GENERAL GREGORIO RIERA

                              GENERAL GREGORIO RIERA-PADRE


GENERAL GREGORIO RIERA nació el año 1812 y fue conocido popularmente como el viejo RIERA. Antes que un militar, fue hombre de trabajo con el que logró acumular una gran fortuna, que en su mayoría logró gastar en las luchas políticas que sostuvo al frente del numeroso partido que había formado, y por otra parte, siempre tenía la bolsa abierta para ayudar a los necesitados.

Presidente del Estado Falcón  el año 1872 y luego en 1874 Comandante de Armas, sitio en donde fue sorprendido por el General León Colina en su poderosa revolución.

José Gregorio Riera fue un gran batallador en los campos de guerra, así como en los de la política, y habría ocupado más espacios en los dominios de la política nacional si se hubiese amoldado a las curvaturas de ésta, a las evoluciones acomodaticias que son como sus armas de mecanismo, pero su carácter sólo sabía de RECTAS.

El culto por su palabra era una de las mayores fuerzas de su condición de GLADIADOR. Su familia fue propensa a participar en las contiendas bélicas, así uno de sus tíos Domingo Riera formó parte de los ciento cincuenta centauros de Las Queseras del Medio.

Muere en CORO a los 100 años de edad, en el completo dominio de sus facultades físicas y mentales. Le fue dispensado por el Gobierno Nacional los honores militares que le correspondían por su alta Jerarquía.

La oración fúnebre estuvo a cargo del escritor R. Cayama Martínez 

quien al referirse a tan Ilustre Falconiano dijo: …” ya no existe el anciano soldado ilustre y benemérito que tanta fama diera a la milicia heroica y legendaria; sumida queda en el arcano insondable la venerada reliquia que nos quedaba de la antigua edad heroica de la República; abatida está la columna en cuyo soberbio capitel posáronse más de una vez, en gallardía triunfal, las águilas potentes de nuestra gloria militar. Fuente: “CURIANA” DE RAFAEL SÁNCHEZ

             ¡HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ