WILLIAM MORTON


                                                      WILLIAM MORTON

William Thomas Green Morton fue un odontólogo estadounidense y pionero en la aplicación de anestesia en cirugía y odontología. Llevó a cabo en 1846 la primera demostración pública de la utilización del éter como anestésico administrado por inhalación. 

Nace el 09 de agosto de 1819 en Charlton, Massachusetts; y muere el 15 de julio de 1868 en Nueva York .

Fueron sus padres James Morton y de Rebecca Morton, oriunda de Charlton, Massachusetts, cuyo apellido de soltera era Needham. Antes de hacerse odontólogo, William Morton había trabajado como empleado, tipógrafo de imprenta y comerciante en Boston. 

En el año 1840 ingresó primeramente al Baltimore College of Dental Surgery y luego se trasladó, en 1842, a Hartford, Connecticut, donde continuó sus estudios bajo la tutoría de Horace Wells. Más adelante ambos serían socios. Morton abandonó la odontología para dedicarse a estudiar cirugía maxilar en el Baltimore College. 

En el año 1842 inauguró su consultorio privado como dentista. En 1842 y 1843 trabajó junto a Horace Wells. Aproximadamente un año después, Wells comenzó a utilizar gas hilarante en el tratamiento de sus pacientes. Tras numerosos experimentos de terapias del dolor con sus pacientes, Wells quiso demostrar públicamente en Boston el gas hilarante como anestésico, pero esta demostración fue un fracaso.

El 30 de septiembre de 1846 concurrió a su consulta el chelista Eben Frost aquejado por una fuerte infección purulenta que le producía un dolor de muelas, tan intenso, que estuvo de acuerdo en probar el éter para su extracción.​ Cuando el paciente despertó de la anestesia, le confirmó a Morton que no había sentido ninguna clase de dolor durante la extracción de la pieza dental. Confirmó así a Morton y a su asistente, el doctor Hayden, el éxito de la intervención. 

Al día siguiente apareció la noticia en el Boston Daily Journal: «Tras la inhalación de un preparado, cuyo efecto anestésico y narcótico duró aproximadamente un minuto, se le extrajo un diente a un caballero en la tarde de ayer sin que sintiera ninguna clase de dolor»​
Inmediatamente al día siguiente, el cirujano y urólogo George Hayward (1798–1863) operó​ un tumor adiposo a un paciente anestesiado con éter. El reconocimiento general del procedimiento desarrollado por Morton tuvo lugar tras la amputación de una pierna, efectuada el 7 de noviembre de 1846 por Henry Jacob Bigelow en una paciente de veinte años.​
Morton intentó primeramente ocultar la sustancia activa que había utilizado y denominó este éter arreglado con sustancias aromáticas «Letheon» (palabra derivada del griego lethe, que significa «olvido»), para obtener provecho de la patente. Pocas semanas después, durante la operación el 7 de noviembre de 1846, fue obligado por su auditorio a revelar el secreto. 
Morton, sin embargo, no fue el primero en aprovechar el efecto narcótico del éter para detener el dolor en las intervenciones quirúrgicas. El 30 de marzo de 1842, el doctor Crawford Williamson Long ya había extirpado sin dolor un tumor de la nuca a un paciente, usando para ello una toalla embebida en éter. Pero este último cirujano omitió hacer una publicación al respecto, quitándose con ello a sí mismo su legítimo derecho a reclamar la prioridad. www.wikipedia.org

                !HONOR, A QUIEN HONOR MERECE!

Comentarios

Entradas populares de este blog

BELÉN SANJUAN COLINA

SIMÓN BOLÍVAR- CARTAS A MANUELA SÁENZ