RAFAEL DE LA COVA

                                                                         RAFAEL DE LA COVA

Escultor nacido en Caracas el año 1851 y falleció en la Habana el 04 de junio de 1896. Hijo de Mauricio de la Cova e Isabel González. 

Inició sus estudios en la Escuela Normal, bajo la dirección de Antonio José Carranza. Alcanzó a recibir orientaciones de Martín Tovar y Tovar en Caracas, y posteriormente al obtener una beca por el gobierno del general Antonio Guzmán Blanco, se trasladó a Roma, Italia donde estudio escultura y fundición. 

De nuevo en Venezuela, fue designado profesor de escultura en la recién inaugurada Academia de Bellas Artes. De la Cova se encontraba en París en agosto de 1875. En 1878 aún permanecía en la capital francesa, donde recibiría clases de Dumont en la Academia de Bellas Artes. En Roma estudiará escultura y fundición en la Academia de San Lucas dirigida por Prosperi y fue discípulo de Constantin Dausch

De su etapa de formación se conservaba, en el Ministerio de Obras Públicas, una Cabeza de Minerva, realizada en Roma en 1877 (Esteva-Grillet, 1986, p. 148, n. 191), hoy desaparecida. Enrique Bernardo Núñez le adjudica la estatua pedestre de Guzmán Blanco erigida en la Plaza Mayor de Valencia, Estado Carabobo, en 1876 (1988, p. 243), también hoy desaparecida. De la Cova es considerado, junto a Eloy Palacios, uno de los iniciadores de la escultura monumental en Venezuela. En 1893 se le encargó su obra más conocida, el monumento a Colón en el Golfo Triste ubicada inicialmente, en la avenida Los Caobos de Caracas, cerca de Plaza Venezuela.

En 1880 funda con Manuel Espinal el Círculo Artístico para divulgar el conocimiento de las bellas artes (La Opinión Nacional, 20 de mayo de 1880). Ese mismo año colaboró en la decoración del Teatro Guzmán Blanco, hoy Municipal, con dos grupos escultóricos en yeso que decoraban el vestíbulo, al lado de la escalera presidencial: el primero, una alegoría de la Paz; el otro, con figuras mitológicas, revelaba al dios Apolo tocando su lira mientras que Neptuno, de un lado, sofrenaba un monstruo marino y, del otro, Plutón detenía a Cancerbero (descritos en Farías, 1961, II, p. 520, según la Memoria del Ministerio de Obras Públicas de 1881), ambos grupos fueron destruidos durante las reformas al teatro en 1949 y actualmente, sólo queda del escultor una estatuilla en bronce, pie de lámpara, en el interior.

En 1881 realiza el boceto de su Guaicaipuro sobre una roca en cuya base se destacaba el antiguo escudo de Santiago de León (El Monitor, 17 de agosto de 1881). Al año siguiente, el 12 de junio, contrae matrimonio con Dolores Salias en la Catedral de Caracas. Se instala en Nueva York, donde abre un taller hasta 1886, cuando regresa por un tiempo al país. El 24 de julio de 1883 se inaugura su Bolívar pedestre de bronce y pedestal de granito, realizado en cuatro meses, en la plazuela de la fachada sur de la UCV, hoy Palacio de las Academias; la obra, que costó 38.000 bolívares, fue celebrada por José Martí (El Siglo, 10 de agosto de 1883), y actualmente se encuentra ubicada en Porlamar (Estado Nueva Esparta). 


Una réplica en bronce de esta estatua fue destinada a la logia Asilo de la Paz (Ciudad Bolívar). El héroe luce una banda en el pecho con un triángulo y el grado 33 masónico (Pineda, 1983). Ese mismo año realiza un Bolívar ecuestre (fundido por Henry y Nonard), reproducido en el Morning Journal de Nueva York (18 de junio de 1883) y que será inaugurado en el Central Park de esta ciudad, el 17 de junio de 1884, regalo de Guzmán Blanco a la nación norteamericana (aún en 1923 se encontraba en el célebre parque neoyorquino, pero luego, fue desmontada debido a que presentó fallas; actualmente está sin ubicar). La obra costó 25 mil dólares. 

El 28 de octubre de 1883, Rojas Paúl le encarga las esculturas de Manuel Cedeño y Ambrosio Plaza. También en 1883 se erige el bronce de Antonio Leocadio Guzmán para la Plaza El Venezolano, que sería tumbado el 26 de octubre de 1889 en la reacción anti-guzmancista; en 1893 sería decretada una nueva escultura y De la Cova haría un vaciado de la original, inaugurada el 24 de julio de 1894 (Núñez, op. cit., p. 69; Díaz Sánchez, 1969, II, p. 243, n. 8).

En 1889 le fue encomendado un grupo escultórico con las figuras de Antonio Ricaurte llevando en una mano el arma incendiaria y Atanasio Girardot al caer en Bárbula, decretado el 28 de octubre de 1888 para la Plaza La Concordia (actualmente en El Trébol de La Bandera de la Avenida Nueva Granada, Caracas), Un fotograbado del monumento apareció en el primer número de El Cojo Ilustrado, el 1 de enero de 1892. 

El 24 de julio de 1889 se inaugura el Monumento a Carabobo erigido en la Plaza Bolívar de Valencia, que El Cojo Ilustrado del 1 de marzo de 1894 (pp. 83-84) adjudica a De la Cova: el monolito de mármol con base de granito había sido decretado por el general Hermógenes López el 21 de septiembre de 1887; tiene en su plinto el escudo de Carabobo y tres notables alto-relieves en bronce, uno de ellos firmado por el escultor y todos por el fundidor Nelli de Roma; éstos representan a Bolívar en Carabobo, la resistencia de la Legión Británica, y el encuentro del batallón Valencey y tropas gran-colombianas.

En diciembre de 1894 el general Ignacio Andrade, gobernador del Estado. Miranda, le comisiona una estatua pedestre en bronce del precursor Francisco de Miranda, cuyo modelo en barro estaba concluido a comienzos del año siguiente (El Tiempo, 4 de enero de 1895). La obra fue develada en la Plaza Bolívar de Villa de Cura (Estado. Aragua) el 28 de octubre de 1895.

A comienzos de 1895 sostuvo con Arturo Michelena una polémica en la prensa sobre la política cultural de Guzmán Blanco (El Siglo, 6 de febrero), que tal vez lo llevó a perder el favor del gobierno de Joaquín Crespo. De este mismo año es su busto de Antonio José de Sucre instalado en el Palacio de Gobierno de Barquisimeto (reubicado en 1907 en la Plaza Bolívar de la misma ciudad). Su obra más conocida sigue siendo, sin embargo, el monumento a Colón en el golfo Triste ).

El artista fue contratado en 1893; la obra tuvo un costo de 206.278 bolívares y se fundió en Nueva York, pero no recibió destino público sino hasta el 26 de octubre de 1898. Sobre esta pieza ha escrito Juan Calzadilla: "De la Cova se inclina a cierto gusto neobarroco, adquirido en Europa, si bien la grácil figura del navegante, despojada de gravidez, adquiere, dentro de su majestad, cierto aire de veracidad clásica" (1977, p. 17).

El escultor tuvo su taller entre las esquinas de Pajaritos a La Palma, por lo menos desde 1887 hasta 1893, fecha cuando lo traslada, a la esquina de La Bolsa. Mauricio de la Cova, fallecido en 1892, fue en su época considerado también "escultor notable".
fuente: diccionario biográfico de Venezuela, editorial, GLOBE/ www.wikipedia.org.
                            

                        ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!






Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ