JESÚS RODRÍGUEZ CUBA

JESÚS RODRÍGUEZ CUBA

Por: LUIS AULAR LEAL
Fotos: Oniel Gómez 

"Una amplia sonrisa acompaña a su siempre enérgico saludo. Aunque unos dicen que es de barro, trabaja con fibra de vidrio y cemento. Su licencia; es creativa, para trasformar la más tosca piedra en vida y color. 

Jesús Rodríguez Cuba, nacido en Punto Fijo, pasó su infancia en la Comunidad Cardón y aunque siempre sintió inclinaciones por la pintura y escultura, fue ya adulto, después de laborar por años en contratistas y trabajar con maquinaria pesada, cuando decidió dedicarse a su verdadera pasión, el arte..."
..........
Nacido el año 1950, y desde temprana edad realiza figuras de barro, aunque se le asocia a sus tallas en madera y el modelado con barro sobre estructura de metal al que va agregando capas de cemento o madera y fibra de vidrio, logrando por estos procedimientos obras de un acabado realista.

Sus temas predilectos son la representación de los caracteres y las personalidades de las figuras, tanto de ficción como reales o históricos, ej: Alí Primera y El Quijote.

  Su obra se ha caracterizado por representaciones tridimensionales de peces que llegan a alcanzar lasproporciones reales como pez espada de 4 metros de largo o el tiburón, de 2m, el aguja blanca, de 2m, el pampano, de 1,50 m, el aguja azul y el pez dorado 

  La gente permanece junto a lo que ama, quiere y le apasiona; es por eso que "Chucho" Rodríguez está destinado a vivir cerca del mar. Quizás eso hizo que un día se detuviera, en medio de Los Taques y Villa Marina para fundar Villa Langosta, su casa, taller y restaurante.

  No es Noé y no tiene arca, pero se ha hecho patriarca de tortugas, flamingos, tiburones, peces espada, cientos de iguanas y langostas que ha construido con sus manos. "Las ideas me llegan de pronto, de imprevisto, en cualquier momento" -comenta- y es así como su horario lo establece la caprichosa voluntad de la musa.

   Sería difícil explicar cómo, el caso es que las mascostas de "Chucho", que son más bien sus amigos, le entienden. Ha desarrollado una facultad para comunicarse con las guacamayas, chivos, pavo reales e incluso las ardillas que viven en Villa Langosta. "Ven acá bonita", le dice a una guacamaya; y de pronto ordena "¡vente malandra!" y una iguana baja de lo más alto de un cují hasta donde está él. 

  Artista, o brujo playero, ha creado para sí y para el mundo, una suerte de República Independiente; pequeña nación de sirenas, tiburones e hipocampos, nacidos de la turbulencia creativa donde navega su imaginación.

 Las esculturas que tiene en exposición permanente parecen tener un hipnótico poder hacia los turistas, quienes curiosos se detienen a contemplarlas y es así, porque Jesús Rodríguez Cuba ofrece su arte y amistad a todo aquel que lo visita. fuente:patrimonios culturales venezolanos 2004-06, ediciones del ministerio de la cultura.



         !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!



Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ