Eleazar Meléndez. Eso fue en la telenovela La Fiera, protagonizada por Doris Wells y José Bardina para el canal RCTV en 1978.

"Mi catirrucia", pronuncia como parte de su monólogo. Al hacerlo utiliza el mismo tono que su personaje de hacendado belicoso empleaba para referirse a Isabel Blanco (Wells). El público de aquella noche lo ovacionó. No pocos se dejaron llevar por la melancolía. Las lágrimas aparecieron en parte de la audiencia.

"Eleazar me catapultó, me elevó a un nivel de actor reconocido, me dio muchas satisfacciones, y lo principal, me dio el respaldo general del público. Estoy muy agradecido con ese personaje".

¿Qué lado oscuro de usted le prestó a Eleazar Meléndez?
"Mi lado oscuro está en el subconsciente, pero yo no le veo nada oscuro a Eleazar, ni nada oculto o misterioso". Bueno, además de autoritario era, ciertamente, retorcido, "Más bien era un hombre primitivo, que obedecía a sus pasiones, a sus emociones; pero dentro de todo no dejaba de ser razonable".


También un padre que lucha contra su propio hijo y lo chantajea para arrebatarle el amor de una mujer..."Porque tiende más a ser un hombre elemental, más que un hombre refinado y eso lo hace ser un poco retorcido. En el fondo era un individuo básico".

Un personaje que le robó el show al galán José Bardina, y generó, dijeron, rivalidades entre ambos. "Así decían los titulares de aquella época. Pero no fui yo sino el personaje. Eleazar tomó tanta fuerza que no podía rebajar el impulso porque la telenovela dejaría de gustar. El lado romántico de la telenovela, con José Bardina y Doris Wells, no funcionaba, pero en eso no tenía que ver él, sino que a veces algunos personajes se imponen y eso ocurrió con Eleazar Meléndez".


¿Se siente satisfecho del teatro que se hace hoy en Venezuela?
"Me encantaría responder, pero en los últimos años no he ido al teatro".

¿Cuál es la razón?
"Estoy viejo y no puedo manejar de noche y las carreras (servicio de taxis) son caras, de manera que no puedo ir".

Habrá escuchado algunas opiniones sobre lo que se está haciendo...

"Lo que escucho es que se está haciendo un teatro comercial, pero dentro de ese teatro también hay un buen teatro que no he podido ver. De cualquier manera se está logrando una estabilidad teatral. Eso de que el público se esté acostumbrando a ir, tenemos que celebrarlo. Hay público para las cinco de la tarde, para las siete de la noche y para las diez de la noche. En ese sentido, hay un momento de solidez del teatro. Lo único que lamento es que no se realice de martes a domingo, sino solo los fines de semana. Por ahora, eso es suficiente".

¿Y usted siente el deseo y cree tener condiciones de hacer televisión?
"Siempre que me ofrezcan un personaje digno para terminar mis años de vida, sí. Y claro, que me paguen bien. Yo estoy en condiciones de trabajar".

¿Qué es un personaje digno?

"Digno es un personaje que sea representativo de los valores humanos".

¿Como se llega a los 87 años de la forma como usted ha llegado?
"Al principio de mi vida y hasta la madurez cometí errores, excesos; luego me di cuenta de que eso no estaba bien. Me dediqué a hacer una vida serena, estar refugiado en mi hogar, ser respetuoso de los seres humanos y comprenderlos. Eso es algo que se aprende. Quien no comete erorres en la juventud es porque no es humano. La cuestión está en rectificar a tiempo".

Fallece en la ciudad de Caracas ayer (26/03/2016) Paz a sus restos.

nllabanero@eluniversal.com
Twitter: @llabanero


                             !Honor, a Quien Honor Merece!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.