HENRY RUBIO

                                                                      HENRY RUBIO
                                                                       Por: MAGAZINE DIGITAL

Henry Rubio es uno de los músicos venezolanos que pueden mostrar tras de sí un amplio currículum en su condición de músico acompañante. 

Son muchos los años que tiene ya al frente de su instrumento el que comparte con el cuatro en algunas ocasiones. Hoy día, la situación del país y específicamente la de la industria del entretenimiento lo mantienen en cierto sentido alejado de los estudios de grabación, por lo que su arte solamente puede ser disfrutado por los afortunados comensales de un restaurante caraqueño donde comparte el escenario con su colega, el no menos famoso Ramón Hernández. Allí conversamos con Henry para conocer su historia.
“¿Dónde naces Henry?”
“En Caracas, en la populosa parroquia de Catia,específicamente en el año 1948. Pero al poco tiempo nos mudamos a La Pastora”.
“¿Cómo es tu acercamiento a la música? ¿Tienes recuerdos musicales de cuando eras niño?”
“Si tengo y muchísimos. Imagínate que Magdalena Sánchez ensayaba en mi casa de La Pastora.¿Y porque ensayaba allí? Pues porque resulta que mi cuñado, Pascual García,esposo de mi hermana era la primera voz de un trío muy famoso en la época llamado El Trío Canta Claro. Y él vivía con nosotros, porque tú sabes como eran esas casas inmensas de antes que tenían tanto espacio. Yo tenía 8 o 9 años cuando eso. Además, todos los fines de semana me llevaban a la manga de coleo del Club Los Cortijos, en donde también tocaban, y allí también podía escuchar mucha música”
“¿Recuerdas con quien ensayaba Magdalena?”
“Sí, en el arpa estaba Santana Jiménez, “El Negro”Padilla en las maracas, Miguel Ángel Garcés en el bajo y nada menos que José Antonio López, el de “Río Manzanares” iba regularmente a ensayar en el cuatro” 
Es entonces de esta manera como nuestro artista comienza a desarrollar un gran amor por nuestra música. Y por lógica su infantil curiosidad lo llevaba pronto a intentar la ejecución de algún instrumento.
“¿Empiezas con el cuatro?
“¡Si! Aprendí a tocarlo con ellos, pero además mi sobrino Rómulo García, hoy día esposo de Lilia Vera, me enseñó algo. Yo punteaba y el acompaña o viceversa y así empezamos. Pero resulta que cada vez que salíamos de alguna de aquellas fiestas los instrumentos se quedaban en la casa. Y así a los once años ya empiezo a agarrar el contrabajo”
“¿Y cuando llega el arpa?”
“Eso es algo realmente insólito. En esa época existía el programa Brindis a Venezuela, quizá el más famoso de los programas criollos. Y un 31 de diciembre, cuando Pascual iba para allá, se encontró a un muchacho al que estaban botando de una pensión,a quien no querían entregarle su ropa porque no había pagado y el muchacho tenía un arpa a su lado. Y llegó Pascual y se la compró por solo cincuenta bolívares y se la llevó a la casa no con la intención de dármela a mí, sino a uno de sus hijos. Pero ellos no le pararon mucho, en cambio yo, cada día, al llegar del liceo comenzaba a darle y poquito a poco fui empezando a tocarla”
“Hugo Blanco me ha contado que él aprendió arpa solamente viendo tocar a los demás. ¿Ese es tu caso?”
“Por supuesto. A mí nadie me enseño. Yo también aprendí viendo a los demás. Y claro… escuchando los discos de Torrealba”
“Ese es tu gran maestro¿Verdad?”
“El mío solamente no. El de todos. Los arpistas siempre hemos escuchado algún número de Torrealba por lo bonito, por lo sencillo” 
La música para aquellos años llega a atraparlo completamente hasta tal punto que abandona sus estudios para dedicarse por completo a ella. A principios de los años setenta se inscribe en la Escuela de Música, donde solo puede cursar dos años pues la cantidad de compromisos copaban todo su tiempo. 
“¿Cuándo comienzas como profesional?”
“Yo diría que ya desde el Club Los Cortijos, pues allí siempre me daban algún numerito para que lo tocara. Y luego, en mi casa en La Pastora yo siempre ensayaba en el zaguán. Y, ¡Esta es otra buena historia! todos los días pasaba por allí
Ángel Jiménez “El Turubao” quien se iba caminando a Radiodifusora Venezuela al programa que ya te nombré. Y un día tocó la puerta y pidió hablar con mi mamá. Y era para pedirle permiso para que yo tocara en el programa. Tenía tan solo 13 años en ese momento. 
Allí conocí a todos los grandes: Catire Carpio, Juan del Campo José Romero, etc. Y comencé a tocar todos los días de lunes a viernes. José Romero Bello era el arpista recio, cosa que yo no era”
“Y todavía no lo eres”
“No, yo siempre he tocado música estilizada. Toda la vida. Todo lo que he grabado ha sido estilizado. Grabé con el Catire Carpio y con Jesús Moreno y hasta acompañé al Carrao de Palmarito, pero fueron unos pasajitos” 
A la fecha, Henry ha perdido la cuenta de los discos en los que ha intervenido como solista o como acompañante, pero recuerda con cariño especial aquellos en que su arpa destacó al frente de la Orquesta Sinfónica de Londres y de la Orquesta Filarmónica de España, en producciones Freddy León.
“¿Te has presentado en el exterior?”
“¡Si como no! Estuve dos años en México y esa es otra historia curiosa. Fui con el conjunto de Torrealba a una presentación durante una semana en el programa Sábados con Saldaña y allí mismo me cayeron unos músicos que se empeñaron en contratarme para tocar música latinoamericana. Y así fue que con el grupo Los Guaicas viajamos por casi todo el territorio mexicano”
“¿Qué arpistas actuales llaman tu atención?”
“Sinceramente hay tantos y tan buenos. El año pasado estuve como jurado en el Festival de El Silbón en Guanare y allí uno era mejor que el otro. Muchachos de 15 años. Allí está Carlos Orozco “Metralleta” que es increíble y todos estos muchachos jóvenes van por su camino”
“¿A quien te gustaría acompañar?”
“Mira, yo he acompañado a Alfredo Sadel, a Mario Suárez, Carlos Almenar Otero, a Héctor Cabrera y a todas las grandes cantantes de aquí. A Plácido Domingo, a Marco Antonio Muñiz, a Camilo Sesto. ¿De ahí a quién?”
“¿Sigues estudiando el instrumento?”
“¡En lo absoluto! Tengo cuarenta y pico de años tocando arpa y ya lo que aprendí lo 
aprendí”.
               !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

CARMEN VICTORIA PÉREZ, ANIMADORA.