JACQUELINE KENNEDY O

                                                        Jacqueline Kennedy 
Nació en Nueva York, el 28 de julio de 1929-, y muere en la misma ciudad, el 19 de mayo de 1994. 
Fue la esposa del (35) trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, y primera dama de los Estados Unidos durante su presidencia desde 1961 hasta el asesinato de su esposo en 1963. 

Cinco años más tarde se casó con el magnate naviero griego Aristóteles Onassis; permanecieron casados hasta su muerte en 1975. 

Durante las dos últimas décadas de su vida, Jacqueline Kennedy Onassis tuvo una carrera como editora de libros. Es recordada por su contribución a las artes y la preservación de la arquitectura histórica, su estilo, elegancia y gracia. Un icono de la moda, su famoso traje rosa Chanel se ha convertido en un símbolo del asesinato de su esposo y una de las imágenes perdurables de la década de 1960.

Su madre tenía ascendencia irlandesa y la de su padre incluía francesa, escocesa, e inglesa. Su bisabuelo materno emigró de Cork, Irlanda, y más tarde se convirtió en el superintendente de las Escuelas Públicas de la Ciudad de Nueva York. Michel Bouvier, el tatara-tatara-abuelo patrilineal de Jacqueline, nació en Francia y fue contemporáneo de José Bonaparte y Stephen Girard. Él, era un ebanista, carpintero, comerciante y especulador de bienes raíces radicado en Filadelfia. La esposa de Michel, Louise Vernou, era la hija de John Vernou, un estanco émigré francés, y Elizabeth Clifford Lindsay, una mujer nacida en Estados Unidos. 
El abuelo de Jackie, John Vernou Bouvier Jr., fabricó una ascendencia más noble de su familia en su libro de historia familiar, Our Forebears ("Nuestros antepasados"). Los estudios recientes y la investigación realizada por el primo de Jackie, John H. Davis en su libro The Bouviers: Portrait of an American Family ("Los Bouvier: Retrato de una familia americana"), han refutado la mayoría de estos linajes de fantasía.

Jacqueline Lee Bouvier nació en Southampton (Nueva York), hija del corredor de bolsa de Wall Street John Vernou Bouvier III y Janet Norton Lee. La hermana menor de Jackie, Lee Radziwill, nació en 1933. Los Bouvier se divorcian el año 1940. Janet se casó más tarde con el heredero de Standard Oil, Hugh Dudley Auchincloss, Jr. en 1942 y tuvo dos hijos más: Janet Jennings Auchincloss y James Lee Auchincloss.
Bouvier pasó sus primeros años en la ciudad de Nueva York y East Hampton (Nueva York), en la finca de la familia Bouvier, "Lasata". Tras el divorcio de sus padres, las hermanas Bouvier dividieron su tiempo entre las casas de su madre en McLean (Virginia) y Newport (Rhode Island), y las casas de su padre en Calle 74 125 (Manhattan) y Long Island. Bouvier asistió a la Chapin School en la ciudad de Nueva York. A una edad muy temprana, se convirtió en una amazona entusiasta, y montar a caballo siguió siendo una pasión de por vida.
Bouvier asistió a la escuela Holton-Arms de Bethesda, Maryland, desde 1942 hasta 1944, y la escuela de Miss Porter en Farmington, Connecticut, de 1944 a 1947. Cuando hizo su debut en sociedad en 1947, el columnista de Hearst, Igor Cassini, la apodó "debutante del año." A partir de 1947, Bouvier pasó sus dos primeros años de universidad en el Vassar College en Poughkeepsie, Nueva York, y luego pasó su primer año (1949-1950) en Francia – en la Universidad de Grenoble en Grenoble y en la Sorbonne de París – en un programa de estudios en el extranjero a través de Smith College en Northampton (Massachusetts). 

Al regresar a casa a los Estados Unidos, se trasladó a la Universidad George Washington en Washington D. C.; se graduó en 1951 con un título de Bachelor of Arts en literatura francesa. La graduación universitaria de Bouvier coincidió con la graduación de secundaria de su hermana, y las dos pasaron el verano de 1951 en un viaje por Europa. Este viaje fue el tema del único libro autobiográfico de Jacqueline, One Special Summer (Un verano especial), con su hermana como co-autora; y también es la única de las publicaciones de Jacqueline que cuenta con sus dibujos.
Jacqueline Bouvier y el entonces representante de los Estados Unidos John Fitzgerald "Jack" Kennedy pertenecían al mismo círculo social y asistían a menudo las mismas funciones. Fueron presentados formalmente por un amigo en común, el periodista Charles L. Bartlett, en una cena en mayo de 1952. Kennedy estaba entonces ocupado postulándose para el Senado de los Estados Unidos pero después de su elección en noviembre, la relación se volvió más seria y llevó a su compromiso, anunciado oficialmente el 25 de junio 1953.
Se casaron el 12 de septiembre de 1953, en la iglesia St. Mary en Newport, Rhode Island, en una misa celebrada por el Arzobispo de Boston Richard Cushing. La boda fue considerada como el evento social de la temporada, con un estimado de 700 invitados a la ceremonia y 1200 en la recepción que siguió al Hammersmith Farm.
Los recién casados fueron de luna de miel a Acapulco, México, antes de instalarse en su nuevo hogar, Hickory Hill en McLean (Virginia). Detrás del glamour, sin embargo, la pareja se enfrentó a varios reveses personales. Jack tenía algunos problemas de salud serios entonces desconocidos por el público: sufría de la enfermedad de Addison y de un crónico y a veces debilitante dolor de espalda debido a una herida de guerra. Durante el otoño y el invierno de 1954, se sometió a dos delicadas operaciones espinales que casi resultaron fatales. Además, Jackie sufrió un aborto natural en 1955 y dio a luz a una hija muerta llamada Arabella en 1956.
La pareja terminó vendiendo su Hickory Hill al hermano de Jack, Robert Francis "Bobby" Kennedy, su esposa Ethel Skakel y su familia en crecimiento, y compró una casa en la calle N en Georgetown. Jackie posteriormente dio a luz a una segunda hija, Caroline, en 1957, y un hijo, John-John, en 1960, ambos a través de cesárea. Un segundo hijo, Patrick, nació prematuramente en una cesárea de emergencia el 7 de agosto de 1963, y murió dos días después.
El 14 de febrero de 1962, realizó una visita guiada por la Casa Blanca para la televisión norteamericana. El primer gran proyecto de Jacqueline fue redecorar la casa presidencial. Consideraba que la decoración anterior estaba vacía de contenido histórico. Como amante de la historia, pensaba que la mansión tenía que representar plenamente a su país. Trabajó duro para encontrar muebles antiguos auténticos y obras de arte que encajaran con el diseño de la Casa Blanca. Encontró retratos originales de personajes como Thomas Jefferson y Benjamín Franklin. Sabía que sus hijos estaban bajo la mirada del público pero decidió  protegerlos  de la prensa y  darles una infancia normal.
Junto a su marido, planificó numerosos actos sociales que los llevaron a ser protagonistas de la vida cultural. No fueron como las anteriores parejas presidenciales; apreciaban el arte, la música y la cultura. Invitaron a artistas y músicos a cenas y fiestas; celebraron actos especiales en honor de los ganadores del Premio Nobel; y transformaron por completo las cenas de estado que se celebraban en la Casa Blanca.
Jackie Kennedy estaba sentada al lado del Presidente cuando éste recibió el disparo que lo mató el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas. La señora Kennedy testificó ante la Comisión Warren haber visto como saltaban trozos de la cabeza de su esposo, a pesar de que, según el film que registró el magnicidio, la posición de la primera dama no le permitía ver la cabeza de su esposo al menos hasta un segundo después de que recibiera el disparo. En cuestión de segundos, Jacqueline se subió a la parte trasera del vehículo presidencial con miedo y pánico.
Su templanza en los momentos posteriores al asesinato hizo que se ganara la admiración del mundo entero. Presidió el funeral por el presidente, llevando a sus dos hijos de la mano, caminando tras el ataúd desde la Casa Blanca hasta la catedral de Sant Matthew, en la que se celebró un funeral masivo. Jackie fue la encargada de encender la llama en la tumba de su esposo en el Cementerio de Arlington.

El periódico londinense The London Evening Standard dijo de ella: «Jacqueline Kennedy ha dado al pueblo estadounidense una cosa que siempre habían deseado: majestuosidad». Una semana después del asesinato concedió una entrevista para la revista Life. En esta entrevista habló de los años de Kennedy como «los años de Camelot». Durante un año no hizo ninguna aparición pública.
El 20 de octubre de 1968 se casó con el armador griego Aristóteles Onassis. Cuando su cuñado Robert F. Kennedy fue asesinado meses antes, Jacqueline creyó que los Kennedy sufrían una persecución y que tanto ella como sus hijos debían abandonar los Estados Unidos.
El matrimonio con Onassis cobraba sentido: él tenía el dinero y el poder suficientes para darle el estatus y la protección que buscaba; ella tenía el estatus social que él necesitaba. Onassis finalizó un sonado romance con la diva María Callas para poder casarse con Jackie. La boda se celebró en la isla privada de Skorpios.
El matrimonio no fue por amor. Las relaciones con los hijos de Onassis fueron tortuosas y Jackie al poco tiempo de casada, dio rienda suelta a una serie de gustos extravagantes que su afligido marido tenía que satisfacer a costa de grandes sumas de dinero en recursos malgastados y dedicación extra de sus empleados.
La pareja pasaba poco tiempo junta. Mientras Onassis viajaba con Carolina y John (el hijo de Onassis, Alejandro Onassis, había introducido a John en el mundo de la aviación), a Jackie se la vio rara vez en compañía de su hijastra Christina Onassis, quien  finalmente la rechazó.
Al cabo de unos años la relación se deterioró completamente y Onassis, ya hastiado, decidió que era tiempo de desembarazarse de su costosa esposa, que pasaba la mayor parte de su tiempo viajando y comprando, y empezó a tramitar su divorcio mientras intentaba reconquistar nuevamente a María Callas. Mientras estaban tramitando aún el divorcio, Onassis murió el 15 de marzo de 1975, dejando una gran herencia a Jackie y desencadenando un litigio con Christina Onassis.
Pasó los últimos años de su vida junto a Maurice Tempelsman, un industrial belga, comerciante de diamantes. En 1994 se le diagnosticó un linfoma, un tipo de cáncer que estaba en avanzado estado de desarrollo. Murió en su apartamento de la Quinta Avenida de Nueva York, el 19 de mayo de ese mismo año a la edad de 64 años. En su memoria, la gran reserva de agua del Central Park fue nombrada "Jacqueline Kennedy Reservoir".
Su funeral fue televisado en todos los Estados Unidos. Fue enterrada junto a su primer esposo, el presidente Kennedy. La ceremonia, aunque tenía carácter privado, contó con intervenciones de personajes como el presidente Bill Clinton.www.wikipedia.org

                   !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.