CARMEN LUCILA DE PETIT


                                                 CARMEN LUCILA GARCÍA DE PETIT

Nace nuestra biografiada, en Adícora, Estado Falcón, República Bolivariana de Venezuela, el 15 de Octubre de 1906, siendo sus padres Narciso Antonio García y Trina Riera de García. 

Tuvo por hermanos: Víctor Antonio García, Antonina García de Romero, Narciso García (hijo) Ismenia de Méndez, Vicente Barreno, Simeón Barreno, María Barreno, Carmen Antonia Flores, y Joaquina Carrasquero.

Desde el Hatillo de los Pozos, Península de Paraguaná, un 16 de Septiembre de 1930, se avecindó en SANTA ANA de Paraguaná, y hasta su partida al seno de la Divina Providencia el 24 de Septiembre de 1990 se constituyó en “LA MAESTRA CACHÍA”. 

 Fue en el HATILLO donde se inició como maestra, con apenas 6to grado de instrucción, pero, depositaria  de los conocimientos básicos para capacitar a los pequeños, y de  mucho amor por la docencia. 

Con apenas 24 años de edad, es designada  Maestra en la población de Santa Ana, el 18 de septiembre de 1930. Y,el 15 de abril de 1936, celebra matrimonio con el joven Perfecto Rafael Petit Román, en Pueblo Nuevo, estado falcón,  del cual nació su única hija de nombre Trina, en homenaje a su madre fallecida.

 Fue en su casa de habitación en la calle comercio de Santa Ana, Península de Paraguaná, donde funcionó la Escuela Federal Nº 30 y que después sería la Nº 257, que ante la carencia de pupitres, los niños debían  llevar  su silla.  La matrícula no era estipulada, pero atendía unos sesenta alumnos, quien a pesar de todo, siempre impuso el orden y el respeto a sus alumnos. Con ella, se instauró el uniforme escolar, como una manera de compensar las carencias existentes. Y como anécdota podemos referir el hecho de que sus antiguos alumnos no fumaran en su presencia y por ende, cuidaban su lenguaje.

Como educadora laboró durante 22 años ininterrumpidos en Santa Ana, al final de ellos, obtuvo su jubilación, con una asignación quincenal de 235 bolívares bs y fue sustituida en el cargo por la maestra Gloria Leen de Hurtado.

Como mujer y madre feliz, siempre manifestó un carácter alegre y con sentido del humor, rasgo heredado de su padre, Don Narciso, pero justa, a la hora de requerir las obligaciones a sus alumnos. A seguidas tomaré del libro “Querida mamá, querida Cachía” algunas opiniones de su persona: cuya autora es su hija Trina Petit García. 

“Cachía es inolvidable, ella fue para mí, como mi segunda madre” (Aura Dolores Cayama)
“Se acabó la gracia en Santa Ana” doctor (Juan Salima), al enterarse de su muerte.

Fueron muchos los homenajes recibidos en vida, entre los cuales haré mención de algunos:  El Centro Bolivariano de Paraguaná (1984) otorgó diploma” POR SU VALIOSO TRABAJO CREADOR EN PRO DE LA CULTURA EN NUESTRA COMUNIDAD” Designación de su nombre para la biblioteca pública de Santa Ana.”CARMEN LUCILA DE PETIT”

El periodista y amigo Daniel García enalteció la labor pedagógica de la maestra Cachía,  en la obra “LA PARAGUANÁ DEL RECUERDO”  Tomo II, haciendo extensivo ese conocimiento a otros apartados lugares. La Junta Parroquial de Santa Ana también le rindió un homenaje póstumo  en la Casa de la Cultura a los dos meses de su partida, julio 1990, placa que lleva inscrito lo siguiente: EN HONOR A LA MAESTRA CACHÍA” “SANTA ANA APRENDIÓ A ESCRIBIR EN EL PIZARRÓN DE SU CIELO”

El periodista Miguel Barreno Jatar, uno de sus “hijos en el afecto", publicó en los diarios “Médano” y “La Mañana” un amplio reportaje en cuyo título se lee: “CACHÍA UNA MUJER MODELO DE BONDAD Y EDUCACIÓN”

Designación de su nombre para la promoción del sexto grado de 1.991 de la Escuela Básica “Narciso Antonio García”.



“HONOR A QUIEN HONOR MERECE”


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.