IRMA FELIZOLA DE MEDINA ANGARITA

Primera Dama de la República
 entre 1941-1945.
                                                                                
                 IRMA FELIZOLA DE MEDINA ANGARITA


Nació en Zaraza. Estado Guárico en 1914. Hija de Girólamo Felizola Ferrari, de origen italiano y de Angelina Fernández Toro, de origen Guariqueño. Descendiente de una próspera familia ganadera establecida por generaciones en la ciudad de Zaraza y extendida por todo el Oriente del Guárico, dedicada a inmensos fundos de la producción agrícola y pecuaria. Fue la menor de siete hermanos.

Casada alrededor de 1936, en Caracas, con Luis Alejandro Vegas Vázquez, luego divorciada, sería en la ciudad de Nueva York, donde Isaías Medina, quedaría prendado de la bella joven llanera.

En la ciudad de Caracas contrae matrimonio a las 11:00 A.M. del 30 de abril de 1941, con Isaías Medina Angarita, ante Guillermo Anderson, Prefecto del Distrito Sucre del Estado Miranda. La ceremonia se efectuó en una quinta en Los Chorros, residencia del señor Font Carrera. Sus padrinos fueron Eleazar López Contreras y doña María Teresa Núñez Tovar de López Contreras, además de familiares cercanos de ambos contrayentes.

La misma mañana de su matrimonio, se dirigió a pasar la luna de miel en San Juan de Los Morros. El día 04 de Mayo de ese año regresó a Caracas, convertida en Primera Dama de la República.

Desde su alta posición se condujo con discreción y ecuanimidad, ejerció con devoción sus funciones, dedicándole gran empeño a las Casas Cunas y al Comité de Damas Bolivarianas. En esta etapa de su vida, nacen sus dos hijas Irma Alejandrina y María Angelina. Luego del golpe de estado, del 18 de octubre de 1945, brilló cuando se unió a la disidencia, su vida transcurre exilada en la ciudad de Nueva York, en compañía de sus hijas Irma Alejandrina, María Angelina y Diana Beatriz, viviendo en un apartamento modestamente amueblado, nacerá allí su cuarto hijo, Isaías Enrique.

En 1946, a apoyo a su esposo, tras ser acusado por parte del Tribunal de Responsabilidad Civil y Administrativa, de enriquecimiento en beneficio propio y en detrimento de la Nación; el General Medina decide escribir una exposición dando cuenta de la gestión política- administrativa de su gobierno, desde 1941 hasta el 18 de octubre de 1945; realiza los primeros contactos con una empresa editorial en Argentina y seguidamente ocurre el golpe contra Gallegos; el manuscrito no fue publicado, y correspondió a la Sra. Irma Felizola, conservar celosamente los originales del manuscrito escrito por el ex- mandatario.  Después de su muerte,  Doña Irma, su viuda, decide publicarlo en Caracas.

En 1952 se les permite regresar a Venezuela, y un año después muere el General Medina,  y en la difícil hora de la caída del gobierno presidido por su esposo, supo mostrar entereza y valor, ante las agresiones de todo tipo de que fuera objeto junto a éste, elevándose con altivez y justo orgullo en su estatura de viuda. Irma Felizola de Medina rechazó funeral ofrecido por Pérez Jiménez, “Ese muerto es mío y yo lo entierro”–dijo la viuda al ministro Vallenilla Lanz.

Tras el derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez, en 1958, por iniciativa de Miguel Otero Silva, de ampliar la Junta Patriótica, para doblegar el llamado “pacto a tres”, pasa ser integrante de la misma y donde figurarán además, los nombres de Lorenzo Fernández, Numa Quevedo, Manuel R. Egaña, Raúl Leoni, Ignacio Luis Arcaya, entre otros más,dan fe de su respaldo a la Junta de Gobierno sobre las bases de los principios democráticos que anuncia defender el mismo contralmirante Larrazábal al asumir el mando. Fue Miembro de Honor del Ateneo de Caracas.

Desde entonces, dedicó el resto de vida a sus hijos, y como mujer, desarrolló un verdadero culto y veneración hacia la figura de su marido. Muere en Caracas el 20 de abril de 1994. fuente: Venezuela en retrospectiva.

            !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ